Ariana Mejía: "Prefiero decir la verdad a ser mojigata y quedarme callada"

  Ocio

Ariana Mejía: "Prefiero decir la verdad a ser mojigata y quedarme callada"

Su archienemiga es la actriz Pamela Palacios, quien ha procedido legalmente contra la futura esposa de Troi Alvarado. La acusación es daño a la honra.

Ariana Mejía
Ariana se casará con el músico el 10 de este mes.Gerardo Menoscal

La mediática Ariana Mejía (24), expresentadora de 'Fuull Night', iniciará una etapa importante en su vida, contraerá nupcias con el músico Troi Alvarado (54), el próximo 10 de este mes en el hotel Tryp by Wyndham. Existen 30 años de diferencia entre ellos. Tienen hijos de distintas relaciones. Ella, dos niñas, Emma (6) y Valentina (4), y él dos jóvenes, Áxel y Tábata, frutos de su matrimonio con la actriz Pamela Palacios.

Henry Bustamante

El poder del amor: "Andrés Salvatierra me pide distancia en Turquía", dice Henry Bustamante

Leer más

Aunque no lo ha confirmado con los respectivos exámenes, la novia (que estudia Publicidad y Aviación para ser azafata) podría estar esperando el primer hijo de ambos.

El día de su boda (con 200 invitados) la llevará su abuelito Rafael Jiménez (99) y lucirá un traje largo color beige de Gabriela Galarza, que según Ariana le costó 3.000 dólares. “No he hecho canjes en mi matrimonio. No quise porque si algo no me gusta, puedo reclamar”, comenta entre risas.

En enero, la pareja partirá de luna de miel a París, Francia. “No nos quedaremos muchos días por las actividades de Troi. Sueño con conocer Las Catacumbas de esa ciudad, además ir a la Torre Eiffel, al Museo del Louvre y más atractivos turísticos”.

Rubia, delgada y sin filtro para hablar. Según dice, es una de sus virtudes o “tal vez, mi principal defecto”.

Allan Zenck y Carolina Jaume

Allan Zenck presentó una denuncia contra Carolina Jaume

Leer más

A pesar de su corta edad ha vivido bastante…

Compartí, estuve ‘arrejuntada’ alrededor de 6 años con el padre de mis hijas, Jorge Luis Paredes. Siempre me gustaron los hombres mayores (risas).

¿Cómo llega Troi Alvarado a su vida?

Lo conozco desde que era pelada, a los 17 años. Todavía estaba con el papá de las niñas, coincidíamos en algunos eventos, así nos hicimos buenos amigos, incluso cuando quise terminar con mi relación, lo buscaba para que me aconseje. Tenía experiencia en estos temas. Al principio quise agotar los recursos para que funcionara. Troi me decía que lo intente. Cuando esa historia llegó a su fin empezamos a salir como panas. Mi familia se lleva muy bien con él.

¿Se casa enamorada o por darle pica a alguien?

Estoy enamorada. Troi es lindo, me ha apoyado en situaciones difíciles. Mi hija mayor sufre de bronquiolitis porque se le cierran los pulmones. Se convirtió en enfermero en tiempo de pandemia. Se ha portado muy bien, me ha ayudado a progresar, a que estudie. No me limita. Su accionar me enamoró.

¿Flechó a dos exintegrantes del grupo Tranzas?

Troi me presentó a Douglas Bastidas, me amarré tres meses con él. Me arrepiento de esa relación destructiva. Aparte de ser feo, me dañó y viví malas experiencias. Cuando me metí con Douglas apenas tenía 18 años. Antes estaba menos centrada. Troi siempre me cuidó.

Ariana Mejía
Tiene 24 años y dos hijas.Gerardo Menoscal

Entre su futuro esposo y usted existe una diferencia de edad de 30 años. No es cualquier cosa porque mientras él está de regreso, Ariana está empezando a vivir.

Yo soy explosiva, Troi se controla más. Hemos tenido nuestros desencuentros, idas y venidas e incluso otras relaciones. Llevamos más de dos años juntos y hemos acudido a terapia familiar. No falta los que dicen que no vamos a durar casados ni un año. Siempre me ha ayudado mucho.

Sus peleas con Troi han sido famosas...

Antes, pero desde que fuimos a terapia familiar hemos superado esos problemas. Discutíamos, él gritaba, por eso nos separamos, ya me deja expresar.

A su edad se cae fácilmente en tentaciones...

Troi me conoce, soy sincera en mis acciones. Si cayera en alguna tentación él se daría cuenta de inmediato y yo también. No doy motivos para celos, soy extrovertida, pero no ando de fiesta en fiesta. Nunca nos pusimos los cachos.

Existe el rumor de un posible embarazo…

Creo que estoy embarazada, ya tengo más de diez días de retraso menstrual. Queremos otro hijo, compré una casa y la adapté para ello. Al principio pensé que era Troi el que no ‘cuajaba’ por la edad (risas). Lloraba frustrada, después de este bebé, me ligaré. 

