La delincuencia acostumbró a la ciudad a vivir entre rejas

  Guayaquil

La delincuencia acostumbró a la ciudad a vivir entre rejas

Ciudadelas del norte y del sur de Guayaquil mantienen blindadas sus calles ante el aumento de robos. En pocos sectores contratan guardianía privada

david rivas
Seguridad. David Rivas es la única persona que cuida peatonales por su sector. Según cuenta, hace dos años asesinaron a otras dos personas que cumplían esa labor en Mucho Lote 1.AMELIA ANDRADE

En los últimos 14 años, David Rivas se ha dedicado a cuidar peatonales en la urbanización Mucho Lote 1, en el norte de la ciudad. Actualmente, está a cargo de una cuadra de la quinta etapa, donde sus habitantes se acostumbraron a vivir entre rejas y alambres de púas, por la inseguridad que viven a diario.

Foto de Sistema Granas (7122749)

El ataque a un conductor incrementa el miedo a parar en los semáforos en rojo

Leer más

Una escena que se observa en otras ciudadelas como Samanes, Alborada, Los Rosales, entre otras del norte de la ciudad;así como en la Coviem, la Floresta y otras del sur, donde los moradores intentan frenar de esa manera los robos a personas, a sus viviendas y la sustracción de accesorios de vehículos.

“Ahora prolifera el robo a personas en las calles, les quitan el teléfono a las chicas que pasan por aquí. A mí me ha tocado defender algunas veces, pero hay mucho ladrón”, cuenta don David, quien a sus 64 años de edad y con una trombosis, intenta cuidar más allá de lo que le corresponde y puede. Pero, por disposición municipal, en el día deja abiertos los dos portones de la cuadra, para que puedan ingresar y salir quienes así lo requieren, particularmente personal de instituciones públicas, por servicios básicos y de socorro.

mucho lote
Todas las peatonales de Mucho Lote 1 están cerradas no solo con rejas sino alambres de púas.AMELIA ANDRADE

“En ninguna parte estamos seguros. A los ladrones nada los detiene (...) la policía no se abastece y los ladrones tienen más armas que ellos”, dice Luz Arteaga al añadir que es esa situación la que obliga a varios sectores de la ciudad a vivir entre rejas.

FA3DaJrXoAYRcAF

Más ojos vigilan al centro tras el intento de robo que dejó a una mujer herida

Leer más

Entre enero y agosto de 2021, la Fiscalía General del Estado registró 16.017 denuncias de robo a personas, en el país;28, 4 % más de las presentadas en el mismo periodo de 2020.

Mientras que en Guayaquil se registraron 712 denuncias, en igual periodo; 147 más que el año pasado, según los Indicadores de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Gobierno.

A diferencia de la cuadra donde cuida David Rivas, las demás peatonales que también están con rejas y alambres de púas no cuentan con guardianía. Son los vecinos que viven cerca de las rejas quienes deben estar atentos a algún llamado.

samanes
Evaristo Calderón brinda seguridad en una de las calles de Samanes 4, donde colocaron rejas hace 12 años.AMELIA ANDRADE

“Nos ha tocado encerrarnos    (...) Si se mete un pillo tenemos que hacer justicia por mano propia”, advierte Javier Rojas, quien hace un exhorto a las autoridades    locales y nacionales para que garanticen la seguridad ciudadana no solo de Guayaquil,    sino del país.

Mucho Lote plantón

En Mucho Lote 2 realizan un plantón para exigir más seguridad en el sector

Leer más

Vicente Zavala está consciente de que una reja no le garantiza seguridad. De hecho, explica que en su cuadra tienen un problema para cerrar los portones por vecinos que no permiten hacerlo, al menos en las noches. Eso ha provocado que ingresen “hacheritos” (consumidores de la denominada droga H), quienes han robado a varios vecinos de la manzana 2570 y 2559    de la cuarta etapa de Mucho Lote 1.

Me he dado cuenta por redes sociales que hay demasiada delincuencia, hay que andar precavidos. En Chile no se ve eso (...) nada comparado con lo de acá.


Sorayda Espinoza
residente Mucho Lote 1

La delincuencia donde quiera está metida. Los ladrones se esconden en casas vacías y luego que pasa la policía por donde vivo, ahí salen a robar.

Segundo Sellán
Habitante de Mucho Lote 2

“A un vecino se le metieron a la casa, y mire que él está ‘enjaulado’. Le rompieron una malla porque la casa de al lado está desocupada. Yo estoy con puras cámaras y cerrado todo, incluso tengo perros. Gracias a Dios no me han robado”, cuenta al recordar que sí le han sustraído la batería de su carro.    Al igual que los otros vecinos, dice sentirse desprotegido e impotente de no poder    ayudar a quienes gritan en las noches, por algún asalto, en una de las calles vehiculares que no tiene buena iluminación, lo que es aprovechado por delincuentes en tricimotos. Ya ha visto a víctimas corriendo y a ladrones escalando por las rejas.

luminarias

Guayaquil: Las alertas de inseguridad también saltan por luminarias

Leer más
zavala
Cámaras. Encerrado, con cámaras y con rejas, así vive Vicente Zavala y sus vecinos, en la cuarta etapa de Mucho Lote 1.AMELIA ANDRADE

En Samanes    4, los residentes de tres calles también se han acostumbrado a las rejas y la guardianía privada, desde hace doce años. “Aquí se pide la cédula, se comunica a dónde va, a qué manzana, villa, para saber a dónde van. El Municipio no dice nada porque está la guardianía. Gracias a Dios no ha pasado nada”, cuenta Evaristo Calderón, quien    vigila una de las calles del sector.

mall del piso

Guayaquil: Mecánicas y cachinerías, en la mira de autoridades por la seguridad

Leer más

Sorayda Espinoza vive hace diez años en Chile y viene de vacaciones a Guayaquil. Por redes sociales se ha dado cuenta que debe andar precavida en la ciudad. “En Chile no se ve eso, pero con la afluencia de migrantes se está dañando, pero nada comparado con lo de acá”, analiza.