La mora patronal que afecta al IESS supera los $ 2.000 millones

  Economía

La mora patronal que afecta al IESS supera los $ 2.000 millones

No solo el Estado es el gran deudor, también las empresas, con el 48 % de lo que se adeuda. Apenas un 2,5 % recurre a las facilidades de pago.

c1ee0c92-af91-40b0-87d2-7fbcceedbcb9
La mora patronal agrava la delicada situación del IESS.Archivo.

La mora patronal con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) se ha incrementado 51 % desde 2019, año previo a la pandemia. Sin embargo, solo 2,5 % de los empleadores con deudas han accedido a facilidades de pago.

FgRIUGxWYAAihv3

María de los Ángeles Rodríguez es la nueva vocal de los empleadores en el IESS

Leer más

Con corte al 23 de agosto pasado, la mora ascendía a 2.078 millones de dólares, que corresponden a 407.296 empleadores, según datos del IESS. El saldo en mora es comparable con el presupuesto del 2022 para el Seguro General de Salud: 2.177 millones. Por tipo de empleadores, 48 % del saldo en mora se concentra en empresas, públicas o privadas (sin incluir a independientes o firmas unipersonales).

En algunos casos, los montos son altísimos. El Grupo Epacem, integrado por Epacem y Negcorpbis, que se dedicaba a la producción de aceites vegetales, tiene una deuda por 10,6 millones de dólares, detalló el abogado de la firma, Alik Pinos. El monto viene acumulándose por casi una década, luego de una fuerte caída del precio del aceite de palma, que complicó la situación financiera del Grupo. Pinos explicó que la mayor parte corresponde a obligaciones patronales con extrabajadores de Negcorpbis, quienes fueron liquidados hasta septiembre pasado, pero aún se mantiene la deuda del IESS.

thumbnail_info
Infografía.Expreso.

“El plan es reactivarnos como empresa y llegar a un convenio de purga en mora”, aseguró el abogado, tras reconocer que el IESS poco ha actuado para cobrar este haber, teniendo la posibilidad de haber embargado la hacienda del Grupo.

Cuando hay mora patronal, los afiliados son los grandes perjudicados, quienes se ven impedidos de recibir prestaciones económicas del IESS o préstamos del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess). En ocasiones, ni siquiera se les informa a tiempo de esta situación. Esto le ocurrió a una extrabajadora de una empresa de comunicación, de la que fue despedida en mayo de 2021. Seis meses después se enteró de que su exempleador estaba en mora con el IESS, cuando le fue imposible retirar sus fondos de cesantía y de reserva. Ese dinero (alrededor de 17.000 dólares) lo requería para solventar deudas que se incrementaron por el desempleo y atrasos en el pago de su liquidación.

La pandemia es un motivo, pero el IESS tampoco ha tenido una gestión eficiente de cobro.

Patricia Borja, especialista en Seguridad Social 

En respuesta a un pedido de información, el IESS señaló que cuando existe mora el afiliado no puede acceder a estas prestaciones: pensiones, préstamos, cesantía, fondos de reserva (de períodos no cancelados), subsidios y seguro de desempleo. Sin embargo, una reforma al artículo 96 de la Ley de Seguridad Social, de agosto de 2021, incluyó al seguro de desempleo como una de las prestaciones a las que puede acceder el afiliado aun cuando los patronos estén en mora.

Además, en septiembre de ese año la Corte Constitucional declaró la inconstitucionalidad de una frase del artículo 94 de la Ley de Seguridad Social, por lo cual ahora el IESS está en la obligación de conceder prestaciones económicas    (excluyendo las del Biess) cuando se cumplan los requisitos de ley, “aun cuando no se haga efectiva la responsabilidad del patrono”, recalcó Patricia Borja, analista en seguridad social. “Hay falta de aplicación de la normativa por el propio IESS. Es grave que no se esté cumpliendo”. La Corte también dispuso que en el plazo de un año, el IESS debía efectuar una auditoría para solucionar los problemas en los procedimientos de cobro de deudas patronales.

No ha habido un avance en esto, sino un retroceso. Es necesario un examen actuarial de las deudas. Hay que dar facilidades de pago, porque tampoco pueden cerrarse empresas.

