Guayaquil

Una hora de clase diaria para repaso y abordar el COVID-19

Padres creen que es una pérdida de tiempo las actividades contempladas en las guías pedagógicas. Los maestros se las ingenian para explicar las tareas

covid1
Los maestros hacen llegar el Plan COVID-19 para que los estudiantes desarrollen las actividades en sus casas.Cortesía

Con una franela y un frasco de gel desinfectante, Melissa Cisneros, de ocho años, alumna de cuarto año básico de una escuela fiscal del norte de la ciudad, se sienta frente a su computadora para revisar las actividades enviadas por su tutor, a través del correo electrónico. Allí encuentra unos pocos ejercicios de Matemática o de Lenguaje sobre temas que ya vio el año pasado, así como un vídeo de un minuto de duración donde el profesor le enseña medidas de precaución para evitar el coronavirus.

Revisar aquello le toma 45 minutos. Luego deberá escoger el momento para desarrollar, sola o en compañía de sus padres, la tarea encomendada.

Me parece absurdo realizar carpetas para guardar lo poco que le enseñan a mi hijo en la semana. Es un desperdicio de tiempo y un derroche de material.

Antonieta Carranza, madre de familia
clases sin internet

Las clases virtuales tomaron a los alumnos ‘fuera de línea’

Leer más

Estas actividades que las realizarán durante dos semanas están contempladas en una guía pedagógica que forma parte del Plan Educativo COVID-19, implementado por el Ministerio de Educación debido a la emergencia sanitaria y para el desarrollo de las clases virtuales desde casa, en el presente año lectivo que comenzó el 1 de junio en el régimen Costa.

Los contenidos varían dependiendo del nivel en que se encuentra el estudiante. En el caso de Melissa, hay tareas recreativas que van desde hacer dibujos, colorear, contar cuentos, armar horarios con cartulinas u otros materiales, hasta elaborar un portafolio (carpeta) donde deberá guardar diariamente -como evidencia- los trabajos realizados con el acompañamiento de los padres.

Lo que sí es igual para todos son las recomendaciones sanitarias impartidas, como: lavarse bien las manos con abundante jabón, usar mascarillas, guardar distanciamiento con otras personas, conocer los síntomas del coronavirus, entre otros aspectos.

Son 45 minutos en los que el niño debería aprender cosas nuevas y no estar dibujando virus y lavados de manos. Para eso mejor no se hubiera iniciado el año lectivo.

Guadalupe Tutivén, madre de familia

“Las medidas de prevención son importantes, pero creo que es una pérdida de tiempo que los 45 minutos que dura la supuesta hora de clase virtual, se la coja para hablar de algo que ya hemos visto durante los últimos tres meses”, dice María Beltrán, madre de Melissa al referirse a los consejos de prevención sobre el COVID-19, que deja afuera nuevos contenidos de las materias.

Ella dice haber gastado 700 dólares en la adquisición de una computadora para que su hija reciba las clases en línea, “pero realmente lo que está recibiendo son las tareas que el profesor le envía por correo o Whatsapp”, anota.

Colegios en crisis

Coronavirus: El sistema fiscal se satura con estudiantes del privado

Leer más
Clases de Covid-19
Durante los 45 minutos de clases virtuales los niños reciben contenidos que ya conocen, entre ellos, sobre el coronavirus.Cortesía

La misma preocupación manifiesta Carlos Andrade, quien tiene una hija en cuarto básico. “Me parece un desperdicio de tiempo que la niña se conecte 45 minutos diarios solo para recibir material sobre el coronavirus, en lugar de desarrollar actividades escolares”, anota.

El lunes pasado solo fue para presentación entre docentes, alumnos y padres para conocer la mecánica en que se trabajará durante las próximas dos semanas, que serán días de repasado y de aprendizaje en torno al COVID-19.

Coronavirus Santa Luisa de Marillac

Coronavirus: La educación privada busca un salvavidas

Leer más

Camilo Segura, maestro, señala que el Ministerio de Educación cuenta con una plataforma donde se puede descargar semanalmente un documento en formato PDF con actividades divididas por día y asignatura. Pero a los niños se les dificultad ingresar a ella, porque no han sido capacitados y porque no tienen un correo para hacer uso de ella.

“Solo queda esperar que el profesor envíe las actividades”, se queja Carlos Ramírez, otro representante, quien también considera que se pierde el tiempo con “jueguitos” sin relevancia.

Diario EXPRESO consultó al Ministerio de Educación sobre este tema y estamos a la espera de una respuesta.

EL DETALLE

Diferencia. En varios planteles privados los alumnos reciben clases virtuales desde el 18 de mayo pasado. Lo hacen de lunes a viernes, cinco horas diarias.