Economía

“No sé por qué el gerente del BIESS denuncia injerencia. No es verdad”

Jorge Wated, presidente del Directorio del IESS aún analiza una ruta de cambio en la entidad, amenazada por una descapitalización que ahora es agravada por actos de corrupción dentro de los hospitales

JORGE WATED, DIRECTOR+IESS
Jorge Wated habla de sus próximos retos que van desde cómo sanear al ente de casos de corrupción hasta cómo hacerlo más sostenible en el tiempo.Amelia Andrade / Expreso

En mayo pasado, los afiliados del país descubrieron a través de EXPRESO la difícil situación de iliquidez por la que atraviesa el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess). Por primera vez en la historia, las alertas provenían de su propio gerente contra la gestión interna que desencadenó en su renuncia esta semana por injerencias del directorio. Este Diario ha buscado a Jorge Wated, presidente del Directorio del IESS, para que transparente el estado real del sistema, golpeado no solo por la falta de recursos sino por nuevos casos de corrupción. 

troncoso+biess

Vinicio Troncoso presenta su renuncia irrevocable a la gerencia del Biess

Leer más

- Es lamentable, pero los afiliados del IESS tienen la sensación de que no paran de saquearles. Primero con una descapitalización acelerada de los fondos del Biess y ahora con los casos de corrupción dentro de los hospitales.

- Y yo también tengo esa misma preocupación. Mi reacción ha sido pública, desde que me he sentado no he hecho otra cosa que destapar ollas de grillos. Son cientos de casos denunciados en la Fiscalía. Y tenemos otra revelación más con la que nos hemos topado, que no está relacionada a hospitales sino a los servicios mortuorios. También hemos detectado que existe una mafia que está perjudicando el sistema del IESS, pero eso es algo que solo haremos público el lunes (mañana).

- Usted menciona ser quien destapa esa olla de grillos, pero el hasta hace una semana gerente general del Biess, Vinicio Troncoso, renunció esta semana aludiendo injerencias del directorio, esto tras denunciar que al Banco del IESS se le acabará la liquidez en agosto y que no le han permitido sacar a 11 funcionarios...

- Sí hay problemas en el flujo de caja; en eso todos estamos de acuerdo, pero eso no es de ahora. Ha sido evidente desde octubre del año pasado, desde que el Gobierno dejó de pagar su aporte del 40 % para los jubilados. ¿Por qué sale? Sale por decisión propia, desde que yo llegué al Directorio él expuso esa voluntad de renunciar.

- Porque, según dijo, quiso sacar a 11 funcionarios con observaciones de la Contraloría y el Directorio se opuso. ¿Se refiere a usted? ¿O a quién? 

- Conmigo ha salido con una buena relación, tengo un buen criterio de él, pero no entiendo por qué denunció esa injerencia. No es verdad. De hecho puedo demostrarlo con mensajes (muestra su celular): él me informa que va a sacar a 11 personas. ¿Qué le respondo yo? “Dale”. Pedí un informe y vimos que en su periodo entraron 174 personas y se fueron 95. Si sacó a 95, ¿por qué no iba a poder sacar a 11 más?

- Eran observadas por Contraloría ¿Quizás eran cabezas claves?

- No lo sé. Yo he estado poco tiempo, conmigo no ha habido esa injerencia y no sé si antes la hubo.

El bodeguero del hospital Teodoro Maldonado está preso. Hemos querido nombrar a un reemplazo, pero no se ha podido porque lo amenazan a lo Pablo Escobar. Esa es la situación acá.

- Dice que prevé denunciar más casos de corrupción, ¿más insumos médicos comprados con sobreprecio? ¿Quiénes están involucrados?

- Ahora no le puedo dar esa información, esperemos un poquito. Podrán conocer más detalles este lunes.

- ¿Han podido identificar ya quiénes han firmado los contratos irregulares dentro de los hospitales?

- Hemos subido a la web de la entidad 6.000 contratos de un universo de 30.000 que analizaremos. Nosotros no podemos ir más allá de lo que nos permite la ley. Son la Fiscalía y la Contraloría los entes que deben intervenir y ya lo están haciendo... El IESS tiene un total de 101 hospitales, ya hay 14 (los más grandes) que están intervenidos.

- La Fiscalía habla de toda una red. ¿A quién ha separado?

- Ahora no tengo un número exacto, pero más de 20 personas ya están fuera, aunque es un proceso que apenas empieza. Cada día identificamos que una de esas personas sigue por aquí metida. Voy a hacer un planteamiento al Consejo Directivo. Mi postura es que los directivos de hospitales sean nombrados en función de la selección de un consultor internacional que busca perfiles, tipo Deloitte, PwC. Con esto evitaríamos una elección a dedo y logramos un proceso independiente. Actualmente hay un concurso que se hace con el Consejo Nacional Electoral, pero nombrar a 101 miembros de hospitales me tomaría dos años. En Machala ya fuimos a pedir sugerencia al Colegio de Médicos. Aceptamos la propuesta, vamos a ver cómo nos va, pero no podemos vivir en ese esquema.

