Ocio

Emiliana Valdez: "Por ahora, los hijos no son mi prioridad"

Antes de ser madre aspira a cumplir algunas metas. En RTS la tienen en la mira para ser la presentadora de 'Combate'

Emiliana Valdez
Emiliana Valdez.Cortesía

Es alegre y se define como una mujer disciplinada y que planifica cada paso que da en su vida. Nada queda al azar. Emiliana Valdez tiene 29 años, aunque parece de menos. De cabello rubio, alta y delgada, es una de las presentadoras del matinal 'Noticias de la mañana', de RTS. No se lo han oficializado, pero por los vientos que soplan será la animadora de la nueva versión de 'Combate' junto con Carlos Scavone.

Emiliana Valdez

Emiliana Valdez: La opción para animar el nuevo 'Combate'

Leer más

Está felizmente casada con el colombiano Alejandro Hoyos (32). Por el momento los hijos no son su prioridad, pero sí su negocio de tacones que lleva su nombre.

Está en la mira para ser la presentadora de la nueva versión de 'Combate'.

Lo lindo de este año es que en el canal me tomaron en cuenta para hacer una prueba para el programa 'Combate'. Considero un logro aquello y me emociona, me motiva a seguir trabajando. Todavía no me lo han oficializado. Con esa noticia cerraría con broche de oro el 2023 (risas).

Solo usted no lo sabe, porque dicen que ya es un hecho.

Me encantaría estar ahí, pero siempre digo que sea lo que Dios quiera, que se haga su voluntad. Sería un desafío lindo. Todos en el canal están poniendo el hombro para ofrecer lo mejor. Desde que ingresé a la TV he sido disciplinada y comprometida con mi trabajo.

¿Cree que está lista para dar ese paso? Animar un reality no es lo mismo que presentar un segmento, son palabras mayores.

Para cualquiera es un reto. 'Combate' fue un programa líder en sintonía por muchos años y se mantiene en el corazón de las personas.

(Te invitamos a leer: Emiliana Valdez: "Me casé con el amor de mi vida en 2022")

¿Dejará 'Noticias de la mañana'?

Me enfoco en el presente, me proyecto a futuro, pero con metas establecidas.

¿Cuál es el balance de su primer año de casada? Celebró en octubre el aniversario de su boda religiosa.

La gente siempre trata de meter miedo a las parejas que se van a casar. En nuestro caso ha sido todo muy lindo, nada ha sido difícil, tal vez porque nos conocemos mucho, fueron cinco años de novios, luego nos casamos el civil. No nos fuimos a vivir juntos de inmediato, esperamos a tener nuestro departamento listo y entonces se dio la boda eclesiástica (en octubre del 2022). Muchos nos preguntaban si estábamos seguros de dar ese paso. A nosotros nos gusta planificar, nada a lo loco. En ese sentido nos parecemos.

Su esposo y usted son socios en un emprendimiento. ¿Qué tal esa relación esposos-socios? Con Alejo decidimos emprender. La gente siempre me pregunta por mis tacones y por ello a él se le ocurrió la idea de iniciar un negocio de zapatos altos que llevan mi nombre, Emiliana. Contactamos a los proveedores, los artesanos son ecuatorianos. Creo que es más fácil traer de otros lados, pero quisimos que todo sea ecuatoriano. Tenemos un local para la venta y además vía online. Cada quien tiene sus roles. Alejo maneja las finanzas, proveedores y logística; yo me encargo de lo creativo, las fotos y la imagen. Me visualizo con una fábrica de tacones. Tiempo al tiempo. Seguramente tiene el armario lleno de tacones. Es lo que yo uso en el programa, siempre me han gustado los zapatos altos. Alejo me los contó, no recuerdo exactamente cuántos son, pero creo que son 70 pares. Aunque no me considero una compradora compulsiva, soy compradora inteligente. No me aloco. Compro de acuerdo con mis necesidades. Emiliana no es un nombre muy común, ¿quién se lo puso? Me lo pusieron por mi abuelo paterno, Emilio. En mi familia se llaman Emilio, María Emilia, Emilia... Cuando era pequeña no me gustaba, por ello me hacía llamar por mi segundo nombre, Alejandra. Estaba en una academia de modelaje y les pedí que me digan así. Cuando maduré, ya no quería que me digan Alejandra, sino Emiliana (risas).

Siempre hay algo que no gusta, tal vez cocinar o lavar platos...

