Los chats que colocan a Daniel Mendoza como líder de la red

  Actualidad

Los chats que colocan a Daniel Mendoza como líder de la red

La Fiscalía expone las conversaciones entre el asambleísta, sus subalternos y el contratista del hospital. El dinero de la obra era entregado al legislador

Daniel-mendoza-audiencia
El asambleísta Daniel Mendoza luego de ser detenido por la policía en Manabí.EXPRESO

Con las conversaciones vía WhastApp entre Daniel Mendoza, sus subalternos y el procurador común de la constructora del hospital de Pedernales, la Fiscalía trazó cómo funcionaba la red de corrupción en cuya cúpula sitúa al asambleísta de Alianza PAIS. Esos chats fueron presentados durante la audiencia de formulación de cargos por el delito de delincuencia organizada.

Mendoza, según el planteamiento fiscal, se encargaba de “realizar acciones que coadyuvaban a la obtención de contratos de obra pública principalmente en la provincia de Manabí” y se apoyaba en varias personas que están ahora procesadas también por lavado de activos.

Asambleísta Tanlly Vera

“Subcomisión no puede investigar a Mendoza”

Leer más

Pero ¿cómo funcionaba esta red para lucrarse de los fondos públicos destinados a la reconstrucción de Manabí? Según la Fiscalía, debajo de Mendoza se encuentran Jean Carlos Benavides, su asesor en la Asamblea y procesado el 15 de mayo por lavado de activos, y Franklin Calderón, un ingeniero manabita a cargo de la fiscalización del hospital de Bahía de Caráquez y que también fue detenido dentro del mismo operativo.

Calderón, quien dentro de la red es denominado como ‘banquero’, coordina con José Santos, denominado ‘chofer’, el retiro de unos cheques que debían ser firmados por José Véliz, el contratista del hospital, para luego ser entregados a Daniel Mendoza.

“Jean Carlos que es el mano derecha de Daniel (...) necesita a alguien para que se vaya hacer firmar esos cheques donde el contratista que está en Pedernales, pero que los cheques tiene que pasarlos viendo en Portoviejo, y luego de hacerle firmar tiene que pasarle dejando en un sobre manila a Daniel Mendoza en Bahía”, le dice por mensaje Franklin Calderón a José Santos.

El contrato para la construcción del hospital de Pedernales fue adjudicado, por segunda vez, por el Servicio de Contratación de Obras al Consorcio Pedernales Manabí, conformado por Jhonny Toala Hidalgo y José Véliz Saltos (quien está detenido), por un valor de 16,4 millones de dólares.

Sin embargo, pese a que la construcción no tiene ni un 3 % de avance, el consorcio movilizó, sin justificación alguna, 7,3 millones de dólares del dinero asignado para su ejecución (8,2 millones), según determinó la Contraloría en un examen con indicios de responsabilidad penal.

En otra de las conversaciones expuestas por la Fiscalía, Calderón habla con Mendoza sobre otros cheques relacionados con la misma obra.

“¿Cómo te fue en lo otro?”, le pregunta Mendoza a Calderón, a lo que este responde: “No pude llamar a José Veliz (contratista), pero lo llamo en la tarde y ya no alcancé a ir a la cooperativa de comercio a depositar los cheques pero el lunes a primera hora los depósitos”.

Del teléfono del asambleísta se extrae otra conversación que tiene con Calderón, donde este último le dice que aún no le han pasado la lista de personas que deben ingresar a trabajar a una obra, a lo que Mendoza le responde con un listado de ocho personas que Calderón reenvía al superintendente de la construcción del hospital de Bahía de Caráquez.

Estos hechos demuestran el rol jerárquico que tiene Daniel Mendoza dentro de la organización.

Diana Salazar,
fiscal general en la audiencia de formulación de cargos.
MANABÍ

Detenidos el asambleísta Daniel Mendoza y el director del Secob por "corrupción" en el hospital de Pedernales

Leer más

Este Diario pidió a la abogada de Mendoza, Gabriela Moreira, una versión sobre el tema, pero hasta el cierre de esta edición su respuesta no llegó.

Volviendo a Pedernales, la Fiscalía encuentra una conversación entre José Véliz y Franklin Calderón, en la que el contratista envía al subalterno de Mendoza una foto del comprobante de pago del anticipo que Finanzas hizo al Consorcio Pedernales Manabí.

“Ya está el anticipo, Jalil es certero no miente”, le dice Véliz a Calderón y menciona al subdirector del Secob, Jorge Jalil Ponce, quien es buscado por la Fiscalía.

Calderón reenvía esa foto a Daniel Mendoza y le dice: “Compa ya está confirmado la acreditación. Me dicen que revises que ya debe estar acreditado y que mañana hay que iniciar con lámpara así sea”.