Cultura

Hans Behr Martinez: “Ganar La Linares fue como atrapar mi Moby Dick”

En esta edición de Kiosco de Libros conversamos con uno de los dos ganadores del premio La Linares de Novela Breve 2020.

Hans-Behr_Martinez_Libros
El autor guayaquileño es conocido por sus novelas juveniles.Archivo

El pasado 23 de abril, el escritor guayaquileño Hans Behr Martínez se convirtió en uno de los dos ganadores del Premio La Linares de Novela Breve, junto al autor jipijapense Dalton Osorno. 

Treinta y nueve obras se presentaron al certamen, y nueve resultaron finalistas. Entre estas estaba ‘Firmamento’, novela más reciente de este autor, reconocido por libros previos como ‘Maratón’ y ‘Errantes y embusteros’ y considerado uno de los principales escritores de literatura juvenil del país. 

La obra arranca en la polémica Área 51 de Estados Unidos con la caída de un meteorito. Es 1947 y al interior de la roca espacial se encuentra un cubo, similar al cubo Rubix, capaz de moldear el tiempo. Pero no hay solo uno, sino tres, y uno de ellos termina en Macas, Ecuador. Ahí inicia esta emocionante aventura, la segunda incursión de Behr Martínez en la ciencia ficción. 

¿Cómo nació Firmamento?

La novela me tomó dos años, pero realmente nació hace muchos más, cuando me enganché con la ciencia ficción. Tenía 15 años cuando leí ‘Yo visité Ganimedes’ de Yosep Ibrahím. Me fascinó el viaje interestelar y, con el paso del tiempo, continué obsesionado con el género. Lo que no me había atrevido a hacer hasta ahora era escribir ciencia ficción. Hubo una breve exploración con ‘Las luces de la felicidad’, ’pero siempre me estuvo rondando. 

Concurso

La obra que retrata a una Guayaquil posapocalíptica

Leer más

Aunque es ficción, la novela aborda hechos históricos reales y locaciones llenas de misterio que sí existen. ¿Cómo fue el proceso de investigación para esta novela?

Siempre me interesó al Área 51, la Cueva de los Tayos, las líneas de Nazca, y he leído mucho sobre ellos. ‘Firmamento’ nace de ese interés, pero no mantiene las teorías de lo que ya se ha escrito, sino que genera las suyas propias. La historia me ayuda a capturar los sitios con la que trabajo la ficción.

Firmamento
La novela se puede leer de manera gratuita en la página de la Casa Egüez.Cortesía

Los protagonistas son uno de los elementos más cautivadores del libro, desde este Stephen Hawking criminal, hasta la banda de atracadores que son, a su vez, payasos. ¿Cómo se construyeron?

En ‘Las luces de la felicidad’ ya hay una versión del Stephen Hawking que se encuentra en esta novela. La verdad es que es un personaje que siempre me atrajo. Guardo recortes de prensa sobre su vida, entrevistas que le han hecho, me leí su libro. Es un hombre fascinante. Ponerlo en este contexto de cabecilla de la banda que robará el cubo fue trasladarlo a otro contexto, uno que está en tensión con el Hawking real, pero que se apoya en estas características verdaderas de su personalidad. 

La banda que se forma es bastante cómica y quería que fueran así. Tienen apodos graciosos, son como una familia, pues tienen una dinámica en que, el que la fundó, iba rescatando chicos de la calle, educándolos, y bueno, incluyéndolos en este estilo de vida. Pero claro, no es una obra policíaca, y ellos aportan humor a este atraco muy ‘criollo’ que ocurre en Macas. 

¿Qué fue lo más complejo del proceso de escritura?

Lo más difícil de firmamento fue su estructura. Fue como resolver un cubo Rubix. La obra salta entre escenas desde 1947 hasta 2014, y la empecé en el presente, pero el escenario no funcionaba. Tuvo varios cambios y ninguno me convencía, hasta que finalmente encontré un punto en la narración que me pareció ideal. Fue un proceso largo.

A1-5908481 (15908481)

Guayaquil en seis novelas

Leer más

¿Cómo se sintió con la noticia de que había obtenido uno de los galardones de La Linares?

Para mí, el premio La Linares era mi Moby Dick, y yo era como el capitán Ahab. Era un deseo muy presente, una ambición positiva. Y aunque uno nunca sabe si será suficiente, realmente creía que ‘Firmamento’ tenía probabilidades de ganar. Sin duda hay obras que lo convencen más a uno, y con esta sentí que era posible obtener el premio. Conseguirlo me llena de satisfacción.

¿Considera que el que la difusión de la novela se haga de manera digital puede ayudar a masificar la lectura de esta?

Sin duda. La crisis sanitaria ha cambiado muchas cosas en la vida de todos y esta es una de ellas. Nos hemos tenido que acoplar a esta nueva realidad. Y si bien hay una desventaja en el tema de las ganancias que generaría el libro físico, al mismo tiempo es positivo, porque al ser accesible, sin costo y de manera virtual, esta puede ganar un gran número de lectores que de otra manera no podrían acceder a la novela.

¿Está trabajando en algún proyecto nuevo?

Siempre estoy trabajando en nuevos proyectos, sufro poco del síndrome de la página vacía. Estoy terminando otra novela, y también estoy escribiendo cuentos e historias juveniles.