Las ciudadelas de Playas viven marginadas de la obra pública

  Guayaquil

Las ciudadelas de Playas viven marginadas de la obra pública

La Victoria y Las Brisas mantienen sus calles aún con tierra y con el peligro latente de inundaciones. En los barrios céntricos llegan a medias los trabajos

la victoria
La Victoria. Franklin Córdova muestra cómo luce su sector a pesar de ser una de las ciudadelas más antiguas de Playas y no cuenta con ninguna obra pública, especialmente en sus calles.CHRISTIAN VASCONEZ

La alegría de ver cambios en el barrio Los Esteros donde vivió su abuela, quien falleció a los 101 años, llena de mucho orgullo al líder barrial Fernando Espinosa. Sin embargo, a pocas cuadras, moradores de Los Caracoles, otro barrio céntrico del cantón General Villamil Playas, se destemplan cuando de obra pública se les pregunta.

Playas1web

Playas: la Contraloría le pone ojo a la obra pública

Leer más

Si bien, hace meses llegó el asfaltado y la construcción de bordillos a sus calles, con el pasar del tiempo han sido testigos de los daños o fisuras que presentan no solo esas vías, sino otras de barrios aledaños.

“La obra pública no llega completa... lo que hicieron fue el asfalto y los bordillos... de las aceras no nos han planteado nada”, menciona Pascual Villacrés, al señalar una vía que no tiene mucho tiempo de ser intervenida, pero que ya presenta fisuras. “Y aquí nomás pasan vehículos livianos, si pasaran vehículos pesados sería peor”, asienta. En un informe de auditoría elaborado por la Contraloría General del Estado (CGE), publicado el 20 de septiembre de 2022 por EXPRESO, se mencionan justamente esos deterioros y daños que se detectaron en varias vías del cantón, que incluye al barrio Caracoles.

playas2
En el barrio Caracoles y sectores aledaños las calles lucen agrietadas y son pocos los que han construido por su cuenta las aceras.CHRISTIAN VASCONEZ

Pero no a todos los barrios ha llegado la obra pública. A bordo de su bicicleta, Wilson Orrala dice desconocer si los bordillos que construyeron hasta la esquina de donde inicia San Jacinto, continuarán a su sector. Llegaron hasta ahí, el resto nada (sigue en polvo), comenta en breve.

La Victoria

“Playas está forzada a hacer lo que le corresponde al alcalde”

Leer más

Un panorama similar observa Franklin Córdova en el sector donde tiene su vivienda. Cursa los 82 años de vida y, desde su adolescencia, no ha visto cambios en la ciudadela donde creció: La Victoria, donde sus polvorientas calles y la falta de regeneración urbana no le hacen honor a su nombre. Es una de las urbanizaciones abiertas más antiguas del cantón; pero, a pesar de su tiempo, no ha sido tomada en cuenta.

En ventaAlgunas de las viviendas ubicadas en la vía que conduce a Ocean Club lucen con letreros de venta. En otras es notorio su abandono.

“Cuando viene el invierno esto se inunda, no hay un desfogue... le vengo reclamando al Municipio porque aquí existe un tubo de salida al otro lado, pero está tapado. Hablé con el alcalde, pero me dice que vaya al Departamento de Obras Públicas... vino una máquina, pero no hicieron el destape del tubo...”, cuenta el morador de las diligencias que ha realizado para que presten atención a la ciudadela, como así lo han reclamado otros vecinos a través de EXPRESO, pero que hasta ahora no son escuchados.

El pasado 12 de septiembre, este Diario preguntó al Municipio si la actual administración ha contemplado obras como: alcantarillado, desfogue de aguas lluvias, pavimentación o asfaltado de calles, para la mencionada ciudadela y otras. Hasta el cierre de esta edición no llegaron respuestas.

Don Córdova cree que “donde hay votos va el gasto municipal, sin duda aquí no hay el voto”, deduce mientras revisa el estado de su vivienda, una de las pocas villas modelo que se construyeron cuando se creó la ciudadela, en ese entonces habitada por conocidas figuras del sector bancario, empresarial, entre otros, que decidieron irse ante el abandono municipal.

Baches y polvo es la via a Engabo

La polvorosa vía de Playas que inicia donde termina el turismo

Leer más

Jorge Matute, quien hace guardia en La Victoria, conoce de ese clamor. “Tienen años pidiendo que hagan calle, alcantarillado”, sostiene al señalar la esquina donde está la vivienda de Córdova, como el sector que se inunda en la temporada invernal, lo que genera, además, mosquitos.

las brisas
Las Brisas. Los vecinos    también conviven con el polvo, pero lo que más llama la atención es la forma en que fueron colocados los medidores de agua.CHRISTIAN VASCONEZ

Durante un recorrido realizado por EXPRESO, Matute readecuaba una vivienda que cuida, al igual que otras del sector, por otro problema que comenzó a alterar la paz de los pocos residentes: la inseguridad generada por extranjeros que ingresan a las casas deshabitadas. “Se metían a las villas y no es lo que se llevaban, sino las cosas que dañaban: una ventana, una puerta, más era el daño que lo que se llevaban”, cuenta. Esa situación llevó hace meses a la demolición de una edificación, autorizada por los mismos dueños.

La victoria

“El alcalde de Playas mintió y se burló de La Victoria”

Leer más

Pero La Victoria no es la única olvidada. Las Brisas, ubicada sobre la vía que conduce al estadio de Playas, tampoco cuenta con alcantarillado y sus calles siguen siendo de tierra. Y, si bien, cuentan con agua potable por tubería, la colocación de sus medidores entra en lo más descabellado. Están situados alrededor de un pozo de agua, a pocos metros de la vía principal, donde es visible la ‘telaraña’ celeste que avanza hacia las viviendas de forma antitécnica.

Fernando Espinosa, quien preside el barrio Sol y Mar, cuenta que luchó “muchísimo” para que su sector tenga un mejor vivir. Después de 25 años, asegura que ya cuentan con todos los servicios básicos.