Quito

El optimismo del regreso a clases invade a chicos y padres

Alrededor de 50 estudiantes asistieron de manera voluntaria al Benalcázar.  La iniciativa marca el inicio de un plan piloto de retorno presencial.

Regreso a clases - Benalcázar
Felicidad. Los estudiantes pudieron verse con sus amigos luego de varios meses de educación en línea.Henry Lapo

Con uniforme de parada, ligeramente despeinados, pero atentos, unos 50 alumnos de segundo y tercero de bachillerato internacional aguardaban al alcalde Jorge Yunda en la unidad educativa Sebastián de Benalcázar. Asistieron padres y autoridades.

Mientras esperaban, Jennifer Chicaiza conversaba: “extraño a mis amigos, extraño compartir con ellos recuerdos que te llevas para tu vida”. Esto marca una diferencia con la rutina que había seguido durante el último año. “Levantarse cinco minutos antes, prender el computador, ponerse una camiseta presentable, pantalón de pijama y ya. Apagar la cámara y desayunar”, continúa entre risas, pero dice sentirse optimista.

Para ella el aprendizaje presencial es mucho más enriquecedor “porque por virtual te llega un mensaje y te distraes”. En esto coinciden los padres de familia y docentes, todos dicen estar alegres de estar de vuelta, pese a que se mantienen atentos al riesgo de la pandemia.

"La rutina anterior era levantarse 5 minutos antes, prender el computador, ponerse una camiseta presentable, pantalón de pijama y ya. Apagar la cámara y desayunar".Jennifer Chicaiza, estudiante
CLASES PRESENCIALES

Miles de estudiantes del régimen Sierra retornan a las aulas tras más de un año de alejamiento

Leer más

El secretario de Educación, Patricio Avilés, destacó “la voluntad férrea que han demostrado hoy (los estudiantes), de vencer el miedo, de vencer quizás a la muerte, priorizando su futuro”. El funcionario señaló que en este mes, el colegio Benalcázar obtendrá la resolución del Ministerio de Educación y se convertirá en bilingüe. También se inaugurarán cuatro paralelos de clases virtuales en octavo de básica “por la demanda que existe por la ciudadanía”, alrededor de 130 cupos.

La unidad municipal inaugurará además un módulo de clases semipresenciales para atender a otros grupos que se ven impedidos de acercarse a la institución para recibir la formación, y la Secretaría de Educación entregará más de 1.200 computadoras a cada uno de los docentes de las instituciones municipales.

“Hoy estamos haciendo un primer ensayo (de retorno a clases), con todos los cuidados necesarios, no podemos confiarnos en el virus (...) tenemos que seguir con las medidas de bioseguridad”, recordó el edil mayor, Jorge Yunda, quien invitó a los presentes a reflexionar sobre el impacto ambiental del hombre en la tierra, que según él sería una de las causas de la COVID-19.

“Los buses tienen ventilación, están tomando la temperatura y dando alcohol en gel”, dijo y especificó que el 80 % de los estudiantes ocupará el transporte escolar, un 10 % el transporte público y el resto se movilizará por medios propios. Según el alcalde, en la unidad habrá personal médico, ventilación en las aulas y salas de aislamiento en el caso de detectar algún estudiante con síntomas de la enfermedad.

"Por voluntad propia y llenando unos formularios podíamos autorizar que nuestros hijos retornen a clases. Fue la decisión personal de mi hijo el retornar a su colegio, el Benalcázar".Jenny Falconí, madre de familia

“El poder estar aquí, conviviendo, radica en una gran responsabilidad... no todos pueden hacerlo, pero el estudiantado del Benalcázar ha demostrado ser resiliente, competitivo y capaz”, manifestó la presidenta del consejo estudiantil, Ariana Vaca. La estudiante agradeció a las autoridades de la institución y a las del Municipio, y confió en que muy pronto los patios del recreo se llenarán otra vez.

Patricio Avilés

El Benalcázar y el Sucre iniciarán clases presenciales el 1 de septiembre

Leer más

El colegio Sucre también destaca

La escuela municipal Sucre forma parte del plan piloto de retorno a clases paulatino y voluntario del Municipio de Quito. El colegio inició su periodo lectivo el día de ayer.

Unos 60 estudiantes de tercero de bachillerato regresaron a modalidad presencial. El objetivo de este centro de estudios será prepararlos para el examen Transformar, requisito para acceder a la educación superior. Junto con el Benalcázar son las dos unidades educativas que dieron inicio al plan.