El 2020 terminó con un déficit fiscal menor a lo esperado

  Economía

El 2020 terminó con un déficit fiscal menor a lo esperado

El hueco de recursos cerró en $ 6.900 millones, 800 millones menos que lo previsto. Hasta diciembre, el Gobierno ajustó sus gastos 8,5 % frente a 2019

plataforma
Plataforma Gubernamental, que alberga las oficinas del Ministerio de Economía y Finanzas, en Quito.Archivo.

En materia fiscal, 2020 terminó mejor de lo que se esperaba para el Gobierno ecuatoriano. El déficit fiscal, es decir, el hueco o faltante de recursos que se genera debido a que los ingresos no alcanzan a cubrir todos los gastos, llegó a $ 6.900 millones.

thumbnail_IMG_0614

El Gobierno busca blindar el Banco Central antes de irse

Leer más

El 9 de diciembre pasado, el ministro de Economía y Finanzas, Mauricio Pozo, señaló que espera que el déficit cierre en $ 7.700 millones, $ 1.000 millones menos a lo proyectado en meses pasados. El resultado final superó, incluso, a las expectativas optimistas del titular de la cartera de Estado.

¿A qué se deben los mejores resultados? Debido a la caída de los ingresos por la crisis agravada por la pandemia de COVID-19, el fisco se vio obligado a ajustar sus gastos en 2020, aseguró Jaime Carrera, secretario del Observatorio de la Política Fiscal.

“La falta de dólares en el Estado hace que se restrinja el gasto, lo que han hecho es restringir un poco el gasto, emitir deuda interna (...) Porque el sector público está paralizado”, dijo Carrera.

Pozo1

Un 2021 con petróleo a $ 37 y menos financiamiento chino

Leer más

Por ejemplo, uno de los gastos más importantes que tiene que efectuar el fisco año tras año es el pago de sueldos y salarios. Al cierre de diciembre, el Gobierno destinó para ese rubro un total de $ 8.592 millones, una caída de 7,6 % frente a 2019. Tras la llegada del coronavirus, el régimen tomó medidas como desvinculación de empleados públicos de diversas entidades y recortó temporalmente los salarios.

La falta de dólares en el Estado hace que se restrinja el gasto, lo que han hecho es restringir un poco el gasto, emitir deuda interna (...) Porque el sector público está paralizado.

Jaime Carrera, secretario del Observatorio de la Política Fiscal

Otra acción que ha ayudado al Gobierno a recortar gastos ha sido el teletrabajo. En medio del confinamiento, el régimen dispuso a los empleados públicos trabajar desde casa. La medida ha implicado menores egresos operativos en suministros de oficina, movilización de funcionarios, etc.

50669620603_29d9af783c_c

La monetización de activos del Estado no será considerada en los ingresos de la proforma para 2021

Leer más

La cuenta de bienes y servicios, que registra esos gastos operativos del Estado, terminó diciembre en $ 3.168 millones, 28,2 % menos que 2019.

En esa misma línea, el gasto de capital, es decir, obra pública terminó en $ 5.014 millones, 10,3 % menos comparado con 2019. El pago de intereses también cayó gracias a la renegociación de la deuda. Hubo una reducción de 7,5 % frente al año previo.

En total, los gastos fiscales se redujeron en $ 2.058 millones al concluir el año, es decir, una caída de 8,5 % si se compara con 2019. Del otro lado, los ingresos totales sufrieron una caída de $ 4.453 millones, 22,9 % menos frente al año previo.

Finalmente, los ingresos tributarios cerraron el año en $ 12.330 millones, lo que significa un ajuste de 14,8 %.

Los ingresos petroleros fueron los que más se redujeron el año pasado. El Gobierno recibió por concepto de venta de crudo un total de $ 450 millones, $ 737 millones menos frente a 2019. Las cifras muestran una contracción del 62 %. La caída de los costos en el mercado internacional más la rotura de los oleoductos afectaron al sector hidrocarburífero en este año.

Otros gastos

  • Aranceles: Uno de los rubros que más se ajustó en materia de recaudación de impuestos es el cobro de aranceles:tuvo una caída de 33 % frente a 2019. La caída en las importaciones de productos impactó en su recaudación.
  • Gasto social: El gasto en seguridad social y bono de desarrollo humano aumentó en 2020. Las transferencias al IESS crecieron 16,6 %, al Issfa 15,8 %, al Isspol 24,3 %. En el caso del bono de desarrollo humano, las transferencias aumentaron 6,8 % el año pasado.
  • GADs: Las transferencias a los gobiernos autónomos descentralizados también se vieron afectadas por la situación fiscal. Al cierre de 2020, el Gobierno central destinó $ 2.665 millones, un ajuste de 19,5 % frente a 2019.