Guayaquil

Guayaquil: El descuido y la inseguridad se toman la Florida Norte

Las calles llenas de baches preocupan a los vecinos. Los parques han sido tomados por consumidores de droga. La Policía dice que realiza controles

La Florida
Los moradores de la Florida Norte encienden la alerta por los huecos en las calles que representan un peligro para peatones y vehículos.Christian Vinueza / EXPRESO

La parte exterior de la casa de Gregorio Ponce (63 años), ubicada en la manzana 169 de la Florida Norte, en Guayaquil, se tiñe de lodo cuando pasan los camiones, taxis, motos y tricimotos. Los grandes huecos que hay en la calle siguen llenos de agua -a pesar de haber terminado el invierno- y sirven de criaderos de mosquitos que ponen en peligro la salud de los vecinos.

Vicente Taiano

Vicente Taiano: “Frenar los delitos requiere de recuperar también el espacio público”

Leer más

Al frente de su vivienda, donde también funciona un negocio de comida, hay hundimientos, debido a que las aguas de las alcantarillas rebosadas han dañado la carpeta asfáltica, causando grietas y charcos por donde es difícil el tránsito de peatones y conductores.

Antonio Moncada, quien habita hace 10 años en esa manzana, cuenta que los vecinos hicieron un canal pequeño para encauzar el líquido, ya que cuando pasan los carros, el agua y el lodo ingresan a las viviendas y locales. También mojan a los peatones”, indica.

La Florida
Los parques que un día fueron orgullo para los habitantes de este amplio sector de la ciudad, se han convertido en el punto de encuentro para personas no gratas.Christian Vinueza

María Cedeño, moradora, ha sido víctima de esto. Por eso ahora camina apegada a la vereda para evitar que los carros que circulan la mojen.

“El Municipio debe intervenir esta y las otras manzanas donde hay calles con grietas”, recalca, al informar que junto a otros vecinos han hecho este pedido a las autoridades municipales, pero no han recibido respuestas. Diario EXPRESO también consultó al Cabildo sobre este problema y está a la espera de una contestación.

Con el paso de volquetes y vehículos pesados la calle se destruye día a día. Además, molesta el ruido que producen carros y motocicletas a caer en los grandes huecos.

Gregorio Ponce, habitante de la ciudadela Florida Norte
trinipuerto

Conductores de trailers hacen un plantón por la inseguridad en el Trinipuerto

Leer más

Y si las calles están descuidadas, los parques también lo están. Desde hace tres años, en el área ubicada en la manzana 364, frente a la iglesia Nuestra Señora de los Remedios, se respira algo más que aire.

El olor a marihuana se ha vuelto parte del entorno, lo que despierta el temor entre los habitantes. “Transitar por aquí se volvió complicado. El parque es bonito, pero muy inseguro”, manifiesta Karen Vélez, quien vive hace 10 años en la zona y ahora ve con asombro cómo libadores, consumidores de sustancias indebidas e indigentes se han tomado el lugar.

Los parque de este lugar ahora ya no son sitios de recreación para los niños, ya que se han convertido en habitaciones para personas de dudosa procedencia.

Irma Quimí, vecina del sector de la Florida Norte

“Mis niños me dicen que los traiga al parque, pero nunca venimos. Me dan miedo esos muchachos que se mantienen fumando sus cosas”, dice Carmen Parrales, otra vecina.

vecinos de 9 de octubre

La ciudadela 9 de Octubre pide más resguardo y leyes más fuertes

Leer más

Al igual que este parque, otras áreas verdes han dejado de ser un punto de encuentro para las familias de la Florida Norte para convertirse en foco de problemas. “Grupos numerosos de jóvenes se los han tomado para consumir droga, aprovechando la ausencia de los policías”, recalca Carlos Tomalá, quien habita en el lugar desde hace siete años.

Mientras, Sara León agrega que el parque se convirtió en casa de indigentes y expendedores de vicio. “Estos duermen, se bañan y mantienen relaciones sexuales en este lugar”, denuncia asustada.

Los problemas de inseguridad son frecuentes. “Pasar por este lugar después de las seis de la tarde es un peligro, roban mucho porque es oscuro”, añade otra moradora.

La Florida Norte
Los cables enredados en los postes causan problemas a los vecinos de la Florida Norte, ya que estos provocan apagones a diario.Christian Vinueza / EXPRESO

EXPRESO realizó un recorrido por este sector donde habitan más de 600.000 personas, y las quejas de los vecinos son unánimes. Piden a la Policía Nacional que mejore sus estrategias de seguridad porque los atracos están a la orden del día.

Desde 2016 la zona cuenta con una Unidad de Vigilancia Comunitaria (UVC-Florida) y tres años más tardes los moradores colocaron cámaras de vigilancia para frenar delitos como arranches, robos de casas y de automotores, el alto consumo de drogas, entre otros.

TallarinesLos cables enredados en los postes de alumbrado es otro problema para los moradores de la Florida Norte. Hacen que la electricidad falle con frecuencia.
10062021 OPERATIVO PO (33363121)

Seiscientos policías fijan su mirada en once kilómetros

Leer más

El coronel Mario Corrales Herrera, jefe del Distrito Florida, señala que se ha logrado bajar el índice de inseguridad. “De enero a junio de 2020 se registraron 403 robos a personas; ahora se han dado 320 en el mismo periodo”, explica, al destacar que los robos a locales comerciales disminuyeron al 12 % y el robo de accesorios de carro al 34 %.

No obstante, reconoce que el robo de automotores incrementó al 19 %, “pese a los operativos y patrullajes policiales que hacemos”, insiste.

Pero los vecinos no están satisfechos con esas cifras que siguen siendo altas.