Guayaquil

Las clases virtuales tomaron a los alumnos ‘fuera de línea’

En muchos hogares los niños no se pudieron conectar a un computador. Las fallas en internet fueron constantes en el inicio del año lectivo

clases sin internet
Humberto Torres acompaña a su hijo Jhonatan en el primer día de clase virtual en casa. Lo hace con la ayuda de un teléfono celular, vía Whatsapp.Christian Vásconez / EXPRESO
Colegios en crisis

Coronavirus: El sistema fiscal se satura con estudiantes del privado

Leer más

Serias dificultades de acceso a Internet, la escasez de equipos, así como vetustos computadores e incluso la ausencia de plataformas fueron solo algunos de los inconvenientes que tuvieron ayer los estudiantes de los planteles fiscales, fiscomisionales, particulares y municipales del régimen Costa, que empezaron las clases por la vía virtual, bajo el modelo pedagógico ‘Aprendemos juntos en casa’.

De las fallas en el sistema de Internet no se salvó la ministra de Educación, Monserrat Creamer. El sistema se colgó cuando intentaba inaugurar de manera virtual el año lectivo 2020-2021 y dirigirse a los 2’571.524 estudiantes a través de Facebook Live.

No tengo computador ni tampoco tengo recursos para pagar 15 dólares por servicio de Internet. Unos vecinos me ayudarán para que mis hijos puedan recibir clases.

Margarita Ayala, madre de familia del noroeste de la ciudad

Durante más 10 minutos alumnos, maestros, padres de familia y autoridades esperaron, desde sus casas y frente a las pantallas de su computador, recibir la bienvenida que nunca se dio.

Coronavirus Santa Luisa de Marillac

Coronavirus: La educación privada busca un salvavidas

Leer más

En varias viviendas, muchos niños ni siquiera se pudieron conectar desde el computador y otros tenían un acceso a Internet muy deficiente; lo anterior sin contar que algunos docentes no pudieron hacer contacto con los chicos.

Se calcula que un millón de niños y adolescentes no tienen computador, laptop o un teléfono inteligente; tampoco tienen cuentas de Internet en sus casas ni en sus móviles.

Según el Instituto de Estadística y Censos (INEC) solo la mitad de los hogares en la provincia de Guayas cuenta con acceso a una computadora. A nivel nacional 7 de cada 10 personas no tienen acceso a equipos tecnológicos, entre computadoras portátiles y de escritorio.

Mi marido se quedó sin trabajo y no pudimos comprar una computadora para mi hijo. Ahora tocará ver cómo hago para que ella pueda estar en contacto con los maestros

Cristina Angulo, madre de familia del norte de Guayaquil

En el primer día de clases no presencial, decenas de estudiantes se valieron del teléfono celular de sus padres para recibir por Whatsapp el saludo de sus maestros y algunas disposiciones de cómo trabajarán durante las primeras dos semanas del nuevo año lectivo que serán de repaso y acompañamiento pedagógico.

Protesta de maestros

Coronavirus: Maestros protestan en las calles contra el recorte de sus sueldos

Leer más

La jornada fue atípica y no tan fácil. La preocupación de la mayoría de los jefes de hogar radica en que muchos de los estudiantes no tienen conexión a Internet ni acceso a computadores. Y, peor aún, dicen que ellos nunca se enteraron con exactitud lo que se debía hacer para que sus hijos inicien la jornada escolar.

A pesar de que se quedaron ‘fuera de línea’ hicieron su mayor esfuerzo para cumplir con la jornada académica.

“Las clases no van a llegar a todos los estudiantes porque no hay interconectividad en los hogares, los padres no tienen las herramientas tecnológicas y, además, muchos no saben manejar estos dispositivos”, dijo un maestro que prefirió el anonimato.

Mi marido se quedó sin trabajo y no pudimos comprar una computadora para mi hijo. Ahora tocará ver cómo hago para que ella pueda estar en contacto con los maestros.

Humberto Torres, padre de familia del sur de la ciudad

El docente explicó que solo dos días a la semana se conectará con los estudiantes, durante 45 minutos. “El resto de la semana enviaré por correo, Whatsapp u otra vía las actividades que los chicos deberán desarrollar en casa con la ayuda de sus padres”, anotó.

cursos-online-1024x512

Coronavirus: La vuelta a clases de los maestros públicos es 'multiplataforma'

Leer más

Esta es la modalidad en que trabajarán los profesores, quienes han grabado clases demostrativas que serán de ayuda para los estudiantes.

“Trabajaremos en equipo en todo momento, a través de grupos de WhatsApp, en donde nos coordinaremos para saber cómo va funcionando el proceso”, cuenta Diego Rivera, profesor de octavo básico.

Sin embargo, José Lozano, un padre de familia, cree que muchos docentes no están haciendo el acompañamiento ni la tutoría necesaria para verificar cómo podrían avanzar con el aprendizaje del estudiante. “Solo han implementado vídeos y procesos de consulta por teléfono, pero no más”, señala.

clases sin internet
En muchos hogares no hay computadora ni internet. Christian Vásconez / EXPRESO

Para Rosita Constante, psicóloga educativa, durante este nuevo proceso de adaptación a la educación virtual es probable que los niños y jóvenes sientan preocupaciones, por lo que es importante que exista un continuo apoyo emocional.

Empleados de la Universidad de Guayaquil

Personal administrativo de la Universidad Estatal retoma sus labores

Leer más

“Dentro de este nuevo contexto de aprendizaje, el rol de los padres es fundamental. No se trata de que supervisen al joven, sino de acompañarlo durante su proceso de adaptación a estas nuevas plataformas de enseñanza”, concluyó.

LA CIFRA

En el régimen Costa hay 16.568 planteles y 102.918 docentes en todos los sostenimientos.

MAESTROS REALIZARÁN MARCHAS

El presidente de la Unión Nacional de Educadores (UNE), Hilario Beltrán, anunció una movilización para el lunes 8 de junio, a las 10:00, por las calles céntricas de Guayaquil, en rechazo al despido de maestros. Dijo que aproximadamente 6.000 profesores del régimen Costa han sido despedidos de educación regular, muchos de ellos son ganadores de concursos de méritos y oposición o de ofertas educativas como el Servicio de Atención Familiar para la Primera Infancia, alfabetización y posalfabetización.