Ocio

Úrsula Strenge: "Creo que es el momento para abrir el corazón y caminar junto a alguien"

La presentadora y concejala está en un nuevo momento de su vida. Acaba de cumplir 47 años.

Úrsula Strenge
Úrsula disfruta de su propia compañía y libertad.Miguel Canales // EXPRESO

El pasado 1 de junio del 2020 regresó a la TV, luego de la cuarentena por el coronavirus. La presentadora, psicóloga, empresaria y concejala de Guayaquil Úrsula Strenge (47) estuvo dos años fuera de la pantalla. Su primera vez fue en el programa 'Buen dato' (CRE Televisión) y ahora es parte de 'Noticias de la mañana', de RTS.

Siempre su cumpleaños es ‘fiesta nacional’…

(Risas) Cumplo el 1 de septiembre. Me gusta celebrar en diversas reuniones pequeñas, como fiesta de pueblo. Una con mis amigas, otras con familiares, con excompañeras de colegio y universidad, compadres… En estos momentos hay que agradecer estar con vida y salud.

¿Estar cerca del medio siglo de vida no la complica?

No entro en crisis todavía, no sé si cuando llegue a los 50 empiece a preocuparme. Pero ya nos damos cuenta de los cambios en el carapacho, hay más líneas de expresión, no es tan fácil bajar de peso, la gravedad hace lo suyo y se siente que quizá hemos recorrido mucho. Siempre pensé que lo mejor era estar muy activa, pero así no se disfruta de nada.

¿Para usted la cuarentena tuvo dos escenarios, el personal y laboral como concejala?

Así es. Una vez más nos dimos cuenta de la fragilidad de la vida. Todos hemos perdido de alguna manera a alguien y se han removido muchas cosas. No en todas las personas la pandemia ha sacado lo mejor. Hay mucha gente resentida, dolida y violenta y lo expresan en las redes sociales. Cada quien vive un proceso. 

Como concejala fue durísimo. El tema de salud no es algo que le compete directamente al Municipio, tratamos de servir, pero nos queda esa espina de no haber hecho más. Recibía más de 200 llamadas al día.

Es viuda y solo de usted dependen sus hijas. ¿Sintió miedo de enfermarse y de que ellas pierdan también a su madre?

Por supuesto. Tuve mis crisis, mis momentos de pánico. Como psicóloga sabía que estar activa y ocupada iba a sacudirme el miedo, la tristeza y la angustia. No solo mis hijas Cristina (9), Ivana (17) y Camila (18), además mis padres (Irma y Peter) son mi responsabilidad directa, porque mis hermanos no viven en Guayaquil. Mis progenitores viven a media cuadra de mi casa. Yo salía por mi trabajo y debía cuidarme mucho para no contagiarme y no contagiarlos a ellos.

¿Su negocio se salvó en esta crisis? Muchos colapsaron...

Con mi familia política tenemos cuatro tiendas de ropa. Antes de la cuarentena habíamos abierto una en el centro. Gracias a Dios no cerramos ningún local, aunque estuvimos a punto. Lanzamos una línea de prendas maternas que se movió en mayo, mes de las madres. Hemos reforzado la parte virtual.

¿Por su rol como concejala ha casado a un par de parejas?

Ha sido una experiencia diferente. No me imaginé casando a nadie. La primera vez fue a una colaboradora del Municipio que me lo pidió. Yo encantada, pero fue algo chistoso. Estuve con el delegado del Registro Civil y como autoridad acompañé. Cuando me tocó, no me sabía el orden de lo que había que decir y me confundí. Hice besar a la pareja varias veces (risas). Es lindo ser parte de esas historias de amor.

Sus hijas ya crecieron…

Camila estudia Turismo de forma virtual en la Universidad San Francisco de Quito, cuando pase esta crisis se irá a la capital. La segunda, Ivana, quiere estudiar Arquitectura; y a la última, Cristina le gusta escribir e ilustrar cuentos. Con la tecnología ha creado sus series animadas.

Diciembre es un mes doloroso porque fue cuando hace casi 6 años perdió a su esposo, Iván Nogales...

El 13 de diciembre del 2014 falleció, el tiempo voló. Siempre hablo con las niñas de su papá, vemos fotos. A la más pequeña le inyecto esos recuerdos para que lo tenga más presente. 

