Whymper León: “El Bachillerato Internacional no tuvo sostenimiento en los colegios fiscales”

  Guayaquil

Whymper León: “El Bachillerato Internacional no tuvo sostenimiento en los colegios fiscales”

Eliminar este programa en la educación pública sería un retroceso para este sector

Whymper León
Presidente de la Asociación Ecuatoriana de Colegios con Bachillerato Internacional (Aseccbi).Christian Vásconez / EXPRESO

Presidente de la Asociación Ecuatoriana de Colegios con Bachillerato Internacional (Aseccbi), coordinador del programa BI en el Colegio Americano de Guayaquil, examinador internacional de la asignatura Business Management, miembro de la Red de Educadores del BI, excoordinador BI de la Unidad Educativa Particular Bilingüe Principito y Marcel Laniado de Wind en Machala, catedrático del Blue Hill College.

Graduación en casa

Graduaciones: con birretes desde casa

Leer más

EL CONTEXTO

La continuación del Programa de Bachillerato Internacional (BI) en los colegios fiscales pende de un hilo por los costos que representa y los resultados obtenidos. Este demanda una inversión de 7,2 millones de dólares anuales. En los últimos cuatro años, de los 26.200 alumnos, solo 2.781 obtuvieron el diploma.

El presidente de la Asociación Ecuatoriana de Colegios con Bachillerato Internacional analiza por qué este programa de estudio ha sido más complicado para los colegios fiscales que los particulares y cuál sería el impacto de una posible desaparición en el sector público.

¿Por qué cree usted que el BI no ha dado los resultados esperados en el sector educativo fiscal, al punto de que el Ministerio de Educación habla de eliminarlo?

Fue una decisión demasiado ambiciosa y creo que no se dieron cuenta de lo costoso que iba a resultar. Se asignaron los fondos para el proceso de implementación, pero no para el sostenimiento continuo. Entonces hubo problemas porque los profesores no se capacitaron con las nuevas guías y programas y eso afectó a los resultados. Debieron haber hecho un presupuesto de cuánto le costaba manejar esta cantidad de personal que tenían que capacitar.

Robot Loly

Loly apoya el aprendizaje de 2.100 niños de cuatro escuelas

Leer más

¿El factor costo ha sido el único inconveniente?

Los costos son elevados. Alrededor de 1.000 dólares cuesta el diploma que obtiene el estudiante al rendir las pruebas en las seis asignaturas. A parte, el colegio debe pagar una tasa de 11.700 dólares anuales para pertenecer a la organización BI; debe contratar espacios para la capacitación de profesores, pagarle alimentación, hospedaje, movilización durante los tres o cuatro días que duran los talleres que cuestan 600 dólares por participante y por cada una de las seis asignaturas. En los colegios públicos el costo lo asume el Estado; en los privados, el propio estudiante.

Algunos piensan que eliminar el BI en los planteles públicos sería un grave error. ¿Qué cree usted?

El BI está en pequeñas y grandes comunidades del país donde es un ícono. Las poblaciones no verían con buenos ojos que se elimine su programa estrella que podría revalorizar la educación en estos sectores. Eliminarlo sería un retroceso para la educación pública.

En los colegios privados el BI marcha bien, pese a la crisis los resultados han sido óptimos.

¿Cuáles serían las consecuencias de su eliminación?

Labor docente

El retorno presencial de los docentes a las aulas está suspendido hasta el 9 de febrero

Leer más

Los chicos no se beneficiarían del acceso a una educación de Primer Mundo y no estarían vinculados con un currículo común a nivel global que le permite estar en el mismo nivel de conocimiento de cualquier alumno que tenga este programa, sin importar el país en que se encuentre.

¿Cree que el programa debe seguir en los colegios donde los estudiantes obtienen buenos resultados cada año?

Se debería evaluar en función de la geografía para no eliminar el programa en todas las ciudades. Debería haber una planificación más estratégica para tratar de tener, por lo menos, un colegio BI en cada ciudad del país.

¿Por qué el BI ha sido más complicado para los colegios fiscales que para los del sector particular?

El sector privado tiene contemplado un presupuesto anual para talleres a los que debe enviar a los profesores, dotación de equipos de laboratorios, reactivos, gastos para el desarrollo de asignaturas, etc. En el particular es sencillo el acceso a recursos tecnológicos, financieros, informáticos, que le permite llevar de manera satisfactoria una evaluación por parte de la Organización BI. El sector público no tiene esas facilidades para cada uno de sus colegios.

Roberto Briones

Roberto Briones: “A la universidad irán chicos con conocimientos deficientes”

Leer más

¿Por qué a los estudiantes BI les va mejor en el examen de acceso a la universidad, en relación a los del Bachillerato General y del Técnico?

Los chicos del BI han sido involucrados a un currículo diferente que les permite tener un mejor perfil de entrada a una carrera universitaria que aquellos que no perciben los beneficios del Programa del Diploma. No solo a nivel de contenido, sino también en función de la metodología de los conocimientos que desarrollan para manejar el juicio crítico, el análisis, poder desarrollar ensayos, etc., que es justamente lo que exigen las universidades.

Eliminar el BI en los fiscales sería retroceder al tiempo cuando solo los privados tenían acceso a una educación global.

¿El BI cumplió los objetivos?

Creo que el objetivo de aprendizaje debe estar cumplido. Los chicos que están en el programa tienen un nivel de conocimiento y metodología diferentes a los que no han estado en BI. No obstante, la figura no estuvo del todo completa, ya que no todos los estudiantes han podido ingresar a la universidad. Creo que se debió armar convenios con la universidad pública para que ofrezca beneficios de ingreso directo a los jóvenes, sin que tengan que hacer el examen de acceso; u homologar materias en función de la carrera.

¿Qué faltó para que en el país el BI funcione bien en el sector fiscal?

Cinthya Game

Cinthya Game: “Hay que aplicar nuevos modelos educativos no uniformes”

Leer más

Creo que no se le hizo el seguimiento debido. No solo se debió monitorear a los colegios en vía de autorización, sino también a los autorizados, a los que se les tenía que haber dado soporte en función de recursos económicos, capacitación, dotación de laboratorios, mejoramiento de bibliotecas, etc. Faltó el seguimiento continuo de los colegios ya autorizados.

¿Cree que los profesores BI fiscales están bien capacitados?

No dudo de la capacitación que tengan para dar la materia asignada. El problema está en que muchos no saben la metodología del BI, que se la adquiere a través de los talleres. Por ejemplo, los exámenes son 50 % contenido, el otro 50 % es aplicación, análisis, evaluación. A los fiscales les falta entrenar al profesor para manejar estos procesos de evaluación.

¿Qué pasará con esos profesores en caso de que se elimine el programa?

Ellos tienen un nivel de capacitación que es común a todos los colegios BI. Esa experiencia puede ser de mucha importancia para que puedan ubicarse en cualquier plantel del mundo.