Coronavirus: La recién nacida que se aferra a la vida

  Guayaquil

Coronavirus: La recién nacida que se aferra a la vida

Su mamá fue una enfermera que falleció por COVID-19. Se infectó al ir al hospital a renovar el permiso por embarazo, según su esposo Jhon Guaranda

A1-6142785 (16142785)
Foto referencial. La hija de Marianela y Jhon aún lucha por vivir.Archivo

La niña que tiene ocho días de haber nacido y lucha por vivir. Su madre, la licenciada en enfermería Marianela de Guaranda, tiene cuatro días de haber fallecido por coronavirus. La situación no solo mantiene a la familia orando, sino también a quienes leyeron la noticia en EXPRESO, y quienes han preguntado por el estado de salud de la bebé.

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

A la recién nacida le han retirado el tubo que le ayudaba a respirar y está respondiendo bien. "Pero, todavía tiene un pronóstico médico reservado porque fue necesario que nazca mediante una cesárea, dado que mi esposa estaba enferma por el COVID-19", dice su padre Jhon Guaranda.

enfermera

Coronavirus: Trágica renovación del permiso por embarazo

Leer más

Guaranda explica que la bebé no se contagió con el COVID-19, porque nació mediante una cesárea, pero como no complementó todas las semanas de gestación fue necesario que la entubaran, para que pueda respirar. "Mi hija es prematura, nació a las 34 semanas de gestación. Mas es una guerrera, ya le retiraron el tubo; está respondiendo al tratamiento médico. Igual hay que esperar, me dicen los doctores que todavía no está bien al 100 %, aunque se mantiene en la lucha".

Marianela de Guranda
La licenciada en enfermería, Marianela de Guaranda, falleció por COVID-19 y su hija, recién nacida, mejora lentamente.

La situación económica para la familia, que a la vez está de luto por el fallecimiento de Marianela de Guaranda, no es la mejor. Jhon es ingeniero civil y está sin ingresos económicos desde que empezó la cuarentena por el COVID-19. "Mis padres me están ayudando. He averiguado si mis hijos -tiene dos- tenían opción a una pensión del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social y no, porque mi esposa solo tenía 50 aportaciones y la ley exige que sean 60".

Sin embargo, espera que las autoridades analicen este caso y de alguna manera ayuden a los niños. Marianela tuvo que salir de casa, para ir al hospital donde trabajaba para renovar el permiso médico por el embarazo, y según su esposo, es cuando se contagió.

coronavirus-5064384_1920

El COVID-19 como accidente laboral "no está descartado"

Leer más

Jhon cuenta que al sentir los síntomas fueron al doctor y le mandaron medicación a tomar en casa. Hasta el miércoles 15 de abril, que fue necesario practicarle una cesárea de emergencia. 

"Mi esposa salió bien de la cesárea e incluso pude conversar después de que nació la niña. El 19 de abril falleció Marianela por el COVID-19", detalla Jhon.

Agrega que del Colegio de Enfermeras/os del Guayas lo han llamado, pero no ha podido conversar con el gremio dado que él también está todavía recuperándose del COVID-19.

Ante la pregunta de si el Gobierno se ha hecho presente con víveres, la respuesta fue que no.

Sin embargo, añade, espero que de alguna manera el Gobierno y IESS se haga presente. "Estoy sin trabajo y tengo dos hijos que mantener. Mi hijo mayor que tiene dos años y la recién nacida, quien todavía está internada".

LAS ESTADÍSTICAS

Según el Colegio de Enfermeras/os del Guayas hasta el 20 de abril han fallecido 13 enfermeras, sospechosos de contagio son 510; contagiados, 147 y en cuidados intensivos, 4. El gremio se mantiene vigilante de que el personal sanitario tenga trajes y mascarillas para trabajar y que no sean sancionados por pedir la debida protección, para atender a los pacientes de coronavirus.

Las estadísticas advierten que son muchos los profesionales de la salud que se han contagiado en el país. Según el Observatorio Académico de la Universidad Estatal de Milagro, más de 1.700 personas que trabajan en hospitales públicos del Ecuador, han sido contagiadas por coronavirus. Un número impreciso falleció y 40 % son doctores y enfermeras.