Página no encontrada

Disculpe las molestias. La página que ha pedido no existe, ha sido borrada del servidor o ha habido algún problema al procesarla. Si el problema persiste o considera que el error no debería aparecer, póngase en contacto con nosotros.

Volver a la portada 404

Ocio

Modelos ‘in between’, las tallas medianas se normalizan

Ni petite ni plus. La que se encuentra en el medio de esos dos extremos y de las que la mayoría de mujeres forman parte.

Jill Kortleve
La modelo holandesa Jill Kortleve presume de un cuerpo standard, por eso se ha convertido en un ícono de las modelas tallas ‘in between’.Instagram @jilla.tequila

En plena difusión de mensajes positivos acerca de la aceptación de los distintos cuerpos femeninos, se plantea la incorporación y visibilidad a esas tallas medias excluidas de las pasarelas de moda y a las que, irónicamente, millones pertenecen.

Resulta antiguo pensarlo como algo nuevo, pero es así. Se está en un momento de concientización de temas a los que antes se los pasaba por alto por inercia, y ahora es cuando la industria de la moda debe actuar.

Antes la aspiración de muchas mujeres jóvenes y adultas era llegar a un específico número de talla, ahora el desafío es aceptarse y quererse con las medidas reales de su cuerpo.

Cristina Maag edición

Cristina Maag: La nueva moda luego del COVID-19

Leer más

Prepárese para, de aquí en unos cuentos meses, ver en los desfiles de las marcas más sofisticadas y esperadas por las semanas de la moda en todo el mundo, a modelos ‘in between’. Aquellas con curvas, con color de piel distintos y con todo lo real que tiene la imagen de una mujer.

Se predice que en el futuro ya ni siquiera habrá etiquetas que las clasifiquen, serán únicamente modelos.

  • El ícono de esta nueva ola

Jill Kortleve (26) es una modelo holandesa ‘talla grande’. Se dio a conocer hace dos años, cuando debutó en una de las pasarelas de Alexander McQueen. Este año se convirtió en un ‘hit’ cuando desfiló para Chanel y Fendi, como la primera mujer ‘curvy’ presentando esas firmas.

Ver esta publicación en Instagram

True love story

Una publicación compartida de Jill Kortleve (@jilla.tequila) el

Se considera sin talla ‘estándar’ y siente que haber estado presente es una manera de incentivar a la industria a ser más inclusiva y que volver a enseñar curvas en los desfiles puede ser una gran influencia. Ha confesado que, cuando era pequeña, nunca le interesó la moda y que hoy le parece gracioso estar en ese camino.

Su carrera va en crecida, recientemente se mudó a Nueva York. Contó que no se priva de nada y que, cuando termina un desfile, disfruta siempre de una buena comida. “Me encantaría llegar a ver el día en el que más y más marcas amplíen el rango de tallas de sus muestras de pasarela, para que esas chicas y chicos que son como yo puedan acceder a cualquier profesión”, reveló en una reciente entrevista.

paulina andrade

Paulina Andrade, el poder de la imagen

Leer más

  • La reivindicación de la moda

¿Dónde quedamos las mujeres que no cumplimos con las medidas de una mujer petite o una mujer plus? ¿Podría ser que la moda se está reivindicando después de tantos años de mostrar en sus pasarelas imágenes poco saludables?”, se cuestionó Adriana Peñaherrera, diseñadora de moda, consultora de imagen y productora guayaquileña quien, días atrás, en su cuenta de Instagram, hizo una transmisión en vivo en la que habló también sobre el tema. Para ella, quien conversó con EXPRESIONES, el tema de la talla mediana ha sido olvidado por la industria.

Sostiene que se trata de una estrategia de marketing que responde a la necesidad de satisfacer a los usuarios. Opina que los consumidores deben de tener en cuenta que cada tienda de retail tiene su propio cuadro de tallas generado con la medida de la población en la que está situada, por eso muchas veces una mujer latina no va a cumplir con los mismos tamaños que una europea.

A1-6461753-1 (16461753)

Billie Eilish: "Mi personalidad se basa en mi ropa"

Leer más

“Hace muchos años, las mujeres con sobrepeso eran consideradas atractivas y saludables, aquello era sinónimo de riqueza. En los años 50 cambió esta imagen y, a principios de los 2000, las pasarelas muestran modelos con extrema delgadez, y los desórdenes alimenticios se hacen populares”, dijo.

Ella no quiso dejar de incluirse en ese grupo de consumidores que ahora exige una compensación a tantos desequilibrios de la imagen de la mujer a través de la historia. “Gracias a modelos como Barbara Palvin o Jill Kortleve se está abriendo paso a cuerpos más alcanzables”, concluyó.

Ver esta publicación en Instagram

SPRING 🤍 @victoriassecret

Una publicación compartida de Barbara Palvin (@realbarbarapalvin) el