Ariana Taranto: "El maquillaje hizo de mí una marca personal"

  Ocio

Ariana Taranto: "El maquillaje hizo de mí una marca personal"

Con diez años como maquilladora tiene clara la visión del mercado. Ser influencer, dar masterclass y maquillar a misses despuntaron su negocio.

Ariana Taranto
Ariana Taranto es un referente del maquillaje profesional en el Puerto Principal.Cortesía

Hay muchas maquilladoras, pero solo unas pocas tienen el privilegio de trabajar para las grandes marcas, estar en los mejores masterclass, y maquillar desde reinas de belleza hasta personajes públicos.

Una de ellas es Ariana Taranto (32). Desde chica ya incursionaba el mundo del arte, dibujando y pintando. Al punto que al finalizar la secundaria tomó varios rumbos hasta encontrar su verdadera vocación.

Grupo Deluxe

El Oktoberfest se vive en la Perla del Pacífico

Leer más

Probó su talento desde la carrera de Artes Escénicas en la Universidad Casa Grande, y luego diseño de moda, en donde el tiempo la hizo desistir para descubrir que lo suyo iba por la estética pero desde un lugar distinto: el maquillaje.

LA MUJER DETRÁS DE LAS CORONAS

Ariana
Ariana en una de sus clases magistrales.Cortesía

Con diez años como maquilladora tiene clara la visión del mercado. Ser influencer, dar masterclass y maquillar a misses hicieron despuntar su negocio.

Recordadas Miss Ecuador como Daniela Cepeda, Virginia Limongi, Cristina Hidalgo y Leyla Espinoza, han podido ser maquilladas por Ariana desde el día uno que empezaron la aventura de estar en ese certamen.

Adriana y Roberta

Adriana y Roberta la rompen con sus chaquetas

Leer más

Pero no iba sola. Ante la necesidad de aumentar su staff, se sumó al equipo, Margarita Rodríguez, su mamá. “Ella ha sido polifacética. Hubo un tiempo en el que mi padre se quedó sin trabajo y mi madre aprendió a hacer manicura para trabajar a domicilio. Ella es de las que no se rinde. Por eso siempre va a ser mi ejemplo”, cuenta y agrega “le pague un curso de peinados y juntas empezamos a hacer equipo en este emprendimiento”.

Si bien, el hecho de maquillar a las misses fue un trampolín para más oportunidades, reconoce que ese trabajo marcó su estilo. “Creo que les atrae el hecho de que siempre buscó resaltar la esencia y feminidad. Me importa mucho que a través de mi maquillaje ellas irradian su belleza interior”, sostiene

Es así que, con o sin corona, quien se maquilla por Ariana, ya es una reina.

EL PODER DE LOS MASTERCLASS

Para equilibrar el negocio, entre los ingresos y egreso, Ariana vio explayo lo otro que le gusta hacer: Dar clases.

De hecho, ya impartía online antes de la pandemia. “Siempre busco la manera de salir adelante”, refiere, y así con esa mente visionaria llegó a tener estudiantes de países como Alemania.

Confiesa que al dar masterclass no le gustan los grupos grandes de estudiantes. “Al ser reducidos puedo dedicarme más a formar a cada alumno. Y me da gusto que a partir de mis clases, salen nuevos maquilladores dispuestos a emprender, y les va super bien”. Para ello, Ariana está con el gremio de maquilladores Guayas, lo cual le permite dar certificados.

700 x 402 (4) (1)

Irene Esser: "Debemos ser cómplices entre mujeres"

Leer más

En el camino también le ha tocado tener audiencias que llegan a más de 250 personas, sobre todo cuando la invitan marcas reconocidas del mundo de la belleza. “Mas que nervios, me da nostalgia, por ver cómo he ido creciendo”, dice.

El éxito de sus clases dice que recae en su capacitación constante. “Siempre reservo un presupuesto para apuntarme a dos cursos internacionales al año”, asegura. De ahí que se entiende la confianza que el resto pone en ella.

EMPRENDIENDO TAMBIÉN EN MODA

Ante la falta de eventos, y el contacto reducido por la pandemia, en 2020, volteo su mirada a la moda. Junto con su mamá, quien tenía en casa una máquina de coser, se dedicaron a hacer mascarillas y cintillos. “En medio de la sala, yo cortaba, ella cosía, y luego yo las modelaba para promocionarlas en Instagram”

Karina Aragón

Karina Aragón: La encantadora de bebés

Leer más

Así balanceaba los días de confinamiento. “El rubro de maquillaje se vio complicado como el resto. Aunque como influencer daba capacitaciones online para algunas marcas de maquillaje, los ingresos no cubrían las necesidades de ese entonces”

Fue así que el emprendimiento de moda lo mantienen ambas hasta ahora. “Mi mamá siempre tiene un lema: Las cosas se deben hacer bien, o sino no se hacen. Por eso ella es mi mejor equipo en todo lo que emprenda”, afirma.