Guayaquil

Se vende poco en la nueva bahía de los informales

Los clientes no hallaron variedad, ni tampoco logística adecuada porque la mercadería en algunos casos se ofertaba en el piso

COMERCIANTES INFORMAL (32866497)
Orellana. En el primer sábado, por la mañana, hubo pocos clientes.Amelia Andrade

En el primer sábado en el galpón de la avenida Francisco de Orellana, donde se han reubicado a 370 vendedores ambulantes que, días atrás, fueron retirados de la bahía, las ventas fueron bajas.

LA BAHIA TRABAJA A ME (32841464)

En la bahía ya se han clausurado 160 bodegas

Leer más

A media mañana de hoy en el lugar había pocos clientes, ellos decían no estar conformes. Extrañaban la variedad que tiene la bahía, en el centro de la urbe.

“Vivo en Mucho Lote, pensé que me iba ahorrar el viaje al centro; pero no es así, no encontré pantalones para mis hijos”, comentó Silvia Fuente.

Para otros clientes es bueno que se abran nuevos polos comerciales por toda la ciudad, pero piden más organización. “Esta iniciativa es buena, pero al Municipio todavía le falta logística y programas integrales. Al ver la mercadería en el suelo se nota que esto es una solución parche, que nació después de la marcha que hicieron los informales”, cuestionó Arturo Borbor, morador de Los Vergeles.

Los vendedores van a estar en esta localidad durante diciembre, de martes a domingo de 08:00 a 18:00.

Los comerciantes están optimistas, aspiran a que mañana que en el sector se desarrolla una feria de carros, acudan más clientes. El parqueo cuesta un dólar, la entrada a pie es gratis. 

marcha bahia

Una protesta de vendedores informales generó el temor al saqueo en el centro

Leer más

En el lugar han reubicado a vendedores como a Carolina Sánchez, quien tras ser despedida de un restaurante por la crisis económica optó por comercializar zapatos en una esquina, en la bahía, pero tras el operativo de la policía se quedó sin este trabajo, por eso aceptó poner su puesto sobre un saco, con la ilusión de que en los siguientes días lleguen más clientes. 

La inversión que hacen es poca, de allí que no tengan la capacidad de ofrecer una variedad de modelos y tallas de ropa, que es lo que más buscó hoy las pocas personas que llegaron al lugar. "Trabajaba en una empresa agrícola, pero salí por reducción de personal. Decidí invertir 100 dólares y empezar a vender artículos varios. Tengo tres hijos que mantener", indicó Luis Guerrero, otro de los vendedores informales.

Hasta el medio día de este sábado 12 de diciembre, se habían instalado 290 comerciantes ambulantes de los 370 que se inscribieron, manifestó Carla Villamar, jefa de Asignaciones de Mercados y Bahías, de la Dirección Municipal de Aseo Cantonal, Mercados y Servicios Especiales.