Cultura

Comuneros reforestan la madera sagrada

Proyecto incentiva a los habitantes a no cortar los árboles, sino a extraerles solo la esencia. Tres pueblos siembran palo santo

COMUNEROS CIMA
Recorrido. Los comuneros acuden en busca del palo santo en lo alto de la cordillera que atraviesa la península de Santa Elena.Joffre Lino / Expreso

Conservar el palo santo, árbol ancestral, es el principal propósito de los habitantes de las comunidades San Marcos y La Aguadita, de Santa Elena, donde trabajan en un plan de reforestación.

LENGUA FOTO

Una cruzada al rescate de la lengua perdida

Leer más

La acción en conjunto entre los comuneros con la Unidad de Conservación de la Prefectura de Santa Elena y la organización Cooperación Alemana GIZ empezó con un levantamiento topográfico en parcelas de cada uno de los campesinos con la finalidad de conocer la biodiversidad de flora, fauna y vegetación con la que convive el palo santo.

PALO IVESTIG
Expertos toman muestras para la investigaciónJoffre Lino / Expreso

Con el levantamiento de información se estudiarán todas las variables para la obtención de la esencia de palo santo, así como el incienso. Este último producto se obtendrá de las ramas secas o árboles que hayan muerto en el bosque en un tiempo aproximado de cuatro años.

En estas poblaciones existen 10.250 hectáreas de este árbol y por ello se incentiva a los comuneros para que no corten la planta, sino que extraigan la esencia para la comercialización. La Prefectura de Santa Elena ha adecentado un centro de acopio con equipos para que los comuneros la utilicen en la extracción de las sustancias de palo santo. “Se extrae la esencia sin dañar la madera, así se podrá conservar la planta por mucho tiempo”, comentó Mateo Lima, habitante de San Marcos.

El proyecto se viene trabajando en las comunas desde hace más de cinco años y han dado los pasos para concretarlo.

Los comuneros ven con agrado que una empresa extranjera haya mostrado su interés por exportar el incienso de palo santo. Los pobladores señalan que el palo santo no solamente tiene propiedades como repelente, sino también que el saumerio le renueva de energía e inclusive de buena suerte o alejar los malos espíritus. 

Donan mil plantas en Agua Blanca

El palo santo, considerado la madera sagrada ancestral, está siendo reforestado también en la comuna Agua Blanca, ubicada dentro del Parque Nacional Machalilla, al sur de la provincia de Manabí. Cerca de mil plantitas fueron donadas y sembradas alrededor del poblado. Un proyecto ideado por el italiano Dante Bolcato, empresario de la localidad.

En el sitio recolectan la madera y la utilizan para hacer aserrín, astillas, incienso y aceite, son algunos de los productos que se obtienen de las ramas secas del árbol de palo santo, que crece en forma abundante en la comuna, cuya madera solo puede ser utilizada cuando está muerta y seca. Un grupo de emprendedoras artesanas se dedican desde hace tres lustros a trabajar con esa especie arbórea, conocida milenariamente por sus distintas utilizaciones. El italiano, estudioso de la naturaleza, les enseñó a extraer aceite de la madera del árbol, que sería luego el subproducto más solicitado, por sus múltiples beneficios. RMO