La mujer en la ventana, misterio que nunca se esfuma

  Ocio

La mujer en la ventana, misterio que nunca se esfuma

En el top 5 de tendencia en Netflix Ecuador, la cinta trae a la memoria la legendaria película 'La ventana indiscreta' (1954), de Alfred Hitchcock.

La mujer en la ventana
La excelente actuación de Amy Adams sostiene el filme en un derroche de talento.Cortesía Netflix.

La doctora Anna Fox (Amy Adams) es una psicóloga infantil que, después de una experiencia traumática, sufre una severa agorafobia. Este pánico a los espacios abiertos la hace vivir sola, apartada de su cónyuge e hija; solo es visitada por su psiquiatra, el doctor Lanny (Tracy Letts).

El barrio se entusiasma con la presencia de la familia Russell: Alistair (Gary Oldman), su cónyuge, y su hijo Ethan (Fred Hechinger) pasan a vivir frente a la doctora. Anna tiene otra debilidad: ingiere alcohol en demasía. Para ayudarse en sus gastos, ha subarrendado una habitación a David (Wyatt Russell), extraño sujeto como lo es la mujer que la visita: Katie (Julianne Moore, Oscar por Siempre Alice, 2014). Ethan se hace presente.

La madre del Blues, Netflix

La madre del blues, una notable película con sabor a teatro

Leer más

Más tarde Anna los observa, los fotografía y ve cosas extrañas hasta que cierta noche un grito escalofriante, procedente de la casa de los Russell la perturba. ¿Qué está sucediendo?

Tensión y misterio se impregnan en el guion de 'La mujer en la ventana' y su director, Joe Wright, lo lleva con ritmo, acuciosidad y dinamia, aunque a veces peque de momentos excesivamente detallados pero que -menos mal- impiden mostrar el argumento en forma tal que haga desaparecer la incógnita. 

madame-claude (película)

Madame Claude, de la vida real al ecran

Leer más

Gracias a ello, el misterio jamás se esfuma; no como sucede en algunas películas del cine actual, cuando todo se sabe de antemano. Aquí los hechos van surgiendo en tal forma que los espectadores van reteniendo y analizando con su inteligencia la totalidad de lo que resulta ser el final.

El elenco es bueno pero es Amy Adams la que sostiene el filme con su talento. Estoy seguro de que en años venideros será una de las más fuertes aspirantes al Óscar. Su actuación es creíble en todo momento, más aún cuando la perplejidad llena su corazón. 

La mujer en la ventana
Amy Adams durante el rodaje, con la cámara de Craig Haagensen y el director Joe Wright.Melinda Sue Gordon (Netflix)

Julianne Moore, en su corto papel, es tan natural que parece no estar actuando sino viviendo un personaje. Lo mismo podría afirmarse de Gary Oldman. El que falla es Hechinger pues no logra matizar las variaciones del rol a su cargo.

Otra de las ventajas es que el guion se ciñe a la novela de A. J Finn (seudónimo de Daniel Malloy), pues no han creado personajes o secuencias innecesarias. La música es apropiada, especialmente en los momentos álgidos del largometraje, cuando cada nota parece alcanzar el ruido de un estallido para luego, sutilmente, retomar la melodía.

tigre blanco

Tigre blanco, una sátira a la sociedad

Leer más

La fotografía dispone los colores de las calles del barrio y el tono de las paredes de sus edificios, ventanas y tejados. Imágenes envueltas en rosados chirriantes y fríos azules.

La mujer en la ventana
A pesar de su corta intervención, Julianne Moore se ve tan cómoda en su papel que parece no estar actuando.Melinda Sue Gordon (Netflix)

La cámara de 'La mujer en la ventana' es muestra de cómo funcionan los primeros y segundos planos: ojos que llenan el écran, el terror visto de cerca, el desbalance de la escena para mostrar la perturbación mental y todo sirve para fijar la habilidad de sus creativos, aunque no logren impedir que la memoria reviva 'La ventana indiscreta' (1954) de Alfred Hitchcock.

  • CALIFICACIÓN: * * * ½