Guayaquil

Los domingos sin carros, los peatones sin límites

Urbanistas plantean hacer permanente la restricción a la circulación de vehículos particulares durante un día. Una ciudad sana y libre, como beneficio

calles vacías
Ciclistas. Debido a la poca circulación de autos particulares los domingos, los ciclistas recorren con más libertad vías como la Carlos Julio Arosemena.Christian Vinueza

Que la medida de cero carros los domingos se quede para siempre. Que todos, al menos ese día, circulen por las calles a pie, en bicicleta o en transporte público, fue la idea que el urbanista guayaquileño Juan José Jaramillo lanzó vía Twitter; y fue apoyada por decenas de planificadores urbanos, gestores culturales, líderes barriales y deportistas, que hoy al unísono proponen que se haga realidad.

ACTIVIDADES MIRAFLORE (31490305)

Urbanización o barrio: pros y contras en la cuarentena

Leer más

Aunque no es la primera vez que lo hacen -EXPRESO ha hecho eco de solicitudes similares, como la de peatonalizar los tramos de algunas calles, para recuperar el espacio público-; sí es la primera vez que los ciudadanos experimentan cómo es vivir sin autos en gran parte de la ciudad. El coronavirus empujó a vivir una realidad que más de uno la creía imposible. Ahora todos saben cómo es salir a calles más libres y menos ruidosas, que sirven como espacios para reuniones sociales donde se dan cita los vecinos, se da cabida a los niños, a los juegos, la práctica del skate y el arte, piensa Josué Mendoza, máster en urbanismo.

¿Pero qué tan posible resulta convertir esta medida temporal, que surgió como preventiva para evitar la propagación del virus, en permanente? No es difícil, concuerdan los consultados, siempre y cuando las autoridades decidan tomar en cuenta los beneficios que esta traería, para crear una política pública que así lo disponga.

Aplicar esta medida traería una serie de beneficios para el 70 % de los guayaquileños, ya que son ellos los que se movilizan hoy caminando o usando en transporte público.

Juan José Jaramillo,
​urbanista

Para Jaramillo, docente de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, de volverse una realidad esta medida que, advierte, no será aplicable para ambulancias, buses de transporte público y de primera necesidad, entre otros casos que podrían analizarse en el camino; se estaría además cumpliendo con los objetivos de desarrollo sostenible que promueve las Naciones Unidas.

Imagen 4198862133_d28c811e65_o

Las ferreterías de barrio ensayan con la venta virtual

Leer más

“Tendríamos más seguridad, salud, seríamos una comunidad más resiliente”. Incluso el comercio local mejoraría, piensa, al detallar que por el simple hecho de caminar y desplazarse en distancias cortas, motivaría a los ciudadanos a consumir y abastecerse con lo que tienen a la mano. Lo que además, como señalaron otros urbanistas en una publicación anterior, impulsaría a los comerciantes a abrir más negocios y ser más creativos para atraer a sus vecinos.

Jaramillo, al igual que el experto en planificación urbana, Felipe Espinoza, quien desde las aulas de la Universidad de Guayaquil, junto a sus alumnos, creó un plan que plantea peatonalizar, por tramos, la avenida 9 de Octubre, a fin de que los ciudadanos recuperen el derecho a la ciudad; cita a Barcelona, París y Sao Paulo, como esos rincones del mundo donde iniciativas de este tipo han dado ya resultados favorables.

Jaramillo se centra en la avenida Paulista, una de las más importantes de Sao Paulo (Brasil), que todos los domingos se detiene completamente para darle cabida a los peatones.

Teniendo en cuenta que el virus no se ha ido aún de Guayaquil (ni del mundo), Espinoza ve en este planteamiento, la manera más atractiva y segura de mantener el distanciamiento social y evitar además las aglomeraciones.

Con esta norma, se lograría hacer una regulación térmica de verdad. Mejoraría la temperatura y el clima, y las familias finalmente recuperarían el espacio que les pertenece.

Felipe Espinoza,
experto en ordenamiento territorial
coronavirus urbanismo

“La crisis sanitaria nos ha demostrado que es vital privilegiar la proximidad”

Leer más

Para él, si bien la salud es un punto clave para enfrentar al coronavirus, la arquitectura e ingeniería de una ciudad lo son también. Así lo ha determinado el registro histórico de las pandemias, recuerda, al calificar como la norma “más imaginativa y viable” que los domingos no circulen más vehículos particulares en el Puerto Principal.

calles vacías
Paseos. Al no poder salir en los autos, los habitantes se vuelcan a las calles de sus barrios para pasear.Christian Vinueza

La gente respiraría. Guayaquil se convertiría en ese espacio público que “todavía no lo tiene y añora”, determina.

