Sarcoma vuelve al ruedo

  Ocio

Sarcoma vuelve al ruedo

La agrupación capitalina de death metal ensaya lo mejor de su CD y Ep para sus próximas presentaciones.

Sarcoma
La banda está conformada por Santiago Romero (voz), Mauricio Vega (bajo), Juan Pablo Flores (guitarra) y Juan David Cevallos (batería).Cortesía

Quito tiene una gran tradición de bandas extremas. Con el cambio de siglo, a nombres como Ente, Ego, Eskhaton, Grimorium Verum, Ultraism, Chancro Duro, se sumó una nueva camada que estaba en sintonía con lo que sucedía en ese momento a nivel planetario, tras la expansión de artistas que se atrevieron a mezclar influencias del death melódico europeo (sonido Gothenburg) y el black, con el hardcore y death gringos.

Antonio Sola

Antonio Sola: "Mi esposa no es solo prefecta, sino perfecta"

Leer más

Grupos como Colapso, Descomunal, Kanhiwara y Sarcoma refrescaron la escena nacional y dejaron un puñado de discos y conciertos inolvidables, que constituyen el mejor registro de esa época.

Esta semana conversamos con Mauricio Vega, bajista de Sarcoma, que preparan ya sus primeras presentaciones en vivo tras una pausa de seis años.

¿Han vuelto con la alienación ‘clásica’ o han tenido que incluir nuevos miembros?

Por el momento el único nuevo es Andrés Jaramillo, que era baterista de Muscaria, porque nuestro ‘batero’ original vive en República Checa.

Se mantuvieron activos hasta 2016. ¿Por qué se separaron?

Nunca hubo una ‘separación oficial’. Creo que estábamos todos cansados. Solamente nos dejamos de escribir entre todos y eso fue. Nunca quedamos en nada.

Ultratumba

Ultratumba: “Hemos envejecido bien"

Leer más

¿A qué cree que se debió aquello?

Desde antes de eso, la banda se sentía como un peso para todos y solo fue el curso natural de las cosas. Aprovechamos que Juan David se iba a Europa para no insistir en seguir. Al menos, así lo sentí yo.

¿Empezaron talvez a tener otras responsabilidades?

Exacto. Como que ya Sarcoma dejó de ser una prioridad. Cada uno se empezó a ocupar más en su vida personal

¿Y ahora cómo ven esta vuelta a los escenarios?

Por el momento todos estamos motivadísimos. Creo que en estos años todos pudimos valorar lo que era tener una banda y ahora podemos verlo con más responsabilidad y gusto. Considero que el final en 2016 también coincidió con que cada vez los conciertos de metal tenían menos aceptación. No sabemos si ahora han cambiado las cosas, pero no nos importa, solo queremos volver a tocar.