David Hidalgo: “Hay que ver al sector cultural como uno de los ejes principales del desarrollo de Guayaquil”

  Guayaquil

David Hidalgo: “Hay que ver al sector cultural como uno de los ejes principales del desarrollo de Guayaquil”

¿A qué debe apuntar la nueva administración de Cultura para empoderar a Guayaquil en este área? Conversamos con el impulsor cultural, David Hidalgo, y nos da algunas ideas

David Hidalgo urbanista FOTO
David Hidalgo es urbanista e impulsor cultural guayaquileño.Cortesía

El pasado 15 de octubre, el historiador Melvin Hoyos dejó la Dirección de Cultura del Municipio de Guayaquil, tras más de 10 años. Ahora ese lugar lo ocupa la artista plástica María José Félix. ¿A qué debe apuntar esta nueva administración de Cultura para empoderar a Guayaquil en este área? EXPRESO entrevista al urbanista David Hidalgo, quien desde hace varios años viene trabajando y aportando con ideas y proyectos, junto a otros activistas de estas áreas en la ciudad, al desarrollo cultural de la urbe. En el pasado ha impulsado iniciativas culturales como los espacios Artestero y El Nodo.

Melvin Hoyos

Melvin Hoyos deja de ser director de Cultura, pero no se va del Municipio

Leer más

La nueva directora de Cultura Municipal, María José Félix, ¿a qué debe apuntar para que Guayaquil sea más cultural?

La Dirección de Cultura del Municipio debe inyectar una nueva visión para la gestión de lo cultural en Guayaquil. ¿Cómo? Trabajando en cuatro frentes: crear infraestructura cultural; desarrollar industrias culturales; fomentar emprendimientos artísticos en espacios cerrados, abiertos, públicos y privados; y en pedagogía ciudadana.

¿Pedagogía ciudadana? ¿A qué se refiere?

Educar a la población para respetar y valorar la cultura. Esta última es muy importante debido a que Guayaquil tiene baja etiqueta urbana como un resultado colateral de la perenne gestión pasada. Es decir, resultados opuestos a los obtenidos con la política de pedagogía ciudadana aplicada. Resultados como por ejemplo el de Bogotá (capital de Colombia), donde se aplicó para el fortalecimiento de la cultura ciudadana, entre 1995-1997 y 2001-2003. Su impulsor fue el alcalde Antanas Mockus.

¿Qué logró Bogotá con la aplicación de esta pedagogía?

Formó una sociedad fuerte en cultura y ética, que respetaba las leyes. Es que la política de Antanas Mockus tenía una pretensión formativa más allá de una simple corrección de la conducta ciudadana y se apoyó en la unión de tres conceptos: la ley, la moral y la cultura. Este debería ser un objetivo municipal guayaquileño, prioritario, para lograr una ciudad más culta y respetuosa entre sus habitantes para una mejor convivencia.

¿A qué, específicamente, se refiere con Industrias Culturales?

Las industrias culturales dentro del sector de la economía, son empresas que producen, exhiben, distribuyen bienes y servicios culturales como el arte, entretenimiento, turismo, gastronomía, etc. Se trata de la creación de más teatros, microteatros, espacios de arte al aire libre. Que la gente camine por el centro, norte y sur de la ciudad y se tope con arte y entretenimiento sano.

Jack Diaz Escritor

Jack Díaz, el ecuatoriano que participa en un libro de Rosa Montero

Leer más

¿Puede mencionar ejemplos de otras ciudades?

Es importante tomar como referencia lo hecho por Tony Blair, cuando fue primer ministro de Inglaterra entre 1997 y 2007, con su política de desarrollo conocida como la Tercera vía, donde urbanizó la industria cultural británica. Esta política estuvo enfocada en la capacidad creativa de los británicos en algunos sectores como: espectáculos en vivo, arquitectura, artesanía, diseño, moda, cine, radio, etc.

La Bota es una propuesta interesante que debió haber estado en el malecón del Salado desde hace más de 15 años, pero es algo que se creó recién hace tres años. Sin embargo, son pocas las obras de esas propuestas, de corto teatro que llamen a la reflexión profunda que puedan abrir cabezas, nutrir corazones y sembrar ideas. Faltan espacias así en la ciudad.

