Eduardo Andrade: "No lograron hacerme daño"

  Ocio

Eduardo Andrade: "No lograron hacerme daño"

El presentador regresó al país luego de trabajar en Guatemala e irse de vacaciones a Europa.

Eduardo Andrade
Según Eduardo, Guatemala fue una experiencia enriquecedora.Gerardo Menoscal

Siempre alegre y manteniendo el buen ánimo. Así es Eduardo Andrade, quien está de vuelta, luego de permanecer en Guatemala presentando el reality 'Combate', de Canal 3. Antes de retornar a Ecuador recorrió 7 países (entre América y Europa). Con EXPRESIONES conversó de su experiencia en Centroamérica, de sus aventuras y algo más...

Carlos José Matamoros

Carlos José Matamoros: "No la estoy morboseando"

Leer más

¿Ya era tiempo de retornar?

(Risas) Casi ocho meses lejos. Yo soy muy de tiempos, siempre consideré irme seis meses. Fue una linda experiencia porque en Guatemala nos trataron bien. Me dio pena porque hice buenos amigos, pero la tierra es la tierra. Tengo la dicha de ser profeta en mi país porque la gente me quiere y los canales ofrecen trabajo. Lo importante es que no me quedé con las ganas y probé.

¿Su espíritu aventurero lo llevó a aceptar el reto?

No lo pensé dos veces porque cuando se piensa o analiza algo mucho, no se hace, comenzamos con los peros y a sacar números. Aquí tengo mi vida, casa, carro, familia y amigos. Allá, además del sueldo, del cual no me quejo, me dieron un departamento y un vehículo con chofer, pero solo para uso laboral; la comida me la pagaba yo, además cualquier lujo salía de mi bolsillo. Estaba cerca de otros países y viajar al principio era agradable, luego se volvió algo agotador.

Merlyn Ochoa

Merlyn Ochoa: "Estaba a un paso de la diabetes, hace un año decidí operarme"

Leer más

¿Es decir que no hay arrepentimientos?

En la vida nunca hay que arrepentirse de las decisiones porque siempre existe un aprendizaje. Todo pasa por algo. Llegué con otra visión y con deseos de seguir trabajando. Allá los presentadores tienen su propio camerino. Eso no hay aquí (suelta una carcajada).

Los celos profesionales, sobre todo en la TV, son muy comunes. ¿Considera que el otro presentador, Billy Saavedra, los sintió cuando usted se integró al equipo?

A cualquiera le incomoda, pero no existió una mala relación entre nosotros. Al final compartimos un poco más porque grabamos en exteriores. Casi siempre, nuestro trato se dio en el estudio, donde no hay mucha oportunidad de cultivar una amistad. Billy nunca quiso ser animador porque es cantante. 

Llegó como competidor, pero cuando falleció el animador anterior a él, ocupó su lugar. Se quedó siete años. Él me enseñaba la forma guatemalteca de expresarme (risas). Y yo, lo que sé de este oficio.

¿Cómo es la forma guatemalteca de expresarse?

(Risas) ‘Qué alegre’ es una expresión muy común de ellos. Los guatemaltecos la dicen para manifestar que algo les gusta.

¿Qué es lo bueno, lo malo y lo feo de su experiencia en tierra centroamericana?

Lo bueno fue demostrar el talento que existe en Ecuador. Lo malo, la pandemia, porque para viajar era un problema; la distancia se sentía más entre Ecuador y Guatemala. Al principio eran vuelos de casi doce horas. A veces los cambiaban o los cancelaban, pero todo se debía a la crisis sanitaria. Muy agotador. 

Generalmente son vuelos cortos. Lo que pudo haber sido feo se convirtió en lo mejor, porque tras el incidente con el exparticipante Jorge Cisneros, quien nos responsabilizó por la descarga eléctrica que recibió durante uno de los juegos, los ‘aniñados’ de Guatemala nos conocieron. La noticia salió en todas partes, sobrepasó el target y el mercado popular al que va dirigido el reality. 

En Ecuador me hacen bromas y me preguntan si los voy a electrocutar. Si escribieran una canción, creo que se llamaría 'La corriente'. No lograron hacerme daño.

¿La relación entre ustedes nunca volvió a ser la misma?

Jorge quedó mal, no lo volví a ver. Inició un proceso legal contra la cadena, pero fue desestimado. Fue una estupidez. Según él, once personas (refiriéndose al equipo) trataron de matarlo. Era una tontería. Salió del programa y en Guatemala no es tan fácil aparecer en TV. Si en Ecuador es complicado, allá lo es más. Perdió trabajo con marcas porque a las empresas no les agrada la gente complicada.

