Guayaquil

La delincuencia, adueñada de dos kilómetros del sur

La inseguridad en la avenida Ernesto Albán mantiene en vilo a los ciudadanos. Falta iluminación en el sector Aumenta el robo de accesorios de autos

calle Ernesto Albán
En la calle Ernesto Albán deambulan jóvenes que piden dinero con exigencia. Si el peatón no les da, más adelante lo asaltan. Arrimada a la pared, una persona en actitud sospechosa.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

La calle Ernesto Albán empieza en la avenida Domingo Comín y termina en Las Malvinas. Son dos kilómetros con 700 metros considerados como críticos por los habitantes y por la Policía Nacional, que señala que tiene intervenida la vía para reducir la inseguridad.

Inseguridad Orellana

“Circular hoy por la Orellana implica ir por la vía del terror”

Leer más

Desde el inicio de diciembre los agentes realizan operativos, pero los moradores de las ciudadelas 9 de Octubre, Morejón Almeida, Huancavilca y Guangala se quejan de que los controles duran apenas un par de horas y luego no se ve a los policías. “Los delincuentes saben esto. Mientras hay esas dos horas de controles se van a casa. Luego salen nuevamente, sintiéndose dueños del territorio”, afirma Wendy Franco, moradora del sur.

Los habitantes también se quejan de que toda la vía es peligrosa, pero los puntos más críticos están a la altura de las ciudadelas 9 de Octubre y Guangala. “Se sale a comprar por necesidad, porque si uno no es abordada por un delincuente, a uno lo persiguen jóvenes que consumen drogas y no se retiran hasta que uno les dé dinero. Y si uno se niega, le roban más adelante”, cuenta la ingeniera Carola Ortiz, habitante del sector.

calle Ernesto Albán
En la manzana 12 de la Guangala, un paradero poco iluminado.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

EXPRESO hizo dos recorridos por la vía: de día y de noche. En la mañana se ve a personas deambulando que piden limosna, unos a la altura de las farmacias que están en la ciudadela Morejón Almeida y otros por los restaurantes ubicados en las manzanas 10, 12 y 13 de la Guangala.

WhatsApp Image 2020-12-24 at 13.18.05

Decomisan 60 kilos de marihuana en Sauces, norte de Guayaquil

Leer más

La situación es más compleja al llegar la noche. Por ejemplo, el paradero que está atrás del Mall de Sur tiene poca iluminación y es un lugar riesgoso.

La inseguridad es constante en la avenida Ernesto Albán y en la ciudadela 9 de Octubre. He sido amenazado por chamberos, a quienes he filmado por su mal actuar.

Xavier Peñafiel,
morador de la
9 de Octubre

Otro punto donde los asaltos son constantes es la esquina de la manzana B5 de la calle Morejón Almeida.

Los moradores reiteran que los delincuentes se han sentido dueños del sector por muchos años. Para demostrarlo recuerdan que en 2016, por la ciudadela 9 de Octubre, asesinaron al periodista Robert Salazar por robarle un celular. A la vez, denuncian que la intersección de la calle Tulcán en Guangala es otro punto candente. El pasado 17 de diciembre asesinaron a un guardia, al estilo sicariato, con más seis tiros.

robo
Una moradora de la ciudadela 9 de Octubre muestra un asalto a un carro.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

Los asaltos a los locales comerciales son constantes. “En los últimos tres meses me han robado tres veces, no siento que haya más seguridad”, opina Mercedes Apolinario, administradora de una de las tiendas del sector.

robo en la kennedy

Los robos no paran en la Kennedy

Leer más

Los ciudadanos también se quejan de los chamberos. Según los moradores de la ciudadela 9 de Octubre, no son recicladores, porque son recogidos por un Kia Sportage; además, por ser vigilados con cámaras amenazan a los lugareños.

No importa en qué esquina se pregunte por la seguridad de la calle, siempre hay una historia de asalto que contar. “Me han robado cuatro veces los accesorios de mi carro, hasta ya sé dónde los van a vender. Lo más triste es que me toca pagar por algo que puedo identificar que lo sacaron de mi automóvil”, dice Esther Granizo.

La avenida Ernesto Albán es zona crítica y está intervenida por la Policía Nacional. Hemos logrado reducir la inseguridad en un 60 %. Hacemos controles constantemente.

Marcelo Castillo,

teniente coronel de la Policía Nacional

Sin embargo, la policía sostiene que han reducido los delitos. “En la zona hacemos operativos constantes y los resultados se verán a los tres meses de la intervención de la vía y no ha pasado ni un mes. Pero estimo que los hechos delictivos han bajado un 60 por ciento”, sostiene el teniente coronel de la Policía Nacional Marcelo Castillo, del distrito Esteros.

No obstante, esta percepción de seguridad de la que habla la policía no la tienen quienes viven a lo largo de esta venida, quienes recordaron cómo en diciembre del año pasado también asaltaron un banco en el centro comercial que hay en la zona.