Ocio

Tres galanes despiden a la 'madre de las telenovelas'

El Puma, Carlos Mata y Osvaldo Ríos le dedicaron sentidas palabras por el fallecimiento de Delia Fialo, la escritora que creyó en su talento y los llevó a la fama

Delia Fiallo
Delia Fiallo junto a El Puma, Carlos Mata y Osvaldo Ríos.Instagram

La escritora y guionista cubana Delia Fiallo, autora de numerosas radionovelas y telenovelas de gran éxito en América Latina, falleció el pasado martes en Coral Gables, la ciudad aledaña a Miami-Dade donde residía, informó su familia. “Murió en paz y rodeada de sus seres queridos”, según dijo al canal Televisa uno de los hijos, que no identificó, de la autora de telenovelas como El Privilegio de Amar y Esmeralda.

Televisa no dio más detalles sobre la muerte de Fiallo, quien habría cumplido 97 años el 4 de julio.

La primera de sus telenovelas destacadas fuera de Cuba fue Lucecita, que se emitió en el año de 1967. Cristal, emitida en 1985 y 1986, fue su última historia original.

Matisse

Matisse: “Deberíamos escuchar más música sin juzgarla”

Leer más

Su fama se extendió por toda América Latina gracias a las diferentes reversiones que hicieron de sus guiones. Uno de los ejemplos más recientes es Cuidado con el ángel, protagonizada por Maite Perroni y William Levi en 2008, adaptación de la telenovela venezolana Una muchacha llamada Milagros, escrita por Delia.

Dos de las estrellas más importantes del mercado latino la despidieron de ella en sus redes sociales. Se trata de Carlos Mata y Osvaldo Ríos, quienes la consideran su madre artística. Mata, protagonista de Cristal, escribió: “Qué descanses en paz, mi querida Delia Fiallo. Mi eterno amor y gratitud”. 

Fher Montiel

Fher Montiel pasa junto a su familia una difícil situación por la COVID-19

Leer más

Por su parte, Osvaldo, en un largo texto exaltó todo lo aprendido en su carrera. “Gracias a ella pude ser el artista que soy. Fue la primera escritora que me dio la oportunidad de protagonizar la telenovela Kassandra y lograr ser conocido en más de 150 países. Cuando recibí tu llamada telefónica ofreciéndome los personajes de Ignacio y Luis David mi vida cambió para siempre. Estaba asustado y nervioso ante tal encomienda. Tu intuición maternal se dio cuenta y todavía recuerdo cuando me dijiste (despidiéndome en la puerta de tu casa en Miami) con voz tierna y maternal: “Yo creo en ti Osvaldo… yo creo en Ti!”. El resto fue historia”.

“Querida Delia, gracias por tanto. A ti te debo ser EL PUMA”, se despidió José Luis Rodríguez.

La escritora será velada hoy en la casa funeraria Memorial Westchester de Miami, con un oficio privado por la mañana y abierto al público en la tarde. El entierro está programado para el viernes, a las 13:00.