Elecciones en Ecuador: el distanciamiento resultó imposible

  Guayaquil

Elecciones en Ecuador: el distanciamiento resultó imposible

Las aglomeraciones se formaron desde las 06:00 en el exterior de la Universidad Agraria de Guayaquil y la escena se replica en varias zonas de la ciudad

Filas - elecciones
Pese a las recomendaciones las filas no han podido evitarse.Expreso

La universidad Agraria es uno de los principales recintos electorales en la parroquia Ximena.

Habrá 2.137 zonas electorales en el país y en el exterior.

Elecciones en Ecuador: Los detalles de la jornada electoral, minuto a minuto

Leer más

En el centro de educación, que está ubicada en la avenida 25 de Julio, no se pudo evitar las aglomeraciones, por dos razones: los ciudadanos nos se separaban los 2 metros necesarios y porque la votación empezó cerca de las 08:0.

Los ciudadanos que madrugaron por las elecciones en Ecuador tuvieron que esperar más de una hora para sufragar, porque las mesas no estaban instaladas, porque faltaron muchos delegados.

Una de las primeras en la fila fue María Solís, una persona con discapacidad, quien se levantó a las 05:00 para poder votar temprano. "Me levanté temprano para votar, son cerca de las 08:00 y todavía no puedo. Aspiro a un Ecuador justo, me tengo que operar de tumores, en el hospital Guayaquil y no puedo, no insumos", dijo mientras estaba en la fila y detrás de ella decenas de personas que reclamaban.

Pese a que estaba un personal del CNE solicitando que se mantenga la distancia esto no se dio. "Vengo como sardina en la Metrovía y aquí me piden distancia. Esto está mal organizado y aquí más de uno vamos a salir con coronavirus", dijo en voz alta y enojado Víctor Solis, ciudadano.

WhatsApp Image 2021-02-07 at 09.24.03

Elecciones en Ecuador: Carlos Sagnay votó en el colegio San José La Salle

Leer más

Las aglomeraciones se formaron hasta alrededor de la mesa donde se pone plástico a la cédula de votación, y esto por había un solo comerciante que ofreció el servicio. Fueron pocos los vendedores en el exterior, se los podía contar con una mano: un vendedor de agua, otro de sánduches y uno tercero que voceaba alcohol y bolígrafo. 

La poca oferta también generó una tercera razón de aglomeraciones, donde fue imposible mantener la distancia, para reducir el riesgo de contagio de coronavirus.