Actualidad

Explosión en bodega de mina deja calor

Solo lograron recoger partes anatómicas del enfermero fallecido

Bodega
Explosión. El lugar quedó destruido y varias viviendas sufrieron daños.Expreso

Alrededor de dos horas les tomó a los equipos especializados recoger los restos humanos de Robinson González Espinoza, el enfermero de 34 años que murió trágicamente luego de explotar una bodega donde se almacenaban explosivos destinados para la minería.

Salinas

La ciudadanía denuncia que la violencia llegó a su tope en Salinas

Leer más

El hecho ocurrió en el cantón Portovelo, provincia de El Oro. El lugar parecía un campo de guerra: paredes de concreto derrumbadas, ventanales trizados, columnas caídas y hasta los árboles se desprendieron de la tierra. Ese es el panorama que se vive en el barrio Miraflores, donde unas 13 viviendas resultaron afectadas.

(Lea también: La Libertad: cuatro personas han sido asesinadas en menos de 24 horas )

La víctima llegó la mañana del jueves 7 de diciembre a una mina ubicada en el sector Casa Negra, allí ingresó a la bodega de explosivos y por causas que aún están en investigación, se generó la explosión. Según algunos trabajadores del lugar, quienes prefirieron la reserva, el occiso era enfermero, pero también conocía sobre explosivos en mina.

“Está hecho picadillo, la bodega explotó con todo, hasta pedazos de carne cayeron a unos 50 metros”, dijo un obrero minero, quien al momento de la explosión estaba lejos del sitio. La desesperación se apoderó del barrio, pues algunos ventanales se rompieron y las paredes se cuartearon debido a la onda expansiva que afectó 700 metros a la redonda. 

Fueron al menos 13 casas las que salieron afectadas. Sus restos están siendo velados en el barrio El Guayabo, hasta ese sector alejado de la ciudad llegaron los amigos y compañeros del fallecido, que deja una hija en la orfandad.

(Además: Guayaquil: Asesinan a tres personas en la ciudadela Simón Bolívar )

Mientras la familia González-Espinoza vive su dolor, en el barrio Miraflores hay 13 hogares que quedaron afectados y ahora piden ayuda para poder arreglar sus viviendas. Cristian Aguirre, uno de los moradores de la zona, cuenta que luego de la primera explosión “lo único que hicimos fue salir; luego de dos minutos vino otra detonación”.

¿Quieres leer contenido de calidad? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

puerto pesquero de Esmeraldas

Nueva muerte violenta en puerto de Esmeraldas

Leer más