El hedor en La Aurora impide a los residentes vivir en paz

  Guayaquil

El hedor en La Aurora impide a los residentes vivir en paz

Hace diez años comenzó el calvario por los malos olores que despide el canal San Pedro.  Los moradores piden al Municipio de Daule una solución eficaz

Lagunas de la Aurora (9192278)
Malos olores. La fetidez del canal es tal, que los moradores señalan que ni las mascarillas mitigan el olor nauseabundo que desprende.Alex Lima

Para Allison Chávez, quien reside en la cabecera cantonal de La Aurora, en Daule, el canto del gallo o las aves por la mañana no es su alarma mañanera, mucho menos la de su celular, sino la fetidez que emana el canal San Pedro, que conecta con el estero Sabanilla.

RECORRIDO DE LAGUNAS D (7628009)

Urbanistas: “Guayaquil no tiene la culpa, sí los nulos procesos en las lagunas de oxidación”

Leer más

Este caudal recorre desde las zanjas ubicadas en vía Salitre (desde Napoli hasta Cataluña), por el sector de La Aurora y ciudadelas como Casa Laguna, donde la zona más afectada es la cabecera cantonal.

Vivo a la orilla del estero, me molesta el mal olor, pero mi mayor miedo es que mis hijos desarrollen algún tipo de enfermedad por vivir cerca de esta tremenda fuente de gérmenes.

Esperanza Vargas, habitante de La Aurora

La hediondez que se desprende a partir de las 15:00 horas es insoportable cuando se está a la orillas del canal, pero los moradores que habitan cerca de este cuerpo de agua señalan que, desde las 06:00 hasta las 14:00, se vuelve irritante la pestilencia que proviene del lugar. Los dueños de predios en la zona apuntan a las plantas de tratamiento de las ciudadelas y los comercios del sector como las causantes del calvario que han experimentado en los últimos diez años.

CANTERAS DE DAULE

El polvo de las canteras asfixia a los residentes de La Aurora

Leer más

Sin embargo, no solo apuntan al mal control y falta de atención al canal, sino a la irresponsabilidad de quienes arrojan objetos. “Tarrinas, fundas, botellas, a veces hasta zapatos he visto que arrastra el agua y todo eso se queda estancado, lo que empeora los malos olores...”, señala Martha Morales, residente de la zona.

ESTERO O ZANJA (9193738)
Estado. A lo largo del canal se puede evidenciar desechos como botellas, tarrinas plásticas.Alex Lima

El resto de moradores concuerda con ella y aseguran que la capacidad de las tuberías, los canales naturales de aguas lluvia y redes de alcantarillado colapsan, y las aguas van a parar al estero, lo que genera olores insoportables.

Antes te acercabas al canal para agarrar agua y hervirla, para con eso lavar ropa. Antes los niños podían meterse a jugar en el agua, ahora con toda esa suciedad ni la uña sumerges.

Kléper Angulo, residente de La Aurora

Ante esta problemática, EXPRESO se comunicó con el Municipio de Daule, la Prefectura de Guayas y Amagua, para conocer cuáles han sido las medidas implementadas para mitigar la problemática que aqueja a los moradores de la zona, entre otros cuestionamientos realizados a estas instituciones.

Vía Salitre. Espacio sin luz

“Si nadie hace nada, la paz que tenemos será solo un recuerdo”

Leer más

Miguel Alvarado, subgerente del departamento técnico de Amagua, manifiesta que el control al cien por ciento para el manejo del canal no es de esta entidad; sin embargo, no está seguro si la competencia es de la Prefectura del Guayas o Municipio de Daule. “Nosotros hemos actuado cuando la ciudadanía o Municipio lo han pedido, en la medida de nuestras capacidades… No hay proyectos para mitigar esta problemática, porque el terreno no lo permite, el canal tiene en ambos lados residencias e impide el paso de maquinaria pesada para hacer una mayor limpieza o cualquier proyecto que se piense”, señala.

Al cuestionar sobre la razón de este malestar, al que los moradores apuntan al crecimiento urbanístico y poco control de aguas residuales de las ciudadelas y negocios colindantes, Alvarado asegura que estos no son la causa, y enumera tres razones: primero, los moradores arrojan basura como baterías, fundas, “incluso hemos evidenciado neveras”, dice; segundo, los animales de granja que desechan los residuos de sus actividades en el canal; y tercero, el mismo terreno no da para realizar una limpieza profunda.

El hedor que se siente es a diario, es insoportable, pero al mismo tiempo ya uno se acostumbra a esto. Las autoridades saben que hay malestar por esto, pero hasta ahora arreglan.

Enrique Espinosa, residente de La Aurora

Hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta de las otras entidades.

Pero, quienes residen cerca del canal advierten que se ha construido un ducto cajón en la zona por parte del Municipio, a raíz de la pandemia, para mitigar esta problemática, pero aseguran que eso no ha sido suficiente para evitar los malos olores o aminorado las molestias.

“Los del Municipio (de Daule) vienen a hablar con la gente de cuál es el problema, cuando ya saben cuál es, y dicen que ya lo van a arreglar, que ya llega la solución, pero son años con este problema sin una respuesta adecuada... Administración tras otra hacen promesas que nunca cumplen”, señala Ricardo Huacón, morador por más de 25 años de la cabecera cantonal, quien al igual que los demás vecinos esperan una real respuesta y les evite tener además problemas de salud.