Ángel Sánchez, presidente del Frente Unitario de Trabajadores

EXPRESO ha solicitado desde hace más de un mes entrevistas con el presidente del Consejo Directivo, Alfredo Ortega; el director, Diego Salgado; y la directora de Recaudación y Cartera, Karla Bermúdez, para conocer las gestiones realizadas con respecto a estos temas. Pero hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta.

Entre las facilidades que ofrece el IESS están los acuerdos de pago, que dan plazos de hasta un año para personas naturales y de 36 meses para personas jurídicas. En los convenios de purga de mora, el plazo es de hasta 10 años, con garantías. No obstante, apenas 10.171 empleadores se han acogido a acuerdos de pagos parciales y 208 a convenios de purga de mora. Además, 35 % de los convenios suscritos en 2022 se han incumplido, indicó el IESS.

GERENTE-DEL-BIESS

Carlos Julio Arosemena es ratificado como nuevo gerente general del Biess

Leer más

Aunque existen empresas privadas con deudas millonarias, que han impedido por años que trabajadores o extrabajadores accedan a prestaciones de la seguridad social, para César Rodríguez, quien fue removido como vocal de los empleadores ante el Consejo Directivo del IESS, esto no es un problema “grave” de las grandes y medianas firmas, puesto que según un informe de su vocalía estas compañías apenas adeudan 55 millones por mora patronal.

El problema de la mora patronal es social, más que económico. Esto lo hemos venido informando. Lamentablemente el presidente del Consejo Directivo no toma cartas en el asunto.

César Rodríguez, vocal removido de empleadores
ante el IESS

Sin embargo, eso contrasta con ciertos casos ya citados, como el de Epacem, pues sorprende que un solo grupo acumule más de $ 10 millones. Increpado por su gestión, la de tender un puente como intermediador entre IESS y empresas, lo que hubiese permitido que estas compañías se pongan al día, Rodríguez destaca su pedido de revisión del Reglamento de Aseguramiento, Recaudación y Gestión de Cartera para dar mayores facilidades.

WhatsApp Image 2022-10-24 at 3.24.25 PM

Eficiencia del IESS, también en manos de dos vocales

Leer más

Para el vocal, existen problemas administrativos que ponen trabas y demoras a empresarios que quieren acogerse a las facilidades de pago, incurriendo a veces en “problemas de corrupción”. Otros negocios, añadió, están en su derecho de apelar la validez de sus obligaciones, un cobro sin concretarse mientras el proceso de verificación concluya.

Deudas de independientes, otro problema que se agudiza

De los 2.078 millones de dólares de mora patronal con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), 51 % corresponde a profesionales independientes, artesanos o dueños de empresas unipersonales.

Según datos del IESS, con corte al 23 de agosto, hay 298.941 independientes en mora. Esta cifra no solo incluye a afiliados activos, sino también pasivos, es decir personas que dejaron de ser empleadores independientes, pero mantienen la deuda, o cuando esta se transfiere a sucesores de una empresa, por venta, o herederos, por fallecimiento.

Para César Rodríguez, vocal removido de los empleadores que fue recientemente removido ante el Consejo Directivo del IESS, la deuda patronal responde a un problema social, más que económico.

Según un informe técnico de su vocalía con corte a julio, 97 % de los haberes del sector privado se concentraba en unipersonales, micro y pequeñas empresas; mientras el restante era de medianas y grandes compañías.

“Lo hemos venido informando. Pero lamentablemente el presidente del Consejo Directivo no toma cartas en el asunto. Esto es incobrable”, recalcó Rodríguez, para quien esto también es consecuencia de un problema administrativo, puesto que, a su juicio, a los independientes se les debería suspender la afiliación cuando caen en mora, como ocurre con los voluntarios. Sin embargo, si el afiliado no notifica su salida, la deuda sigue creciendo. “Sabemos que el unipersonal es el que más ha sufrido en la pandemia”.

Alfredo Ortega Maldonado

El Seguro Social afina su nuevo Consejo Directivo

Leer más

La analista en seguridad social Patricia Borja explicó que muchas personas por desconocimiento no generan este aviso y se siguen generando planillas de cobro. En otros casos, la persona encuentra trabajo bajo relación de dependencia y deja de aportar como independiente, pero nunca reporta al IESS su salida.

Borja recordó que hay que tomar en cuenta que los ingresos de un trabajador autónomo son fluctuantes. La aportación mínima como independiente corresponde al 17,6 % del Salario Básico Unificado (SBU).