El descuido del tramo de Durán-Isla Santay ya toca al de Guayaquil

  Guayaquil

El descuido del tramo de Durán-Isla Santay ya toca al de Guayaquil

Hay más de 350 huecos y barandas destruidas en las camineras.  Ciclistas denunciaron que continúan robo de material y la falta de mantenimiento

Isla Santay
Las camineras del tramo que va desde Guayaquil a Santay tienen más de 350 huecos.Valentina Encalada

El celular de Adriana sonó. Lo sacó y miró el mensaje de WhatsApp que aparecía en la pantalla. Iba en bicicleta y distrajo su atención de las camineras que unen a Guayaquil con la Isla Santay. En un par de segundos, se había estrellado contra las tablillas.

camineras de la isla Santay

Santay: un paraíso salvaje a la espera de resultados efectivos

Leer más

La visitante había caído en uno de los más de 350 huecos que están desparramados por los 1,7 kilómetros del trayecto, hecho con una mezcla de madera y plástico. La turista no solo notó el daño en el piso, sino también en las barandas. Más de 20 tablones dejan espacios sin protección entre el camino y el piso del humedal.

Las denuncias por falta de mantenimiento en el Área Nacional de Recreación Isla Santay siempre apuntaban hacia el sendero que va a Durán. Sin embargo, ciclistas notan que cada vez más, lo que describen como un “abandono”, está tocando al tramo que une a Guayaquil con la ecoaldea.

Al mismo tiempo que la joven realizaba su recorrido, Nicolás León compartía, en su cuenta de Twitter, un video que registraba un gran hueco en el trayecto de Durán.

Feria Santay

“Los autos sobre los puentes son los que más contaminan el estero”

Leer más

Este tramo está cerrado al público desde hace varios meses, revela Ángel Gavilánez, del grupo Ciclistas del Norte de Guayaquil. Sin embargo, no sabe cómo otros compañeros lograron ingresar al trayecto de 4,3 kilómetros. Estos deportistas notaron no solo el descuido que ya ha sido publicado previamente por EXPRESO, sino que también se habrían robado, nuevamente, pedazos de aluminio que forman los barandales.

Gavilánez relató que, a pesar de que el camino hacia Durán está clausurado por el mal estado en el que se encuentra, “como no hay guardias que restrinjan el paso, las personas pueden acceder”. Se cuestiona el hecho de que, a pesar del cierre, los robos de materiales continúen en la isla.

Esto fue comprobado por EXPRESO en un recorrido realizado ayer. En la salida hacia Durán, cuatro tachos de basura y un par de sogas ‘prohíben’ la circulación. Sin embargo, no hay ni un solo letrero que indique del peligro en el camino.

Este Diario solicitó la autorización al Ministerio de Ambiente (MAE) para fotografiar el lugar, pero, a pesar de haber recibido la autorización, el paso le fue impedido hacia Durán. Pero, ¿cómo logran algunos visitantes colarse y hay una restricción a la prensa? Para que este Diario pudiera ingresar al área, le fue asignado un funcionario que acompañó a la fotógrafa durante toda su labor.

bosque

La comunidad va al rescate del Bosque Tropical Samanes 1

Leer más

El robo de materiales en el tramo duraneño no es nuevo. En julio de 2019, este Diario publicó que en menos de un mes delincuentes habían desbaratado las camineras y se habían robado cerca de 211 metros lineales de los materiales que las conforman (ver infografía).

En ese tiempo hubo una inspección a cargo del funcionario Pedro Ventura, quien confirmó la afectación de 96,96 metros lineales y precisó en su escrito que la estructura destruida estaba conformada por materiales de aluminio y tablas de madera sintética.