Guayaquil

Dispensarios Arquidiócesanos ofrecen ayuda a pacientes con VIH

Redima pondrá en marcha, durante cuatro meses, el proyecto Coreamigo

Dispensario Arquidiocesano
Profesionales de la salud atenderán a los pacientes con VIHCortesía

La Red de Dispensarios Médicos de la Arquidiócesis de Guayaquil (Redima) inicia el proyecto Coreamigo que beneficiará a pacientes con VIH, a personas en situación de calle y también permitirá realizar diversas readecuaciones físicas en el albergue San Luis Gonzaga. La duración del programa es de cuatro meses.

Bachita

Con su celular ayuda a que 42 alumnos continúen sus clases

Leer más

Este proyecto se ejecuta a través de una donación extranjera de $ 10.564,40 que servirán para el mantenimiento del albergue San Luis Gonzaga, así como la atención de sus beneficiarios, en su mayoría, pacientes con VIH. Además, se entregarán mensualmente suplementos alimenticios y atención médica a 80 adultos y 60 niños.

Elvira Alvarado, directora de Redima, explicó que la ayuda prestada por la institución ha sido mayor durante la pandemia y que este nuevo proyecto para ayudar a las personas infectadas con VIH es un aliciente para aquellas personas con escasos recursos económicos.

Alvarado agradeció las diferentes donaciones recibidas por instituciones extranjeras y nacionales que han hecho posible continuar con la labor de la entidad que dirige.

El albergue San Luis Gonzaga está ubicado en la cooperativa Jacobo Bucaram, en el Guasmo Norte y fue inaugurado en 2016.

médicos

Guayaquil envía 21 médicos para atender la emergencia por el COVID-19 en Quito

Leer más

Este entidad brinda atención humanitaria dando hospedaje temporal a personas con VIH-SIDA que provienen de otras provincias y que llegan a la ciudad a realizarse chequeos médicos. También hospeda a niños huérfanos y disponen de cómodas habitaciones, duchas, cocina, comedor, áreas de recreación y salas con atención de profesionales para aquellos que lo requieran.

Finalmente agregó que los pacientes de VIH-SIDA que no pueden costear su tratamiento y medicinas, son atendidos gratuitamente en el centro de diagnóstico Josemaría.