Caridad Vela: "Viví en un mundo de hombres y nunca me sentí amenazada"

  Ocio

Caridad Vela: "Viví en un mundo de hombres y nunca me sentí amenazada"

EXPRESIONES compartió una tarde con la recordada empresaria taurina y comunicadora quiteña, quien expone su visión de la vida a los 60 años.

Caridad Vela
Caridad Vela asegura que no es mujer de mirar los toros de lejos.Sebastián Bronley

Por muchos años fue el rostro de la Feria de Quito Jesús del Gran Poder, que se llevaba a cabo durante las fiestas por la fundación de la capital hasta hace diez años. Caridad Vela también ha incursionado en la política y en los medios impresos. A una década de su retiro de los eventos taurinos y en la mira de retomarlos, respondió las preguntas de El Cuestionario.

¿De los toros a la política? ¿Cómo fue ese salto?

Muy curioso. Siempre he tenido vena política. Mi padre, abogado, tenía tres aficiones en su vida: el amor a Dios, a los toros y a la política. En los almuerzos familiares, las conversaciones giraban alrededor de esos temas. Miraba, criticaba y opinaba, así me mantuve.

¿En los toros también aplicó la política?

Danilo Rosero

Danilo Rosero, el nuevo productor de Solteros sin compromiso

Leer más

Tenía política involucrada, porque había mucho manejo al nivel de lobby en relación a los antitaurinos.

¿Y en esa transición empezó una revista?

Cuando terminé mi relación laboral con la Plaza de Toros Quito, empecé con mi revista Clave junto a mi hermana, quien tenía un profundo conocimiento inmobiliario; yo no diferenciaba la viga del vidrio, pero sé de comunicación. Juntamos esas sinergias y mientras estaba en la revista me contacta Lenín Moreno para que sea la secretaria de Comunicación de la Presidencia de la República. Fue un reto interesante, muy bueno en algunos sentidos y muy crudo en otros.

¿Qué enseñanzas le dejó?

Hablar es facilísimo y hacer es lo complicado. No es muy fácil seguir solo el camino del pensamiento y la filosofía, porque hay cosas que en la práctica no funcionan. La política es un intangible que nace del corazón, sigue a la mente, pero tiene que trasladarse a las manos.

¿Cómo ha sido el trayecto en sus 60 años de vida?

Ha sido maravilloso. Estoy agradecida con Dios a pesar de haber vivido momentos muy duros. Un matrimonio con un hombre al que amé locamente terminó en divorcio, pero somos buenos amigos . Tuve tres hijos maravillosos con él, Esteban, Sebastián y Belén, son mi vida.

De los cuales usted dice que uno está en el cielo.

Sebastián. Sin duda fue el momento más duro de mi vida. Sucedió hace 13 años y medio. Pero él está cada vez más presente en mi corazón. Se manifiesta de diversas maneras, la jungla que ves aquí en mi casa está llena de plantas sembradas por él. El concepto del ‘nunca más’ es inentendible mientras no te enfrentas a un tema como este y es durísimo.

Luz Elena Coloma

Luz Elena Coloma: "Me visualizo como la alcaldesa de Quito"

Leer más

Pero ahí está el amor...

El amor cura todo y el tiempo también... Más que curar, te enseña a vivir con lo que te toca.

¿Y sus recuerdos de la Feria Jesús del Gran Poder?

Fueron quince años. Mencione cualquier nombre de algún famoso torero de España y seguramente estuvo en la Feria de Quito. Impresionante.

Hace pocos días reabrieron la Plaza de Toros con un concierto. ¿Servirá de nuevo como escenario taurino?

El tema está planteado en la Corte Constitucional, esperamos un pronunciamiento. Hubo muchos defectos en la consulta y la Constitución prevé el respeto a los derechos y uno de ellos es la libertad de elegir, escoger y pronunciarse.

Caridad Vela
Caridad Vela afirma ser una mujer sensible que necesita tocar y sentir todo a flor de piel.Sebastián Bronley

¿Mujer de tomar al toro por los cuernos?

Sin duda y en algunos casos de forma descarada y frontal, con nobleza y verdad, sin darme cuenta del riesgo que corría.

Jamás le ha huido a alguna corrida, entonces.

A ninguna. Y hubo veces en que ni siquiera vi al toro... de repente te embiste y te tumba. Siempre hay un toro negro en la vida también.

Fernando Terranova

Fernando Terranova: "No me urge el tema de la paternidad"

Leer más

¿Entonces no aplica lo de ver los toros de lejos?

No soy buena viéndolos. Me gusta palpar, probar y sentir todo lo que está a mi alrededor, que todo me roce y a flor de piel. Soy una mujer sensible.

¿Abierta al amor?

Totalmente. De hecho, después de mi divorcio, que sí fue un shock, tuve dos relaciones amorosas fantásticas y maravillosas que empezaron de manera divina y terminaron de igual forma, diciendo ‘muchas gracias’.

¿Su vela siempre está encendida?

Siempre, no se consume, y si lo hace es de manera lenta al igual que la vida o un reloj de arena, pero no se apaga ni en los peores momentos.


“Sería una descarada si dijera que no volveré a la política. Si quieres generar un cambio y hacer algo positivo que vaya más allá del verbo, tienes que involucrarte. Me considero una ciudadana responsable”. 
“Me desenvolví en un mundo de hombres en el cual nunca me sentí amenazada ni acosada. Me trataban como una princesa y me gané el respeto de todos”.