- Todas estas irregularidades afectan a las arcas del IESS. ¿Ya hay un estimado?

- Es complicado aún porque todavía hay mucho por analizar. Pero tomemos un caso clave: el Teodoro Maldonado suma más de $ 40 millones por cuentas por pagar de contratos adjudicados. Hemos revisado, pero hasta ahora se han pagado solo $ 10 millones, eso está sin problemas, pero los otros $ 30 millones están retenidos, $ 10 millones de ellos ya con anomalías que han ido directamente a Fiscalía. Eso, solo en ese hospital, donde tenemos una situación complicada. El bodeguero de este hospital está preso y hemos querido nombrar su reemplazo, pero no se ha podido. ¿Por qué? Porque lo amenazan a lo Pablo Escobar. Eso es lo que estamos viendo acá. Pero este es un tema de años.

- Troncoso antes de irse dio un ultimátum. Pidió al Gobierno retomar desde agosto el pago del 40 %. Hasta ese mes, dijo, sería posible cubrir con liquidez las necesidades del sistema. ¿Hay solución?

- Con el Ministerio de Finanzas estamos viendo un cronograma. Nos han ofrecido un pago por $ 430 millones. Existe ese compromiso, lo que ahora nos toca es esperar que se dé.

- Ya han incumplido compromisos previos, ¿hay plan B si no paga el Gobierno?

- Lo estamos construyendo. Así me pague el Estado, sabemos que el fondo no es sostenible en el tiempo. Necesitamos salir a vender más, tener más asegurados (hasta mayo, 240.000 personas se desafiliaron), tratar de gastar menos y financiar todo lo que se tiene que financiar.

Vamos a entrar a cobrar el 9 % de los ingresos que los afiliados tienen por décimo tercero y décimo cuarto (sueldo). La propuesta se elevará al Consejo para que una vez que lo apruebe comience a regir para el siguiente décimo, que ya tocaría en diciembre.

TRONCOSO+BIESS

El Biess, como botín político, “se fraguó desde sus inicios”

Leer más

- ¿Qué es lo más urgente?

- Hay un estudio actuarial que sugiere varias cosas. Se habla de mantener una rentabilidad superior al 7,5 % y de incrementar la edad para jubilarse. No estoy diciendo que eso se hará, pero eso es lo que se sugiere. Por otro lado, hay medidas como modificar el cálculo para sacar la pensión, ya no con base en las cinco mejores aportaciones, sino con base en 10 o 20 años, que no es lo mismo. Yo he pedido informes de cuáles serían los resultados de esto. Otro tema es cobrar el 9 % por décimos a los afiliados. Cuando te pagan tu décimo tercero y tu décimo cuarto los recibes completos, no te descuentan un dólar para el Seguro. Eso no está considerado, pero cuando tú te jubilas, el Seguro sí te paga décimo tercero y décimo cuarto. Lo que se busca es financiar eso. Entonces, vamos a entrar a cobrar el 9 %.

- O sea, cargar más al trabajador. ¿Desde cuándo? ¿Cuánto obtendría el IESS por esto?

- Más de $ 500 millones anuales. Esto lo estamos subiendo al Consejo para que una vez que lo apruebe comience a regir para el siguiente décimo, que ya tocaría en diciembre. Esta es una de las alternativas que se están planteando como medidas urgentes, porque no está financiado. Otra cosa que no está financiada es el fondo de salud para los hijos menores de los afiliados. Son $ 200 millones en menores de edad y enfermedades catastróficas que tampoco cubría el Seguro, y que hoy sí cubre. Acá tenemos el seguro universal y está bien, pero esto debe ser sostenible.

No solo es un tema de robo, es un tema de administración, el modelo entero está caduco. Pero con nerviosismo político no se puede resolver nada.

- ¿Privatizándolo?

- No, porque está prohibido en la Constitución, pero como alternativa barajamos la posibilidad de concesionar hospitales, hacer que un privado los administre, que no es lo mismo que privatizar. Estamos hablando de aplicar las APP (alianzas público-privadas). Si esto nos representa un ahorro, es bueno. Yo sí me arriesgaría a agarrar un hospital pequeño para concesionarlo, a ver qué resultado me da... Llevo un mes en esto, lo plantearemos para el debate. De seguro surgirán muchas opciones, pero lo que no puede pasar es el nerviosismo político que lleva a la gente a reprochar cualquier alternativa de solución. Para mí, el modelo actual es caduco.