¿Qué ganaría la ciudad con la creación de más industrias culturales?

Estos sectores con incentivos y políticas culturales municipales acertadas pueden generar empleo, riqueza, bienestar e inclusión social. La incipiente industria cultural guayaquileña todavía tiene dificultades para consolidarse, porque la política municipal de gestión de lo cultural no ha priorizado al sector cultural como uno de los ejes principales del desarrollo y crecimiento económico de Guayaquil.

¿Quiere decir entonces que no existe un norte en materia de infraestructura cultural en la ciudad al 2020?

Existe un déficit injustificable de infraestructura cultural. Es necesario como sociedad junto a la municipalidad apostar por la construcción de más teatros, museos, conservatorios musicales, galerías de arte, etc., en distintos barrios de la ciudad, principalmente en los sectores periféricos donde hay menos oportunidades de acceso al arte. Hay muy pocos museos, galerías y bibliotecas públicas para una población que es la segunda mayor del país. Guayaquil requiere construir museos que apuesten por la innovación con una arquitectura imponente. Puede ver como referentes el Museo interactivo Parque Explora en Medellín; el Museo de Arquitectura, Arte y Tecnología a las orillas del río Tajo en Lisboa; el Museo del Mañana junto al mar en Río de Janeiro; entre otros.

¿En qué lugares de la ciudad se pueden fomentar espacios culturales?

Hay espacios. Lo que se necesita es aumentar la producción artística y cultural en ellos. La subutilización de los espacios públicos es un problema. El subdesarrollo no solo es la falta de recursos, también es la subutilización de los existentes. Para ilustrar como caso, en 2019 las presentaciones de obras de danza y opera en el Teatro Centro Cívico Eloy Alfaro en el Parque Forestal tuvieron una producción constante y de alta calidad. Sin embargo, al finalizar estos eventos regularmente nocturnos, el público al salir del teatro se encuentra con una plaza vacía, oscura y sin nada que ofrecer. Se puede reactivar la Plaza de Artes y Oficios con actividades y emprendimientos artísticos, culturales y gastronómicos de forma itinerante, hasta para la generación de trabajo.

Niños estudiantes

Los estudiantes quieren más seguridad en Guayaquil

Leer más

Por otro lado, el Funka Fest, festival de artes y gastronomía que organiza la alcaldía en puntos del centro de la ciudad ,como el Palacio de Cristal, puede alternar su habitual ubicación. Pueden llevarlo a puntos del sur también. La ciudad cuenta con pobres instalaciones municipales denominadas Centros de Atención Municipal Integral ubicados en barrios vulnerables para que en ellos eventualmente se produzcan algún curso artístico para niños y jóvenes. Para potenciar los talentos artísticos en los jóvenes se necesita infraestructura cultural generosa en tamaño, con diseño y calidad arquitectónica, como los parques Biblioteca de Medellín en barrios en situación de pobreza. Este tipo de arquitectura en función de la cultura y arte hace falta por ejemplo en sectores como la Isla Trinitaria, Las Malvinas, la parroquia urbana Febres-Cordero, Monte Sinai, entre otras.

¿También podría el Municipio hacer uso de ciertos parques para esta iniciativa?

Los parques son una importante infraestructura cultural al aire libre, como es el parque de la Pradera III donde se realiza el Festival Bosque de Colores impulsado desde el 2018 por el muralista Gabo Peña y los vecinos del sector. En el parque Samanes, se podría impulsar festivales musicales anuales como el Festival Musical Lollapalooza en el parque O´Higgins en Santiago; el Festival de Rock in Rio en el parque Ibirapuera en Sao Paulo; o de aquí de Ecuador, el Festival Internacional de Música Qutiofest en el parque La Carolina en Quito.

PERFIL: Hidalgo es arquitecto, urbanista con máster en Diagnóstico y Reparación de Edificios con especialidad en Regeneración Urbana por la Universidad de Sevilla y de Lubelska en Polonia; y magister en Gestión Pública.