Ocio

Gabriela Goldbaum: “La familia es el equipo más importante”

Sus prioridades están claras y guían día a día los pasos de esta emprendedora.

Gabriela Goldbaum.
Estudió diseño de modas en el Instituto Marangoni (Milán).Gerardo menoscal

El mayor deseo de Gabriela Goldbaum (33) es ser un buen ejemplo a seguir para su pequeña hija de un año, Lucía. Perseverancia, fortaleza y valentía son algunos de los valores que desea transmitirle al crecer y, afirma, diariamente trabaja para que ella esté orgullosa de su mamá.

Cuando una mujer tiene hijos, eso te da una visión distinta de cómo desenvolverte en el mundo, lo que es verdaderamente importante y el tipo de personas con las que te rodeas”, dice la guayaquileña.

El mayor aprendizaje que le ha dado la maternidad es la generosidad y empatía; y recalca que uno de los logros más importantes de su vida es saber que su pequeña está feliz y verla sonreír cada mañana al despertar.

¿A quién admira? Gabriela cuenta que su mamá (Silvia) es su mayor referente de resiliencia y paz porque, pese a los problemas que puedan presentarse, ella siempre se mantiene bien. “Es un ángel. Lo que ella me ha enseñado, a futuro se lo quiero transmitir a mi hija. El más grande consejo de vida que me han dado mis padres es ser honesta, si se hacen bien las cosas, todo alrededor de tu vida se va a alinear de esa manera”, sostiene.

De allí que cada una de sus acciones estén encaminadas a lograr ese objetivo. Incluso, las que se relacionan con su emprendimiento, que busca cumplir con un eje bien definido: difundir a nivel internacional el talento de los artesanos ecuatorianos que, por cientos de años, han transmitido sus conocimientos de generación en generación.

Esa certeza la motivó hace más de una década a emprender y crear su propia línea de sombreros de paja toquilla, Valdez. Lo ha hecho bien, pues ya destaca por su trabajo en este rubro, a lo que suma su pasión por promover el empoderamiento femenino y la sororidad.

EXPRESIONES decidió conocer un poco más a esta mujer que ha decidido llevar a cabo una lucha personal que ha hecho pública en las redes sociales.

Gabriela Goldbaum
Apoya el empoderamiento femenino.gerardo menoscal
Leyla Espinoza, Miss Ecuador

Leyla Espinoza: Así es la Miss Ecuador 2020

Leer más

  • Con el nombre de Ecuador

Ya son cerca de 10 años desde que empezó su trabajo en esta área y resalta que cuando recién comenzó a buscar con quienes trabajar, hizo largos viajes por la carretera para recorrer la Costa, Sierra y Oriente del Ecuador y, así, llegar a distintas comunidades. Actualmente, a Gabriela le enorgullece saber que su equipo de trabajo está conformado por decenas de personas de Azuay, Santa Elena, Manabí, Guayas y Pastaza.

Además de estar a cargo del diseño y comercialización internacional de cada pieza (se venden en Estados Unidos, Australia, Francia e Inglaterra), ella también está inmersa en cada detalle del proceso de elaboración: desde el cultivo de la paja, hasta su coloración con tintes naturales y la decoración final.

Lo más bonito de este trabajo es que se puede unir a todo el Ecuador con un solo producto. La capacidad artesanal que tiene el país es muy hermosa. Mi meta es demostrar que el país sí tiene talento que se puede potencializar al crear sombreros que lucen y se sienten de excelente calidad”.

  • Persiguiendo sueños

Entre sus primeros recuerdos de la infancia, Gabriela tiene presente que siempre tuvo cercanía con el arte, porque a sus padres les encanta. Poco a poco, comenzó a forjar sus habilidades creativas y cuando fue el momento de escoger qué carrera estudiar, se inclinó por el diseño de moda en el Instituto Marangoni de Milán, en Italia.

“Una vez que me aceptaron, no dudé ni un segundo y me mudé por tres años para iniciar mis estudios. Fue magnífico porque aprendí mucho y los profesores eran grandes referentes en el área”.

Gabriela Goldbaum
Gabriela trabaja con artesanas ecuatorianas de varias provincias.gerardo menoscal

Posteriormente, Gabriela vivió en Nueva York para expandir sus conocimientos y dar sus primeros pinitos en la moda. Allá logró trabajar junto a varios diseñadores y firmas (como Óscar de la Renta) con los que ganó mayor experiencia.

Lo que más aprendí fue a tener ética de trabajo al hacer siempre lo correcto. Hay mucha gente capacitada y por eso hay que ser productivo y proactivo al máximo, porque 20 personas más desean el mismo puesto”, resalta.

Uno de los mejores recuerdos que tiene de esa etapa, es que en la Gran Manzana conoció a muchos latinos en el mundo de la moda y, entre ellos, varias costureras ecuatorianas. Esa cercanía con el talento nacional al otro lado del continente hizo que Gabriela desee impulsar el arte local. Vine a Ecuador y busqué qué productos nacionales podrían tener acogida en otros países. Fue así como inicié en el rubro de los sombreros de paja toquilla realzando siempre la calidad del trabajo local”, cuenta Gabriela.

Ana Galarza

Ana Galarza: "En la Asamblea hay romances clandestinos"

Leer más

Por y para las mujeres

Uno de los puntos claves que Gabriela destaca de su trabajo, es que la mayoría de personas en su equipo son mujeres. Para ella, es crucial impulsar el desarrollo femenino a través del comercio justo porque, de esa forma, cada vez hay más mujeres que logran la independencia económica.

Además, entre los temas en las capacitaciones que promueve para su equipo, trata temas como la elaboración correcta de cada producto para su internacionalización y los derechos que tienen las mujeres y niños en la sociedad. Ellas cumplen su rol claro dentro de la familia como esposas o madres, pero al darles la oportunidad de tener más ingresos, se sienten empoderadas, aumenta su autoestima y pueden aportar más en sus hogares”, dice.

Sin duda, a esta emprendedora la sororidad la apasiona. Sabe que la posición de las mujeres en la sociedad está cambiando y se siente feliz de ser parte de este proceso, porque “tener el rol de madre y profesional es un reto fuerte, pero muchas hemos demostrado que sí se puede lograr. Estar junto al apoyo de una comunidad femenina te incentiva a seguir adelante, porque entre todas te entienden por lo que estás pasando”.