“La CTE ha establecido una fábrica de multas en el país”

  Guayaquil

“La CTE ha establecido una fábrica de multas en el país”

Conductores denuncian irregularidades en los radares ubicados en la carretera Guayaquil-Salinas.  Aseguran que los artefactos están mal calibrados.

RADAR1
Daño Algunos artefactos se encuentran dañados. No muestran la velocidad completa, están torcidos o marcan un valor incorrecto.CARLOS KLINGER

Las quejas de los conductores por las constantes multas injustificadas cada día crecen más en el país, principalmente en las carreteras de la vía a la costa. El ciudadano Eduardo Estrada, habitante de Guayaquil, no puede creer que en tres días haya sido multado también en tres ocasiones en la vía Guayaquil-Santa Elena.

RADAR

Ningún ‘radar’ controla las excesivas multas por velocidad

Leer más

“Viajaba por asuntos personales y nunca sobrepasé los límites de velocidad. Según el radar y la multa que me pusieron, iba a 117 kilómetros por hora. Eso es imposible. Absurdo en su totalidad”, reclamó, al denunciar a EXPRESO que es víctima de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

“La CTE ha establecido una fábrica de multas en el país y su único objetivo es sacarles plata a los ecuatorianos”, exclamó enérgico, al hacer hincapié en que cuenta con pruebas que evidencian lo que decenas de conductores califican ya como un “robo”.

“Tengo cámaras en mi carro por este mismo asunto y puedo probar que no iba a esa velocidad. Aparte, en la carretera activo la velocidad crucero (dispositivo para ir a una sola velocidad). Ya impugné la multa, ahora solo queda esperar que se haga justicia”, señaló.

RADAR
2. Nuevos radares. Otra de las denuncias ciudadanas recae en el exceso de radares colocados a lo largo de la vía a la costa. Cuestionan si hay o no estudios previos que determinen cuántos y dónde deben estar.CARLOS KLINGER

Estrada asegura que antes ya le ocurrió algo similar. “Viajaba con mi familia y en el kilómetro 72 rumbo a Santa Elena el radar nos multó a mí y a mis dos hijos que viajaban más atrás en autos diferentes. A los tres con la misma velocidad. Yo me quejé y luego de eso, misteriosamente, las multas de todos se desvanecieron por arte de magia. ¿A cuánta gente habrán tratado de estafar de la misma manera y por falta de tiempo no hacen nada? ¿Cuánta plata le estarán robando a los conductores así?”, denunció.

CATEDRAL 1

“La Catedral se está cayendo a pedazos y nadie hace nada”

Leer más

Esta denuncia alertó también a otros ciudadanos que han sido víctimas de las ‘multas fantasmas’ en las carreteras. “El problema está principalmente entre Progreso y Zapotal, ya los tengo identificados”, precisó a este Diario Anabelle Mora, otra de las personas afectadas.

“En marzo fui multada antes de llegar a Zapotal. Nunca rebasé la velocidad permitida porque viajaba incluso con mi madre de la tercera edad, con quien siempre conduzco con más calma de la normal, pero el radar dijo que iba a 120 (km/h). Eso es imposible. Mi carro ni siquiera puede ir a ese ritmo”, añadió Mora, quien por lo engorroso que resulta el trámite, optó por pagarlo de inmediato.

“Una vez impugné y luego de meses y gastos muy altos, igual me tocó pagar. Con ellos es casi imposible ganar, así que para evitarme amarguras cancelé los valores que, recalco, son injustos”.

Fui multado en un lugar donde no estuve. Hay una intención de cobro indebido que la gente no nota.

Eduardo Estrada Plaza
​persona afectada

Frente a esta situación, EXPRESO consultó a la CTE qué está pasando y la entidad confirmó que sí existe un problema, una especie de fallo que -dijo- se sale de sus manos. “Cada tres meses realizamos mantenimiento a los radares para evitar inconvenientes de este tipo, pero hay hechos anormales que se dan contra ellos, que se salen de nuestras manos y causan los problemas”, indicó Fabricio Freire, director provincial de la CTE.

07072022 SISTEMA DE ME (8469077)

“¿Qué garantías hay con tantos millones a la metrovía? Ni una”

Leer más

Que los vandalizan y eso los desajusta, señaló. “Dañan las cámaras, las viran, afectan los sensores o hasta disparan a los artefactos. Cuando los conductores denuncian, nosotros procedemos a reparar inmediatamente y ya no se cobran las multas”, explicó.

Pero los conductores dicen lo contrario. Alertan que solo si reclaman y hacen bulla, la sanción, con suerte, desaparece. “Pero eso prácticamente no pasa nunca. Que no digan algo que es mentira y no se cumple”, advirtieron.

Según datos de la CTE, en lo que va del año se han registrado 36.148 multas por exceso de velocidad en la vía a la costa (Guayas-Santa Elena), mientras que en todo el 2021 hubo 22.720 sanciones por esta infracción.

radr
Hay decenas de velocímetros a lo largo de vía a la CostaCARLOS KLINGER

Para Eduardo Estrada Plaza, el problema es que los radares están mal calibrados y marcan una velocidad incorrecta. “Yo iba a 70 kilómetros (por hora) y me marcaba 90. Seguramente mucha gente fue multada por gusto. Claramente hay una intención de cobro indebido que en el momento es difícil de identificar, y que la ves a la hora ya de pagar”, comentó. Además cuenta que ha recibido una multa fantasma que no sabe de dónde salió. “Me la mandaron a mi correo, pero solo sale la foto del carro y no dice en qué lugar fue ni en qué kilómetro, solo se ve que es carretera”.

COMUNIDAD TRABAJO

Los infractores se acogen al trabajo comunitario

Leer más

Otra de las quejas es la notificación tardía. “La multa dice 2 de mayo, me llega el 28 de mayo y en la vía a El Morro, en una ruta que no he recorrido. Tengo fotos con mi familia y puedo comprobarlo... No saben cómo cubrir esta estafa al público. Aquí el problema no tiene que ver solo con el vandalismo”.

La conductora Elizabeth Zevallos, quien va y viene de Guayaquil a Salinas de forma permanente, ha identificado molestias similares. Ella, al igual que Estrada Plaza, coincide en que los equipos están mal calibrados. “Algunas veces voy a 60 y me marca 99. Otras, en cambio, voy a 90 y me marca 70. Y a mi lado no hay otros vehículos. Hay problemas evidentes y que no son tomados en cuenta por la autoridad. ¿A qué responde eso? Solo la CTE lo sabe. Desde mi punto de vista, responde a mañas. Mañas que nadie detiene ni pretende solucionar”, sentenció.

Ganarle a la CTE es casi imposible. Hay muchas multas injustas que igual se cobran.

Ingrid Ortiz 
​persona afectada

Para Ingrid Ortiz, otra víctima de los radares, ‘la pasividad’ es cómplice de la CTE. “La gente sabe que esto ocurre, es un secreto a voces. Todos sabemos que esos radares multan sin razón, pero nadie hace nada porque el sistema, a veces, nos gana. Por falta de tiempo y por la resignación de saber que impugnar solo es una pérdida de recursos, nos vemos obligados a no dar el paso ni seguir en la pelea”, dijo indignada.

“Eso (la impugnación) es solo un saludo a la bandera, un chiste, una pérdida de tiempo. Deberían dejar de engañar a la gente y arreglar esos radares que solo le sacan plata a la gente”, expresó molesto Rómulo Montiel, otro afectado.