El 23 de abril, en su cumpleaños, nos vamos a comer algo que a él le gustaba. Le encantaban las cangrejadas familiares. Lo honramos de esa manera. A veces nos vamos a la playa, porque a él le agradaba ir. Les digo que el papá solo se fue a vivir a otro lado, no lo vemos, pero siempre nos acompaña. Cuando Camila terminó el colegio e ingresó a la universidad se puso sensible. Iván tenía 42 años cuando murió.

La Bombón

La Bombón: "A mis errores les he sacado provecho porque más famosa me han hecho"

Leer más

Muchos pensaron que usted nunca volvería a sonreír.

Muchas personas se lo preguntaban. No creían que yo volviese a ser la misma, positiva y con energía. Ahora existen momentos de nostalgia, pero son más los momentos de alegría que los de tristeza. 

Siempre agradeceré las palabras de Xavier Alvarado Roca (de Ecuavisa). “Regrese cuando lo estime conveniente, cuando esté lista pero no se vaya”. Al principio no tenía ganas de nada, porque programas como 'En contacto' exigen mucho. 

Luego debí involucrarme en los negocios de Iván, debí tomar decisiones laborales, pedí apoyo a la familia, el hotel de mascotas lo tuve que cerrar y como parte de mi terapia consideré que era necesario volver a la TV, a lo que conocía para mantener la mente ocupada y conectarme con el público que fue generoso conmigo. Me enviaba mensajes positivos y oraciones.

Mafer Pérez.

Mafer Pérez salió mal parada por solidarizarse con 'La Bomba' por las muertes de sus familiares

Leer más

Hay mujeres que se quedan de brazos cruzados sin saber qué hacer cuando enfrentan estas situaciones.

Iván quería que me dedique a las niñas a tiempo completo. Lo conversamos y le hice comprender que mi trabajo me hace feliz y que mis hijas necesitan una madre realizada. Fue una decisión sabia, habría sido más difícil volver cuando ocurrió su fallecimiento. A Iván le gustaba resolverle la vida a todo el mundo. 

Aunque era una mujer activa, no sabía a quién llamar si se terminaba el gas o si se dañaba algo. La Úrsula de ese entonces, no es la misma de ahora. Vivía en mi zona de confort. Estoy segura que mi incursión en la política la habría aceptado.

Fabrizzio Ferreti

Fabrizzio Ferreti con orden de prisión

Leer más

¿Cuestionó a Dios?

Un familiar me llevó donde el padre Raniero Marincioni, quien antes estaba en la iglesia María Reina de Puerto Azul. Fue clave su ayuda en esa etapa porque yo me planteaba preguntas para las que no tenía respuestas. No sé si fue enojo, pero cuestioné el dolor que sentíamos. 

Como una persona adulta lo procesaba de una manera, pero no sentía que era justo que mis hijas tan pequeñas vivan un dolor tan profundo y se queden sin su papá. El padre me ayudó a darle la vuelta. Lloré mucho. Debí cambiar la forma de hablar y pensar. Al principio les decía que Dios se lo llevó, pero era como echarle la culpa. Simplemente era el día que le correspondía. Aprendí a agradecer por el tiempo que estuvo con nosotros. Fueron 15 años de matrimonio. Ahora estoy en un nuevo momento de mi vida.

Exfaranduleros

El Cuy: "No me gusta el trabajo que hacen los Exfaranduleros"

Leer más

¿A qué se refiere?

Mis hijas están más grandes, con ellas hemos recorrido un camino. Las veo más fuertes, más plenas y felices. Eso me llena el corazón. En mi caso he vencido miedos y vulnerabilidades y además he aceptado otras situaciones y he asumido retos. 

Disfruto de mi propia compañía, libertad e independencia, me siento feliz conmigo misma porque me puedo invitar al cine, a pasear, a comer, a leer un libro sin la nostalgia de la soledad. Creo que es el momento para abrir el corazón y caminar junto a alguien.

¿Es decir que su corazón está listo para volver amar?

No estoy buscando a nadie, si llega esa persona a mi vida, está bien. Dios sabrá cuándo ponerme al hombre correcto en el camino. Le he pedido que sea alguien que no solo me ame profundamente, además que respete y quiera a mis hijas. No busco a alguien que reemplace a Iván como papá, porque ellas tuvieron uno maravilloso.

¿Ha conversado con ellas de este tema?

En un par de ocasiones hemos puesto este escenario. Las tres, cada una a su manera, me han dicho que soy una mujer joven, no quieren que esté sola. Creo en el amor y no quisiera envejecer sola, pero no lo busco desesperadamente.

Úrsula Strenge
La presentadora ha vencido miedos y vulnerabilidades.Miguel Canales // EXPRESO