El plan de externalización excluye a los pacientes de más riesgo

  Actualidad

El plan de externalización excluye a los pacientes de más riesgo

Las enfermedades catastróficas y raras están entre las de más impacto ante la falta de medicinas. Pero el programa es para los fármacos de uso común

José Ruales_MSP_Externalización
El ministro de Salud, José Ruales, durante la demostración del plan de externalización de farmacia el pasado 15 de julio.Cortesía

El plan de externalización del servicio de farmacia, el programa anunciado desde el año pasado por el Gobierno como la vía para solucionar de manera definitiva el problema del desabastecimiento de medicinas en los hospitales públicos, excluye sin embargo a los pacientes que están entre los más afectados y en mayor riesgo para su salud por la falta de los fármacos que requieren para sus tratamientos: los que padecen enfermedades llamadas catastróficas y raras.

Ecuador

Es oficial: Ecuador atraviesa una nueva ola de covid

Leer más

Ellos son quienes más han expresado su reclamo de medicamentos a través de oficios formales a las autoridades, plantones en los exteriores de los hospitales, mensajes en redes sociales y recursos judiciales, como las acciones de protección constitucional.

Como se ha informado, entre las enfermedades catastróficas están todos los tipos de cáncer, las malformaciones congénitas, los tumores cerebrales o los trasplantes de órganos. Entre las denominadas raras o huérfanas constan la acromegalia, fibrosis quística, distrofia muscular, lupus, artritis reumatoide juvenil y muchas más.

Los pacientes han reiterado que la falta de medicinas corta sus tratamientos, lo que provoca una reactivación y avance de su enfermedad a un nivel usualmente irreversible y que puede poner en riesgo su vida.

Gustavo Dávila, presidente de la Alianza Nacional por la Salud, un colectivo que agrupa a 33 gremios y fundaciones de pacientes de diversas patologías, confirma que los medicamentos que ellos requieren no están entre los que entregará la externalización.

Según les han explicado, estos fármacos son especializados y requieren de una cadena de frío, por lo que no los puede tener cualquier farmacia. “Aspiramos a que por lo menos lleguen a las farmacias de los hospitales”, agrega Dávila.

Rafael Palacios, presidente de la Asociación de Padres de Niños con Cáncer (Apnacc), dice que ellos ya habían advertido de esta situación, cuando en abril pasado enviaron al Ministerio de Salud la lista de medicinas que necesitan los pacientes de varias de las citadas enfermedades, para consultar si estaban en el listado de las que iban al proceso de externalización. Les respondieron que no.

El argumento que les dieron fue que estos pertenecen al segundo y tercer nivel de atención (hospitalario); y que además “son de administración parenteral” (inyectables), por lo que requieren ser aplicados por un profesional de la salud.

José Ruales_MSP_Externalización

Salud inaugura la fase de prueba del plan de externalización del servicio de farmacia

Leer más

El plan de externalización fue presentado oficialmente el pasado 15 de julio en Guayaquil por el ministro de Salud, José Ruales. En su intervención indicó que el plan comprende 325 medicamentos de uso común en consulta externa. Y que de ellos, las farmacias privadas ofrecerán solo los más utilizados en el hospital cercano. Por ejemplo, en el de Monte Sinaí son 197 productos.

El ministro agregó que seguirán comprando, por emergencia o por catálogo electrónico, las medicinas especiales o de mayor costo para enfermedades como tuberculosis, oncológicas, sida y otras. Y que las entregarán en los propios hospitales o centros de salud.

LA INCERTIDUMBRE SOBRE EL IESS

Buena parte de los pacientes de enfermedades catastróficas y raras se atienden en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Pero a diferencia del Ministerio de Salud, este no ha anunciado algún proceso de compra de medicamentos para solucionar el desabastecimiento.

La normativa de la externalización también incluye al IESS, pero allí tampoco hay noticias de ese proceso. El IESS declaró la emergencia en Salud un mes después de que la decretara el presidente Guillermo Lasso.