El 40 más que un juego es una parte de la identidad quiteña

  Quito

El 40 más que un juego es una parte de la identidad quiteña

Cada diciembre, entidades públicas y privadas disputan estos torneos como parte de las fiestas El Campeonato Mundial de la APDP es el único oficial

juego de 40
Duración. El juego duró cerca de una hora para definir a los ganadoresGustavo Guamán

Un intenso olor a pavo se desperdigaba por uno de los salones del hotel Quito. El exquisito aroma distraía por momentos a los 120 tensos y angustiados espectadores que llegaron hasta este sitio, en el centro norte de la urbe, para presenciar la final del Campeonato Mundial de 40.

WhatsApp Image 2022-11-25 at 6.03.07 PM

A Quito se lo celebra desde el ayer y hoy

Leer más

Con esta ya sumaban siete noches de partidas intensas disputadas entre las 69 parejas que se inscribieron al torneo, hace ya una semana. ‘Quemar’ neuronas, buscar estrategias y afinar otras para sumar 40 puntos y consagrarse como los monarcas de este juego tradicional de fiestas de Quito era el objetivo de muchos. Pero la suerte y audacia solo se posó sobre dos equipos, quienes llegaron hasta el cuadrilátero final que los aguardaba la noche del sábado 3 de diciembre.

Eran las 18:45 cuando el moderador del evento dio a conocer que Miguel Jaramillo y Cristian Gaibor, por un lado, enfrentarían a Diego Medina y Juan Nolivos por la corona. La experiencia versus la juventud, decían algunos. Y no se equivocaban, porque esta era la tercera vez y la vencida que participaba el primer par. El triunfo les había sido esquivo por dos años consecutivos. Y pese a las prácticas continuas no lograban abandonar ese segundo puesto.

ganadores mundial de 40
Triunfo. Los vencedores recibieron tres mil dólares y el segundo lugar, mil.Gustavo Guamán

Lo contrario sucedía con el equipo juvenil. Sus edades no superan los 26 años y en la experticia con los naipes apenas llevaban 12 años. Fueron parejas por años en torneos de barrio, escuela, colegio, pero esta era la segunda vez que concursaban en algo grande, en el torneo 53, organizado por la Asociación de Periodistas Deportivos de Pichincha (APDP). A más de divertirse un poco y festejar a su ciudad, también querían probar suerte, comentaron los muchachos.

FigUHu3WQAAWDc2 (1)

El Desfile de la Confraternidad encienden las fiestas de Quito

Leer más

19:00. Los equipos se posaron en los banquillos dispuestos. Dos jueces que avalarían la legalidad de las partidas daban las indicaciones y entre balbuceos el pedido de “honestidad por sobre el premio”, resonaba.

Entre los asistentes, un hombre de 52 años se mostraba inquieto y con jocosidad aseveraba que del juego del burro no había pasado. Desconocía las reglas y el objetivo del 40. Uno que, según la historia, tuvo su origen en la Ronda Española, práctica realizada con naipes por la aristocracia criolla, después de la colonización de América.

José Granizo, presidente de la APDP, comenta que no se sabe cómo nació a ciencia cierta el juego del 40, pero se atribuye su mentalización a las comunidades del centro- norte del Ecuador. Es decir, a las poblaciones de Chimborazo y Tungurahua. Lo único cierto, como él asevera, es que esta es una de las tradiciones más fuertes que viven pese al paso de los años en la capital de los ecuatorianos y solo se lleva a cabo en este país.

“En Quito, el primer torneo se realizó en 1969, en el Pasaje Amador, en el Centro Histórico, y esta noche estamos celebrando 53 años de llevar a cabo este evento tan importante para los quiteños”, añade Granizo.

baile en el 40
Festejo. Los asistentes bailaron el Chulla Quiteño.Gustavo Guamán

Según las reglas, el objetivo de este azar es sumar 40 puntos antes que el otro equipo. Se puede jugar entre cuatro o dos personas. La baraja española es el elemento principal, pero solo se utilizan 40 cartas. Es decir, 8,9,10 y jockers se retiran y fungen como “perros” o puntos que se otorga por cada caída (cuando coincide el oponente con una carta de la misma nominación), por limpiar la mesa (alzan todas las cartas al coincidir en una suma de las mismas, con una sola baraja). El fin principal, a más de sumar puntos de dos en dos, es acumular cartas o “cartón”, para llegar más rápido a la meta. Acumula puntos quien supere en el conteo las 19 cartas. A partir de esta se contará 6,7,8,9, en adelante, en lugar de 20,21,22... en señal de los puntos que se sumarán al marcador general.

desfile en el centro

Cerca de la culminación de las fiestas los eventos continúan en Quito

Leer más

Con una mano de 40 cartas se puede jugar dos rondas, a las que se denomina mesas chicas. Estas se desarrollan hasta que alguna pareja sume los 40 tantos que requiere. Desde 30 puntos el “cartón” ya no sirve y al llegar a 38 puntos solo es viable llegar a la meta con una caída al oponente.

19:40. El juego continúa. La primera partida la ganaron los juveniles: 40-34. La segunda vuelta se la acreditaron los expertos con un 40-16. Y la tercera y definitiva partida arrancó. La tensión entre los concursantes se desató. La incomodidad, inconformidad y molestia saltaban a la vista. Jaramillo renegaba de sus cartas en las tres manos. No tenía nada para sumar. Y Gaibor solo las escondía con recelo debajo de la mesa. Al otro lado, estaba Medina, quien sonreía en señal de éxito, pese a que Nolivos, su pareja, no dejaba el nerviosismo de lado. El puntaje era inalcanzable: 38- 10. Necesitaban los jóvenes una caída para ganar el campeonato.

Entonces Gaibor se ‘acostó’ en la mesa con un seis de negro y sin saber qué esperar, solo recibió la mano derecha que le extendió su oponente, Diego Medina. “Muchas gracias, ha sido todo por hoy”, dijo el joven, mientras le indicaba la carta con la que se acreditaba el triunfo.

“¡Bravo!,”, gritaba la muchedumbre y entre aplausos saludaban a los nuevos monarcas del 40 de la bella ciudad de San Francisco de Quito.