Guayaquil

Durán pagó $ 31 millones por agua que aún no llega

El proyecto de Alexandra Arce está inconcluso y mal hecho.  Contraloría determina falta de transparencia.  Esta administración debe repagar errores

Algunas zonas de Durán deben abastecerse con tanqueros.
Algunas zonas de Durán deben abastecerse con tanqueros.Cortesía

Cómo olvidar ese día, 17 de octubre de 2018. Alexandra Arce. Un podio. Una servilleta en mano. Su discurso. “Ustedes no saben el infierno que pasé por traer el agua a Durán. (...) Se unieron muchísimos. Esos atrasa-pueblo. Esos que nunca tomaron la decisión de ejecutar esta gran obra. Esos que no querían que Durán tenga agua... Los medios de comunicación en contra de nosotros...”.

Los residentes de Las Terrazas denuncian que el servicio no llega desde hace un mes.

Ya ni con bomba llega el agua a algunos sectores de Durán

Leer más

Arce llora. Culpa a todos por el fracaso de su intento de dignificar la vida de los duraneños en ese video viral. Dos años después, la Contraloría General del Estado culpó a su administración. Lo hizo en el examen especial de los contratos relacionados con el mejoramiento y optimización del sistema de conducción de agua potable de Chobo a Durán, de ampliación de cobertura del servicio en varios sectores y de fiscalización, al que tuvo acceso EXPRESO.

Cuando Dalton Narváez llegó por segunda vez a ocupar el cargo de alcalde a Durán, unos meses después de ese discurso, lo hizo luego de que la correísta Arce haya firmado los contratos de un proyecto que ninguno de sus antecesores se había atrevido a tocar, la construcción del sistema de agua potable en el cantón.

Pero lo que parecía la hazaña más emblemática de una Alcaldía en toda la historia de Durán se desinfló hasta la decepción. Primero, por la cantidad de fallas registradas en la obra y hoy por conocerse el despilfarro y ninguna solución que generó la misma.

El alcalde Dalton Narváez presidió la sesión solemne e invitó a autoridades de la provincia.

A Durán le deben agua, planificación y seguridad en 118 años de parroquialización

Leer más

Christian Mendoza, director de la Empresa de Alcantarillado y Agua Potable de Durán, resume la catástrofe. El cantón tiene hoy estaciones de bombeo no operativas, un acueducto que ha tenido serios problemas por explosiones o daños mayores, 18 en total, cuyas reparaciones van de 40 a 80 mil dólares cada una, y son tan frecuentes que al menos se hacen cada tres meses.

El 30 de marzo de este año, el Municipio de Durán decidió terminar, de manera unitaleral, los contratos con Ecuatoriana de Servicios Inmobiliaria y Construcción (Eseico S.A.), cuyo presidente ejecutivo, Ramiro Galarza Andrade, fuera vinculado por la Fiscalía en el caso Sobornos 2012-2016.

Ya no soy la alcaldesa. A quien deberían preguntarle qué pasó con el agua es al alcalde del cantón, que dijo que iba a regularizar el servicio en los primeros seis meses.

Alexandra Arce, exalcaldesa de Durán, en un video del pasado 8 de febrero.

Eseico ahora está obligado a pagar $ 15,7 millones por concepto de multa por desfase contractual y otros $ 2,6 por todos los trabajos incompletos que deja, entre estos $ 600 mil por dos pozos y $ 150 mil por las reparaciones que han debido ejecutarse en la obra.

La exalcaldesa Alexandra Arce, que no contestó a este medio sobre el tema, se alista para llegar a la Asamblea, porque fue electa como legisladora en los comicios de este 2021, mientras el cantón intenta ajustar presupuesto y cubrir lo que ella no pudo hacer bien con 31 millones de dólares.

Sí habló, en cambio, un día después de las elecciones de primera vuelta, el pasado 8 de febrero. Apareció en otro en vivo. Esta vez no lloró, sino que envió un mensaje a todos los que la critican por el agua.

“Ya no soy alcaldesa. A quien deberían preguntarle qué pasó sería al alcalde del cantón. Tengo dos años afuera. Seré asambleísta. Tengo otras funciones”, dijo, acompañada del hoy concejal Rodolfo Ortega, correísta, quien no comentó nada sobre el tema a este medio tras ser consultado.

¿Quieren saber qué pasa con el agua? no hay presión porque nunca se construyeron los pozos. Arce, ¿qué hiciste con la plata? No mientas otra vez. Ya no Andrés, sino Alexandra.

Dalton Narváez, alcalde de Durán.
emapag

Emapag contrata al exgerente de Agua Potable de Durán

Leer más

Contraloría desglosa un contrato de $ 20 millones, otro de $ 1,6 y 4 acuerdos complementarios de $ 6,6 millones, además de una planilla de costo más porcentaje de $ 1,8 millones. Eso y otros rubros detectados por un examen interno de Emapad suman $ 31 millones.

La entidad analiza, entre otros temas, el manejo del Portal de Compras, la forma de adjudicación de la oferta, los estudios de la obra y las prórrogas cedidas. Arce reprueba en todo.

AlcanceUna auditoría interna identificó que el incumplimiento del contrato tiene impactos técnicos, comerciales, financieros y hasta de imagen.

Es tan turbio el escape de fondos públicos de este proyecto, que Contraloría puntualiza que en los contratos principales no se hallaron en el Portal de Compras ni archivos, ni garantías, ni planillas, ni contratos complementarios ni disponibilidad presupuestaria.

Tampoco había actas de recepción y entrega ni notificación de cierre del proceso. Recién en 2019, cuando se abrió el examen de Contraloría, se subieron, por lo que la entidad resume que se incumplió con las normas de transparencia.

La oferta fue adjudicada con precios unitarios inconsistentes, que llegan a triplicar en costo el presupuesto referencial, con pagos que exceden el medio millón de dólares. Además tiene estudios desactualizados e incompletos.

“Ya viene el agua”, decía hace unos años Arce a los casi medio millón de habitantes de Durán; pero no. Cuatro años después, en vez de venir, el agua se va. Las falencias constructivas, de diseño y materiales de mala calidad de la obra por la que lloró en aquel viral de 2018 tienen con sed y rabia reprimida a un pueblo que solo espera respuestas.

Christian Mendoza, director de Emapad, reconoce que aunque fue un proyecto vendido como solución definitiva a los problemas de abastecimiento de agua, la realidad es que más del 60 % de Durán no tiene conexión de agua potable, y de alrededor del 40 % que tiene, el 70 % de esa cifra sufre discontinuidad de servicio. “En pleno siglo XXI gran parte de la ciudad no tiene servicio 24/7”, explica el funcionario.

Hay identificadas tres grandes zonas a las que afecta este escenario. La norte, la centro sur y la este. La más afectada es la norte, con solo doce horas a la semana de abastecimiento. Eso sin contar que cada vez que hay daños en el acueducto, el sistema se detiene, hay aire en la red y la recuperación toma su tiempo.

El Municipio espera subsanar todo este impacto con el llamado Plan Choque, una propuesta de más de 120 millones de dólares que Dalton Narváez, el alcalde, dará a conocer los próximos días.