Chile, la nueva Suecia

  Ocio

Chile, la nueva Suecia

EXPRESIONES le recomienda tres agrupaciones de la considerada por muchos como la mejor escena metalera de Latinoamérica

Bandas chilenas
Inanna (marrón), Sadism (azul) y Soulrost (naranja), tres bandas insignes del rock chileno.Miguel Rodríguez

En lo que a metal extremo se refiere, Chile destaca en el continente por méritos propios: el profesionalismo de sus bandas, la calidad de las grabaciones, la excelente presentación y estética que tienen las publicaciones en formato físico y el trabajo de los sellos independientes. Al punto de que los grupos chilenos apuntan a pegar en Europa en lugar de priorizar el mercado estadounidense o de la región, como ocurría antes del cambio de siglo.

Daddy Yankee

Daddy Yankee ya cuenta con su propia estatua en Santiago de Chile

Leer más

Y es muy significativa la influencia que ha tenido en Chile el death metal sueco ‘old school’, más específicamente lo que se conoce como sonido de Estocolmo, que cultivaron agrupaciones como Dismember, Unleashed, Grave, Carnage, Entombed, Lobotomy. Es decir, guitarras con afinaciones más graves de lo habitual, ritmos frenéticos, baterías que priorizan la fuerza a la técnica y voces demenciales.

Obviamente, además de ese sonido base, las agrupaciones chilenas se nutren de todo el bagaje y diversidad acumulados durante tres décadas de historia de música violenta. No olvidemos que Chile cuenta con bandas como Pentagram, Atomic Aggressor y Dorso, cuyas primeras grabaciones en casete influenciaron a varias generaciones de metaleros a nivel mundial.

Esta semana le proponemos el trabajo de tres bandas de ese país, como una especie de abreboca que lo lleve a investigar más de esta espectacular escena.

SOULROT

A pesar de que son considerados como parte de la nueva camada de metal chileno, este trío de Valparaíso formado en 2013 tiene una decena de grabaciones que incluyen un demo, varios trabajos compartidos con grupos de su país y de Europa, dos EP y dos discos.

Su último álbum larga duración hasta la fecha, Victims of Spiritual Warfare (2020, también del sello Memento Mori), es una avalancha de sonidos que evidencian por qué el metal de la vieja escuela sueca sigue atrapando nuevas audiencias.

Ultratumba

Ultratumba: “Hemos envejecido bien"

Leer más

SADISM

Banda de Santiago cuyo primer demo tape, Perdition of Souls, data de 1989 y se ha vuelto un referente de la importancia del metal subterráneo latinoamericano para el crecimiento del death a nivel planetario.

Sus dos últimos lanzamientos, Ethereal Dead Cult (2018) y The Sadistic Key Elements (2020), los editó el sello sueco Toxic Records, lo que los ha llevado varias veces a realizar giras internacionales.

En julio concluyeron su tour por el Viejo Continente, en un recorrido por Italia, Bélgica, Francia, Hungría, Austria y República Checa, en ocho presentaciones, junto con los también chilenos Tridente.

INANNA

Música

Underground: Transgredir o morir

Leer más

Aunque en la mayoría de reseñas y comentarios en YouTube se refieren a ellos como una mezcla entre los estadounidenses Immolation y los mexicanos The Chasm, la verdad es que su sonido nos recuerda más a bandas suecas como Edge of Sanity, A Canorous Quintet y Cardinal Sin, por los elementos melódicos e incluso progresivos que incluyen en su música. Su disco Void of Unending Depths de este año, lanzado una década después de su genial segundo álbum Transfigured in a Thousand Delusions, fue publicado por el sello español Memento Mori y es una muestra de que el death metal puede ser también una música cargada de sensibilidad y emotividad.