A pesar de que ni Alejandro ni yo somos de cocinar, no se nos ha hecho complicado. Preparo el desayuno y él cocina la cena, entonces me toca lavar los platos. Dios me bendijo con Alejo, me deja comida para que lleve al trabajo. Compartimos tareas domésticas.

Son una pareja que planifica cada paso. ¿Los hijos están previstos para un futuro cercano o prefieren esperar?

Antes de casarnos conversamos que nos gustaría tener dos hijos. Somos conscientes de la responsabilidad que implica un bebé. Tal vez en tres o cuatro años me convierta en madre. Empecé con un emprendimiento de zapatos, ese es mi ‘bebé’ y debo hacerlo caminar. Estoy enfocada en mi trabajo y en mi matrimonio, en disfrutarlo.

Hay muchas mujeres que optan por no ser madres.

Desde pequeña uno de mis sueños fue formar mi familia. Por el momento los hijos no son una prioridad, más adelante. Tengo seis sobrinos (risas) que son como mis hijos.  Su esposo y usted son socios en un emprendimiento.

¿Qué tal esa relación esposos-socios?

Con Alejo decidimos emprender. La gente siempre me pregunta por mis tacones y por ello a él se le ocurrió la idea de iniciar un negocio de zapatos altos que llevan mi nombre, Emiliana. Contactamos a los proveedores, los artesanos son ecuatorianos. Creo que es más fácil traer de otros lados, pero quisimos que todo sea ecuatoriano.

Emiliana Valdez

Emiliana Valdez: "Con mi esposo aún no convivimos"

Leer más

Tenemos un local para la venta y además vía online. Cada quien tiene sus roles. Alejo maneja las finanzas, proveedores y logística; yo me encargo de lo creativo, las fotos y la imagen. Me visualizo con una fábrica de tacones. Tiempo al tiempo.

Emiliana Valdez
Los zapatos son su debilidad.Cortesía

Seguramente tiene el armario lleno de tacones.

Es lo que yo uso en el programa, siempre me han gustado los zapatos altos. Alejo me los contó, no recuerdo exactamente cuántos son, pero creo que son 70 pares. Aunque no me considero una compradora compulsiva, soy compradora inteligente. No me aloco. Compro de acuerdo con mis necesidades.

Emiliana no es un nombre muy común, ¿quién se lo puso?

Me lo pusieron por mi abuelo paterno, Emilio. En mi familia se llaman Emilio, María Emilia, Emilia... Cuando era pequeña no me gustaba, por ello me hacía llamar por mi segundo nombre, Alejandra. Estaba en una academia de modelaje y les pedí que me digan así. Cuando maduré, ya no quería que me digan Alejandra, sino Emiliana (risas). 

Una mujer tan planificada como dice ser, ya tendrá organizados los próximos festejos.

La Navidad la disfrutaré junto a mis padres, Jorge y Evelyn. Será una Navidad diferente porque ya no están mis suegros (Jorge y Clarita). Lo dejaron casado al niño y se fueron a Colombia (risas). Ellos vivieron un tiempo en Ecuador y se marcharon a Cali. Son los mejores suegros. El fin de año planificamos visitarlos, irnos allá.

¿Por qué son los mejores suegros? ¿Por qué se fueron?

(Risas) Siempre me hicieron sentir como una hija. Son buena gente, los colombianos son amables. En Ecuador la única familia de Alejandro soy yo.

Emiliana Valdez
Se define como una mujer que planifica todo.Cortesía

¿Qué quemaría del 2023?

Cada persona ve la vida diferente. Soy optimista y a lo malo se le debe dar la vuelta, sacarle una oportunidad. Cada vez que soplo las velas de mi cumpleaños o pido un deseo, solo pido a Dios bendiciones.

Tiene un aire a la primera dama, Lavinia de Noboa, es delgada, de cabello rubio y alta...

Para Halloween me disfracé como la primera dama. Fue algo improvisado. Alejandro se convirtió en presidente. Nos fuimos a una fiesta, no teníamos un disfraz. Me puse un blazer y pantalón blanco, muy clásica; a él le coloqué un chaleco blindado con la banda. Creo que ella hará un buen papel, hay que darles oportunidad a los jóvenes, siempre y cuando estén preparados. No creo que Lavinia haya tenido siempre en el radar que iba a ser primera dama.

Emiliana Valdez
Se caracterizó como la primera dama.Cortesía

Su compañera Gabriela Pazmiño de Bucaram siempre dice que ella será primera dama del país. ¿Qué opina?

(Risas) ¿Ella dice eso?

Así es.  

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!