Ocio

Matisse: “Deberíamos escuchar más música sin juzgarla”

El trío mexicano se abre ante las críticas de ciertos seguidores por la innovación en su sonido. Malo, junto a Mau y Ricky, es su nuevo sencillo

Matisse
Matisse junto a Mau y Ricky.Cortesía Sony Music Ecuador

En el año 2015, la banda mexicana Matisse presentó su primer álbum, Sube, y este ha sido casi una sentencia en su carrera. Han pasado seis años desde que están en el mundo musical y su carrera siempre está en franco ascenso.

El romance, el despecho y el sentimentalismo junto al pop, folk y el rock son los elementos que juntan para tener varios de los temas de amor más pegados del momento. Pero en sus últimas propuestas musicales le han dado oportunidad a la experimentación y coquetean con el beat característico del género urbano, además de colaborar con algunas de sus estrellas como Guaynaa (Imposible amor), Chocquibtown (Nada) y ahora con Mau y Ricky con su último single, Malo. Este último junto al dúo venezolano nació en su estudio de Miami.

EXPRESIONES conversó con el trío integrado por Melissa Robles, Pablo Preciado y Román Torres, quienes contaron algunos secretos de este lanzamiento. Además dejaron claro que esperan que sus fanáticos siempre los apoyen.

La voz artística

La voz artística tiene hoy su segunda edición

Leer más

Acaban de presentar Malo y marca un nuevo estilo más urbano que a la gente tomó por sorpresa.

R: No es urbano como tal. Trae un beat, un ritmo de ahí, pero es realmente una balada. Empieza con guitarra y trae mucho drama. Su mensaje va de cuando tú eres el malo de la relación y no pides perdón ni disculpas. Y, bueno, desde ahí parte la historia. Mezclamos los dos sonidos, el de Matisse y el de Mau y Ricky. Por eso trae su dembow. Sí suena urbano, pero también es muy noventera.

¿En esta sesión de composición con Mau y Ricky surgieron más canciones?

P: Solamente fue Malo. Allí en su estudio grabamos dos días más pero no compusimos otros temas. Allí hicimos De pies a cabeza, nuestro sencillo anterior.

Y son justamente estos temas los que se unen. En sus videoclips hay guiños que entrelazan la historia. Además de haber sido grabado en el mismo motel. ¿Tienen alguna historia en alguno de paso?

M: No tenemos de verdad ninguna historia fuerte en un motel. Nunca he tenido una ruptura ni nada parecido.

P: Yo lo que puedo contar es que nunca he ido a un motel. Jamás. Es que yo vivo solo desde los 17 años, entonces no tuve la necesidad.

¿Cómo fue el día de grabación?

M: Fue muy rápido en realidad. Casi maratónico. El llamado fue a las 09:00, ni siquiera tan temprano. Hicimos el primer vídeo como en dos horas. Tuvimos un break para el almuerzo. Y a las tres de la tarde comenzamos a grabar con Mau y Ricky. Terminamos a medianoche. Creo que hemos tenido grabaciones más difíciles y demandantes. También ayudaba que era la misma locación, el mismo equipo. Todo estaba dispuesto para hacer estas dos cosas al mismo tiempo. El peinado y el maquillaje también fueron sencillos. Fluyó todo muy bien.

Hay un detalle que quiero que me aclaren. En el vídeo de De pies a cabeza, junto a la piscina, los tres tienen una risa atorada. ¿Fue muy divertido grabarlo?

R: ¡Sí! No somos los dioses del baile pero nos prestamos porque la canción es muy divertida y relajada. Había muy buena onda, el colorido del outfit se presta para este mood. Andrés Ibáñez, el director, nos tiene mucha confianza. La verdad es que en muchas escenas estamos a media risa, aguantándonos.

Miss Grand

Andrea Aguilera se coronó como Miss Grand

Leer más

¿Han cambiado?

En redes sociales existe gran variedad de comentarios que sostienen que Matisse ha cambiado y ha perdido su esencia romántica. Los más radicales expresan que se han “vendido” al reguetón. Además de repetirse en la caja de comentarios de últimos vídeos frases como “extraño al viejo Matisse”. Esto es lo que tienen que decir al respecto.

“Definitivamente hemos cambiado. No hacemos la misma música. Como personas, nos modificamos y además hacemos lo que nos gusta. A toda la gente que se decepciona por lo que estamos haciendo no tenemos mucho que decir. Si no les gusta la etapa en la que estamos también es súper válido. Hemos hecho muchas baladas también, pero estamos haciendo una nueva interpretación de lo que queremos componer. Respetamos mucho a los que nos odian o nos detestan”, explica Pablo.

“Es interesante cómo la gente reacciona. Nos pasó con el sencillo pasado, De pies a cabeza. Nos decían ‘más reguetón’ y nosotros no sabíamos cómo reaccionar. Porque no es reguetón. Las personas reaccionan mal al género. Deberíamos darnos la oportunidad de escuchar más música sin juzgarla. Yo creo que es interesante porque no hemos dejado de sacar baladas y antes de estos dos temas fueron temas así. Creo que hay un asunto sensible con ese género y que no es con nosotros”, precisa Melissa.

Les repreguntamos si lo que pasa es que sus fans se sienten atraídos por los temas tristes y de desamor y por eso reaccionan así. Ellos creen que sí pero no se quieren encasillar solo en eso. “Es tan dividido esto del reguetón que permea mucho en las opiniones sin saber. Es un poco chistoso de leerlo, porque en nuestras canciones hay un par de compases y un beat de denbow. No es reguetón. Simplemente escupen la opinión sin escuchar nuestra música. Nosotros nos estamos abriendo a nuevas oportunidades y colaboraciones. Cuando colaboramos con Guaynaa, por ejemplo, él lo vio como una balada. Está muy difícil complacer a todos. Tampoco haremos letras de calle, porque no lo hemos vivido y no somos así. Son solo opiniones muy viscerales”, concreta Román.