Boda de Ariana Mejía
Invitación al matrimonio.Cortesía

Usted afloja la lengua sin control y por ello se ha metido en problemas.

Nunca miento, trato de decir siempre la verdad, y por aquello me odian. Prefiero decir la verdad a ser mojigata y quedarme callada. De mí siempre escucharán la verdad, así no les agrade. Pero mientras no se metan conmigo, todo tranquilo. Cuando tratan de hacerme quedar como mala persona, reacciono de inmediato.

¿Es decir que es mejor tenerla de amiga que de enemiga?

No se metan conmigo porque ninguna loca actúa simplemente de loca, así esté con psiquiatra. Esta loca tiene 24 años, un carro, una casa que me compré con mi esfuerzo y otro vehículo que es de Troi, que también es mío porque él es mi marido. Siempre hablo con fundamentos, si alguien quiere fastidiarme, sé que algún trapo sucio tendrá. Soy paz y amor.

¿Pero no se nota?

Nada me lo tomo personal y por eso me va bien. Hay personas malas que hacen parecer que son buenas y que tienen un Dios debajo del brazo. Soy loca pero creo en Dios y que un Ser Supremo nos cuida. Lo que ocurre es que no lo grito en las redes sociales para dármelas de santa. Soy explosiva, creo que es porque soy Aries. Si no me molestan soy un pan de Dios. 

La gente cree que mujeres como Carolina Jaume, Sofía Vásconez o yo somos las malas o las locas. Me muero con la verdad, no sirvo para mentir y para ser mentirosa hay que tener buena memoria y no la tengo.

Sus detractores la llaman Pinky…

Ganas de molestar por la serie 'Pinky y Cerebro'. Si yo no tuviera cerebro no estudiaría dos carreras, no tendría trabajo (en la empresa familiar), no ganaría mi dinero y no pasaría ocupada.

Siempre ha tenido muchos enfrentamientos con Pamela Palacios, la exesposa de Troi.

No odio a nadie, no tengo cargas pesadas, mi energía fluye. De ella prefiero no hablar.

Es la madre de los hijos de su futuro esposo, siempre estará en sus vidas.

Solo diré que se hace la digna, pero de aquello no me corresponde hablar, solo a Troi.

Hasta con los hijos han surgido conflictos.

No son niños, son jóvenes. Su papá estuvo enfermo, tirado en un hospital, los llamé para que lo ayuden, sé que no me expresé de la forma adecuada porque estaba desesperada. Solo quería que no se porten como lo estaban haciendo. Antes mantuve una buena relación con ellos.

¿Estarán en la boda?

Iban a ir, pero ya no. Es mejor evitar.

¿Qué es lo peor que han dicho en las redes sociales de Ariana Mejía?

De todo, hay cosas que no sabía que había hecho. Gente que opina sin conocerme.

Siempre que hacemos una entrevista, todo queda grabado...

Ok.

Ariana Mejía
Con Troi Alvarado, quien fue esposo de Pamela Palacios.Gerardo Menoscal

"En la cama rindo como un hombre de 30”

¿Qué lo enamora de una mujer tan polémica como Ariana Mejía?

Troi Alvarado: Precisamente su locura. Es su naturaleza, es muy divertida. Es la primera vez que no voy a la conquista de alguien. Los últimos cinco años de mi anterior matrimonio fueron terribles. Tuve que ir a un psicólogo. Luego de aquello me dediqué a estudiar y trabajar, a veces salía con amigas. Me caía bien porque era chistosa.

¿No le importó que primero fuera pareja de su amigo y colega Douglas Bastidas?

Mentiría si diría que no, pero no es que yo quise conquistar a una pareja de Douglas. Estuve con ella en las buenas y en las malas, la aconsejé cuando se separó del padre de sus hijas, porque a pesar de mi fracaso, creo en el matrimonio. También fue complicado dar mi punto de vista en su relación con Douglas. Le dije: “Es mi amigo, pero no te toma en serio”.

Los hombres mayores a veces son celosos...

Ella es más celosa (risas). No tengo esas inseguridades. No soy el viejo verde detrás de la niñita. Jamás, fue algo natural que se dio. Si la juventud sirve de algo en esta relación es para alegrarme la vida, no para complicarme. En la parte de la cama, Ariana no puede quejarse. A mis 54 años, rindo como un hombre de 30. Siempre le hablé sobre la diferencia de edades para que esté segura del paso que iba a dar conmigo. 

Me gusta que a pesar de lo arrebatada que puede ser es muy pensante y muy comprometida, si eres su amigo, te defiende. Tal vez por la edad cometa algunos excesos. La Ariana de antes no es la misma que la de ahora.

¿Otra vez padre?

Anhelamos un hijo, esperamos que así sea. Al principio se creyó que yo no ‘cuajaba’, pero era ella (risas) por ciertos problemas.