Guayaquil

“Escuché el ruido de los petardos mientras estaba en la sala de parto”

En el Hospital de la Mujer nacieron tres bebés hasta las 12:00 del 1 de enero de 2020

Recién nacida
Solange Orrala carga en sus brazos a su primogénita nacida a las 01:30 del 1 de enero de 2020.Christian Vinueza / EXPRESO

La primera criatura nacida en Guayaquil en el 2020 es una niña que se llamará Raizel Marisol. Llegó al mundo a la 01:20 de este miércoles 1 de enero, en el Hospital de la Mujer de la Junta de Beneficencia de Guayaquil. Al nacer pesó 3.000 gramos y su alumbramiento fue a través de cesárea.

Sus padres, Solange Orrala y Byron Tello, ambos guayaquileños de 29 años, no pudieron comerse las uvas ni el hornado de chancho que habían previsto para la cena de fin de año, porque a las 20:00 empezaron los dolores de parto y debieron ir apresurados al hospital.

“Estaba previsto que la niña nazca el 2 de enero, pero se adelantó. Escuché el sonido de los petardos mientras estaba en la sala de parto. Fue impresionante”, narró emocionada la orgullosa madre, quien señaló que tuvieron que coger una camioneta para trasladarse desde su vivienda, en Sauces 3, hasta el nosocomio.

En una de las camas de la sala C1 del hospital, Solange cargaba en sus brazos a su primogénita y daba gracias a Dios por este hermoso regalo que, junto a su esposo, venían buscando desde hace 12 años.

Hasta las 12:00 del 1 de enero, en esa casa de salud habían nacido en total tres bebés. La segunda niña vino al mundo a las 04:00, mientras que a las 07:30 nació un varón. Todos a través de cesárea, dijo Pamela Medina, del área de ginecología, quien informó que las madres y los recién nacidos estaban en perfecto estado de salud.

En cambio, en la sala C7 del mencionado hospital estaba Yulessi Yamilé Castro Toro, de 18 años, quien alumbró a su primer hijo a las 21:30 del martes 31 de diciembre de 2019. Este bebé se convirtió en el último niño en nacer en vísperas de 2020.

Recién nacido
Yulessi Castro alumbró a las 21:30 del 31 de diciembre de 2019.Christian Vinueza / EXPRESO

El niño se llamará Nehemías, cuyo nombre en hebreo significa ‘escogido por Dios’.

Yulessi vive en el cantón El Triunfo, donde estuvo hospitalizada desde tempranas horas. No obstante, la situación se complicó debido al problema de preeclampsia que padecía, por lo que su esposo Ángel Arévalo tuvo que traerla de emergencia a Guayaquil. “Gracias a Dios mi hijo y yo estamos muy bien”, dijo.

Ambas mujeres esperan salir del hospital para celebrar el nuevo año en sus casas.