Aunque la alcaldesa Cynthia Viteri ha anunciado la construcción de cien kilómetros de ciclovías y asimismo ha tomado la decisión de que los restaurantes puedan colocar sus mesas en la vía pública, todo en el marco de la pandemia; para Mendoza, que reconoce que con ambas acciones se ha dado un gran paso, es necesario que además analice esta opción.

Esta semana, sin embargo, la mesa técnica del COE cantonal pidió a su similar nacional, sin obtener aún respuesta, que los vehículos particulares puedan circular los domingos a fin de reactivar la economía de la ciudad y los cantones aledaños. EXPRESO consultó al Municipio, vía correo electrónico, sobre esa solicitud y el planteamiento que hoy hacen los urbanistas, y al respecto Gino Mera, director de la Dirección de Planificación Urbana de Proyectos Específicos y Ordenamiento Territorial, DUPOT; se limitó a decir que la disposición, debido a que no ha sido abordada aún por las autoridades, se mantendría tal como está ahora.

Foto de Sistema Granas(31645359)

Coronavirus en Ecuador: Guayaquil sigue en la calle, hasta patinan en la avenida 9 de Octubre

Leer más

"Más adelante, se podrían analizar en profundidad otras medidas, como circulaciones restringidas en ciertos sectores los domingos, para fomentar la caminabilidad y el uso de la bicicleta", agregó; al defender además que desde el Cabildo se está trabajando en diversos planes que involucran ciclopaseos, calles peatonales, eventos de recreación y convivencia que fomenten los lazos entre los integrantes de los barrios.

Idea.Para los peatones, las autoridades deberían aplicar la medida al menos un domingo al mes, si no la consideran como permanente; para que confirmen los beneficios que esta traerá a la ciudad.

Para los consultados, de no aprobarse el pedido en un futuro a corto plazo, se estaría cometiendo un error, sobre todo porque se desperdiciaría la oportunidad de hacerlo ahora, que la comunidad se ha acostumbrando a ese nuevo estilo de vida.

calles vacías
Barrios. Desde hace tres meses, imágenes como estas son bastante comunes. Ciudadanos caminando con sus familias y mascotas en calles prácticamente vacías.Christian Vinueza

“Si antes hubo resistencia de dejar el auto y caminar o pedalear solo en tu bici, ahora por obligación muchos lo hicieron y les encantó. Volver al ruido y el congestionamiento de antes reflejaría lastimosamente que no hemos aprendido nada”, dice Mendoza.

En Twitter, donde la idea recibió la aprobación de cientos de usuarios, arquitectos como Lili Carbonell apuntan a que Guayaquil dé luz verde a la idea para hacer de las calles, como pasa en Bogotá, un escenario festivo que aglomere cada último día de la semana, a las familias y los amigos.

La medida es positiva, pero podría incluso funcionar si no se la lleva a cabo a través de una norma, sino de motivación.  En otras ciudades del mundo, las ciclovías tienen mucho movimiento y es hermoso ver vida allí. Hay que tomar como ejemplo a las ciudades que se han preparado para priorizar al peatón.   

José Calderón,
​ingeniero comercial
coronavirus Guayaquil

Coronavirus: No es posible todavía saber cuándo Ecuador podrá convivir con el virus y recuperar su vida normal

Leer más

"Sería la forma perfecta para ir a la iglesia de tu barrio, salir con tus vecinos, comer y jugar con ellos, y comprar los desayunos o los almuerzos con solo ir caminando. Que la restricción de la circulación de vehículos particulares sea permanente, nos dará la oportunidad de redescubir el espacio donde vivimos", precisó Carmen Ojeda, habitante guayaquileña,

Que sea como en Medellin. Pie y bicicleta, nada más. Es genial ver gente en lugar de carros y paseando A sus mascotas... Sería genial también que la gente se culturalice: nada de escupir en las calles y respetar el espacio de los demás.

Ericka Veintimilla,
​ciudadana

Para otros, sin embargo, el planteamiento podría también afectar a quienes, por ejemplo, necesitan ir a otro cantón o visitar a sus padres, cuando estos viven en el otro extremo de la ciudad. ¿Qué hacer allí? Todo tendría solución. “Se podrían dejar abiertas ciertas calles y, asimismo, habilitadas las arterias con conexión cantonal. La idea no está en imponer, sino en darle la oportunidad al peatón de que mantenga y experimente su libertad”, agrega Jaramillo.

Y a mi mamá, ¿cómo la llevo a desayunar un domingo o de paseo? Es nuestro día para pasar juntas desde hace más de una década. Entiendo la buena intención y es agradable en realidad. Sin embargo, se podría pensar en varias opciones para tener también la libertad de usar el auto para acciones específicas.

Mina Solórzano,
​habitante de vía a la costa