¿Usted pudo haberse quedado más tiempo?

Hablé con mi jefe, yo estaba en la espera de otro proyecto, pero allá todo se toma más tiempo que acá. Si no se daba, aspiraba a una mejora económica. Aunque sabía que no era tan fácil porque no ganaba poco. Esta renegociación la estaba conversando antes de que sucediera el incidente. Yo todo lo organicé para seis meses. Salí en buenos términos. Ahora espero que se concrete algo en TV en Ecuador. No me desespero, tampoco me interesa agarrar cualquier cosa.

Eduardo Andrade
Tiene ganas de ser padre.Gerardo Menoscal

Edad: Está en la cédula y la perdió. Se considera joven y afirma que todavía le falta crecer.

Combate: Felicidad, alegría y oportunidad.

Experiencia: Doce años en la TV. Se inició en el canal de la Universidad Católica con Saskia Bermeo. Sus programas más destacados han sido 'Combate' (como competidor y presentador), en RTS, y 'BLN', en Canal Uno.

Exigencias al vestir: Pulcro y bien puesto. Eso le enseñó su padre (Antonio). Lo que más encontrará en su clóset son camisas. Tiene aproximadamente 200, casi 40 sacos de todos los colores y 70 pares de zapatos.

Lo que no le falta: Los perfumes, sobre todo Allure de Chanel. Siempre huele bien para dar una buena impresión.

Viajes: Conoce 40 países. Quiere recorrer Asia (China, Japón, India…). Aunque prefiere las playas.

Deportes: Correr y nadar. Se compró un casco en España porque tiene previsto practicar ciclismo.

¿Con quién le gustaría trabajar? Nunca compartió con Gabriela Pazmiño de Bucaram.

Miedos: Perder su creatividad, por ello se cuida. No bebe y no fuma.

Pareja: Lo que aspira a que la gente recuerde de él, no tiene nada que ver con su lado afectivo.

Hijos: Quiere tener uno pronto. Considera que sería un buen padre.

Desde hace cinco años, Eduardo es profesor del ITV, donde da clases virtuales de Introducción a la Comunicación. Además ofrece talleres de Comunicación con la Escuela Ascenders-Bepro.

Carlos José Matamoros siempre lo tiene presente y a veces lo ataca…

Aprendí cuál es su juego: le gusta salir en TV. Las veces que nos hemos visto me dice que todo es con cariño. Carlos José no es malo, solamente le gusta el show.

¿Siente que lo envidian?

Para nada. Los amigos de TV con los que converso y a los que frecuento, entre ellos Michela Pincay y Jorge Heredia, nos sentimos alegres con los logros del resto. Jorge me dijo en buena onda que no me vaya y le respondí que era lo que soñaba. Había que intentarlo. 

Trabajar en otro lugar siempre es enriquecedor porque hay que reinventarse y adaptarse a otro ambiente. Cuando eres famoso, lo que se haga es bonito. Cuando no tienes un nombre en otro país, hay que hacer todo más bonito para brillar. Toca esforzarse más.

Andrea Rendón

Andrea Rendón: "No extraño la TV, pero la disfruté"

Leer más

Aparentemente es tranquilo. Si se peleara con alguien, ¿con quién lo haría?

No soy de peleas, para pelear se necesitan dos. No existe esa persona. Cuando yo tengo que decir algo, lo digo de frente, no escribo en páginas ni lo hago de espaldas.

¿La TV local es un medio poco rentable?

Los sueldos han bajado, ya no están pagando lo de antes. Por ello hay que rebuscar por otros lados, generar proyectos y trabajar con la imagen en las redes sociales. La gente se queja, se pierde mucho tiempo en eso.

¿A esta altura a qué aspira?

Quiero seguir trabajando en TV, en algún momento lograr mi propio show, ese es mi sueño. Y que la vida me sorprenda.

¿A qué combate en la vida se está enfrentando?

A la elección de mi propio proyecto. Espero que sea ganador. No me refiero al rating, sino en el cual me sienta completamente feliz. En las redes me estoy reinventando. Siempre trabajo solo porque así se gana más (risas). Estoy desarrollando una idea con una actividad que me identifica: viajes a mi estilo. La gente me pregunta cómo lo hago. No se necesita mucho dinero, se necesita saber cómo hacerlo.

Eduardo Andrade
Le gusta vestir impecable.Gerardo Menoscal