Ahorrar, la gran lección que nos deja el coronavirus

  Economía

Ahorrar, la gran lección que nos deja el coronavirus

Un experto del Banco ProCredit analiza lo que de ahora en adelante las personas deben hacer con su dinero, cosas que antes no hacían.

Leciones de ahorro
Es necesario ahorrar siempre.cortesía

Más de una lección nos deja esta pandemia. A muchos los tomó con la salud débil, a otros con las finanzas enfermas.

"El brote del COVID-19 y la declaratoria de la emergencia sanitaria han generado un cambio, no solamente en la forma en que las personas se relacionan, o que cuidan de su salud, sino también en el terreno de las finanzas personales", señala Francisco Nazati de Banco ProCredit.

Quienes dependían de un ingreso como asalariados han debido reacomodar sus finanzas, señala, dado que, dependiendo de la empresa en la que trabajan, pudieron o no haber recibido puntualmente sus salarios; y aquellos cuyo salario se componía de un monto fijo más uno variable, con seguridad vieron mermados sus ingresos”, explica  Este cambio, como no podía ser de otra manera, ha obligado a la ciudadanía a replantear sus necesidades y a direccionar mejor sus gastos.

En definitiva, ¿qué enseñanzas económicas nos deja este virus? El representante de Banco ProCredit detalla a continuación las principales lecciones:

  1. Priorizar gastos. Frente a la crisis económica que se vive actualmente, las personas se han visto en la obligación de consumir lo que es estrictamente necesario. “Esto, si se mira desde el lado positivo, significa que las familias son más conscientes de los gastos y se han dado cuenta de que se puede generar ahorros importantes simplemente con cambiar de hábitos de consumo”. Hoy más que nunca, la ciudadanía entiende la importancia de cuidar cada centavo, y esto evidencia que es posible maximizar nuestro presupuesto haciendo compras más inteligentes y rendidoras.
  2. Para quienes recibieron la crisis sin haber generado ahorros, seguramente el golpe ha sido más duro. De acuerdo con el experto, toda persona que, recibiendo un ingreso mensual, priorice el ahorro (independientemente del monto) antes de realizar cualquier gasto, y el monto restante lo distribuya entre los ítems que necesita consumir, logrará construir un fondo sólido que le permitirá navegar fácilmente en momentos de dificultad económica.
  3. El COVID-19 ha direccionado la atención de los cuentahabientes hacia las transacciones en línea, lo que genera ahorro tiempo y dinero
  4. Ahora se debe indagar qué instituciones les ofrecen las mejores alternativas para administrar sus ahorros. Es decir, el que tenga una oferta de servicios financieros que ayuden a administrar mejor su dinero y que reduzcan notablemente los costos financieros.