Guayaquil

El plebiscito de la ‘Estatal’ era poco conocido por los votantes

La universidad consultó a los alumnos si desean que la ciudadela universitaria deje de llamarse Salvador Allende. 

Elecciones en la Estatal
Comicios. Los estudiantes de la Universidad de Guayaquil participaron en la contienda electoral.CHRISTIAN VASCONEZ

Dos papeletas recibieron los aproximadamente 70.000 estudiantes de 17 facultad agrupados en 46 carreras, de la Universidad de Guayaquil, que ayer jueves acudieron a las urnas para participar en un proceso electoral en el que también se adhirió un referéndum.

En una papeleta constaban los nombres de los candidatos a representantes de las Asociaciones Escuelas de cada facultad. En la otra, había una pregunta que busca cambiar el nombre de la ciudadela universitaria, que desde 1976 se llama Salvador Allende, en memoria del expresidente chileno. Las autoridades quieren que se denomine ‘Universidad de Guayaquil’, que tiene mayor representatividad, según indican.

Campañas para gremios estudiantiles en la Estatal

La Universidad de Guayaquil renovará gremios estudiantiles

Leer más

Sobre los comicios para la renovación de los gremios estudiantiles, los alumnos tenían mucha información, ya que conocían a los candidatos y sus propuestas de trabajo, que fueron dadas a conocer durante la semana que duró la campaña. En cambio, sobre la consulta conocían poco pues, según dijeron, esta no fue socializada y tampoco se informó sobre el objetivo de la misma.

Al menos así lo indicaron los estudiantes que fueron consultados por Diario EXPRESO, durante la jornada electoral que se inició con dos horas de retraso en algunas unidades académicas, debido a que no se conformaron las mesas a las 08:00, por la inasistencia de sus delegados.

Poca información recibimos sobre la consulta que nos harían en la papeleta. Creo que hay cosas más importantes que deberían preocupar a las autoridades de la universidad.

Isaac Plúas,
estudiante de la carrera de Sociología

Algunas facultades mantuvieron sus puertas cerradas hasta las 10:00, mientras en los exteriores los estudiantes esperaban impacientes ingresar para ejercer su derecho al voto.

Los alumnos de Jurisprudencia denunciaron que se les había impedido el ingreso porque se estaban llenando las papeletas con votos que favorecían a determinadas listas.

Pero esta denuncia fue desmentida por Tito Palma, presidente del Tribunal Electoral de la Universidad de Guayaquil, quien aseguró que durante un recorrido había constatado que las urnas estaban vacías.

En Medicina, en cambio, recién a las 10:30 se instalaron las mesas electorales, en medio del malestar de muchos estudiantes que debieron abandonar el recinto sin ejercer su derecho al voto, ya que debieron dirigirse a los hospitales donde realizan prácticas.

En las otras facultades la jornada transcurrió sin contratiempos. A pie y en motocicleta, miembros de la Policía Nacional recorrieron el campus para evitar que se produzca algún desmán.

El proceso electoral se ha desarrollado con normalidad y transparencia, una vez que se superaron los problemas originados por la inasistencia de los delegados de las mesas.

Carlos Villacreses,
decano de la facultad de Jurisprudencia
elecciones universidad de guayaquil retrasos

Elecciones en la Universidad de Guayaquil iniciaron con retraso

Leer más

Durante la jornada, algunos alumnos mostraron desinterés por la consulta y dejaron bien en claro que les da igual el nombre que lleve la ciudadela universitaria, ya que para ellos lo más importante es que se mejoren sus instalaciones, así como la infraestructura de cada facultad. “Es intrascendente esta consulta, tomando en cuenta que el alma mater tiene muchas necesidades que las autoridades debería atender”, manifestó Carlos Robles, estudiante de Odontología.

Mientras que Ana Tenorio, alumna de Medicina, dijo que prefería que la ciudadela se siga llamando Salvador Allende. En cambio, Nelson Beltrán, de Psicología, cree que la ciudadela universitaria debe llevar el nombre de ‘Universidad de Guayaquil’, al igual que el centro de estudios.

Varios docentes cuestionaron la consulta y rechazaron el hecho de no haber sido tomados en cuenta para emitir sus puntos de vista. “Se está discriminando al resto de la comunidad universitaria: profesores, empleados y trabajadores, que no formarán parte de una decisión delicada para la universidad”, opinó un maestro que prefirió el anonimato.

Las clases, que fueron suspendidas desde el miércoles pasado, se reanudarán este viernes.

Cambiarle el nombre a la ciudadela universitaria es una falta de respeto a la imagen de Salvador Allende. Muchas escuelas, colegios y universidades del mundo tienen su monumento.

Steven Alcívar,
estudiante de la carrera de Medicina