Guayaquil

El coronavirus no frena la procesión marítima en honor a San Pedro

Se realizará este 29 de junio en el cantón Playas. Integrarán el recorrido solo 10 embarcaciones

SAN PEDRO PROSECION EN EL 2019, ARCHIVO
Referencial. El año pasado, decenas de embarcaciones se sumaron a la procesión en el cantón.Néstor Mendoza

La crisis generada por el coronavirus no será un impedimento para realizar la tradicional procesión marítima en honor a San Pedro, que se realiza todo los años en junio. 

Carolina Espinoza Playas

Las becas de estudio se multiplican para la maestra de Playas

Leer más

En Playas, la celebración, que se realizará en unas horas, se hará con un aforo de pocas personas. Por lo pronto ya iniciaron las novenas en la iglesia Nuestra Señora de las Mercedes, con un aforo de diez personas que asisten a la misa representando a las 4 cooperativas pesqueras. Los devotos entregan sus ofrendas en cada misa. Ayer, que se reabrió el templo, el párroco Mario Pazmiño, celebro la misa de vísperas de la fiesta. 

Este 29 junio, después de la misa que se está realizando en estos momentos, los pescadores realizarán la procesión en el mar. Según lo anticipado, ellos cargarán la imagen de San Pedro, que le pertenece a los pescadores. Diez embarcaciones participarán del acto, autorizado ya por el COE de ese cantón. En cada nave no viajarán más de dos personas.  Todo estará controlado por las autoridades. 

A Zaida Jordán, feligrés y devota de San Pedro, le entristece que este año las fiestas se lleven de una manera distinta. Asegura que añorará no participar del acto, así como tampoco estar presente en la elección de la reina, la quema del castillo y los juegos tradicionales que generalmente, desde hace décadas se hacían y que esta vez han sido suspendidos por la crisis. "Lo importante sin embargo es la fe, eso está intacto hacia nuestro patrono", enfatizó.

Para Lourdes Cedeño, también habitante, resulta positivo que se haya autorizado llevar a cabo la procesión sobre el agua, guardando las medidas de bioseguridad. "Irán pocas hermosas y el resto lo celebraremos desde casa. Sin duda será un evento diferente, pero necesario por el bien de todos. El amor que le guardamos a San Pedro, está claro, no dependerá de cuántos estemos resguardando su imagen", agregó.