Ciudadanía: “Rechazo que las calles de Playas pierdan su libertad”

  Guayaquil

Ciudadanía: “Rechazo que las calles de Playas pierdan su libertad”

La presencia de cuidacarros informales aumenta la molestia ciudadana. Denuncian cobros excesivos El Municipio dice que regulará el oficio

Cuidacarros Playas
Escena. Ahora es común ver en los puntos turísticos y comerciales del cantón a los cuidacarros informales.Néstor Mendoza

Eduardo Jordán quiso estacionar su vehículo para ingresar a comprar al comisariato de la avenida 15 de Agosto, en pleno centro de Playas, pero ese simple hecho terminó siendo una molestia. Un hombre se le acercó y le dijo que el espacio estaba reservado para una compañía de taxis. Jordán rodó su carro media cuadra hacia adelante y se estacionó. Eso sí, a cambio de dinero.

Vernaza Norte

Guayaquil: Los cuidacarros y el hampa se apoderan de Vernaza Norte

Leer más

“No demore mucho, de lo contrario le cobraré más”, le dijo un improvisado guardia que portaba un chaleco naranja. Esa escena, que terminó en reclamos, se repite hoy en todo el casco comercial que, como pasa en ciudades como Guayaquil, se ha llenado de cuidadores informales que se adueñan del espacio público.

“Hay quienes te cobran $ 1 por hora y en sitios seguros, donde nada pasa. Por favor, ¿qué está pasando? Las calles nos pertenecen. Rechazo por completo la idea de que las arterias de este cantón pierdan su libertad”, se queja Rosario Mendoza, habitante del balneario, quien al igual que habitantes como Freddy Lavanda, han optado por salir de casa a pie o en bus. “No voy a regalar mi plata. No pagaré por algo que es nuestro”, señaló.

Además de la 15 de Agosto, las avenidas Paquisha, Pedro Menéndez Gilbert y la Jaime Roldós Aguilera son las más disputadas por los “guardias”.

Casi todos los parqueaderos del cantón ahora están marcados y no podemos ya ocuparlos. No es justo que se autoricen más permisos, si con los que hay basta y sobra.

Pedro Cruz,
residente

En los parqueaderos del Mercado Municipal, Arsenio Benavides defiende que tiene permiso para cuidar carros en ese lugar, al igual que otros tres compañeros. “La Policía incluso nos capacitó en temas sobre seguridad básica, tenemos el certificado”, advirtió; al hacer hincapié en que la proliferación de “guardianes” les ha afectado. Y no por la parte económica necesariamente.

Hecho.La asociación José de Villamil, integrada por 17 miembros, vigila los autos en el malecón. Ellos son una de las pocas agrupaciones legalizadas.

“Hay quienes nos miran mal. Ahora que hay personas en cada calle cobrando por esta vigilancia y con límite de tiempo, nos miran mal. Esto se ha salido de control”, advierte.

Cuidacarros Playas
´Cerca de la iglesia y Plaza Cívica de Playas es posible ver ahora también a los cuidacarros informales.Néstor Mendoza
Arte urbano rescata zonas descuidadas

Con murales y grafitis artistas urbanos reviven los sectores olvidados de Playas

Leer más

Wilmer Reyes, jefe municipal de vía pública, precisa que en el cantón 48 guardias están registrados y tienen permiso para trabajar; pero reconoce que al menos son 100 los que no lo tienen y rondan las calles ejecutando ese oficio, que no ha sido regulado.

Esta semana, debido a la cantidad de denuncias ciudadanas reportadas, el problema fue tratado al interior del Cabildo. La conclusión a la que llegaron las autoridades es que se implementará de forma inmediata un plan de ordenamiento de números de guardias y lugares estratégicos donde puedan trabajar y bajo un mismo valor a pagar en todo el cantón. A los informales se los regulará, previo a capacitaciones de seguridad con la Policía y la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), dijo Reyes.

Pero a la ciudadanía este argumento no los convence. “Playas es pequeño, un cantón realmente pequeño. No hay razón alguna para contar con cuidadores en el centro o en las calles de determinados barrios. Que haya en los puntos turísticos, puede ser, por los delitos que últimamente se están cometiendo en toda la provincia. Pero que por “ayudar a otros”, tengamos que pagar nosotros. ¿Por qué? Quién le da la potestad al Cabildo y los informales de un espacio que es totalmente público”, sentencia Rómulo Mera, habitante del cantón.

En los feriados estos señores cobran más y por hora o fracción. Se adueñan de las calles, y todo eso nos hace quedar mal como balneario. Hay que frenar la situación.

Teodoro Morales,
habitante
cuidadores de carros3

Los ‘cuidacarros’ vuelven parqueaderos las calles

Leer más

Según la ordenanza que regula a los cuidadores de parqueo público en el cantón, “ los espacios libres, calles y avenidas pueden ser solicitados por ciudadanos para ejercer la actividad de guardias de parqueo público en áreas permitidas por Cabildo”. Que no podrán exceder más de dos aceras, reza la normativa; lo que no se cumple a decir de la comunidad.

Valeria Granizo, comerciante y habitante del lugar, promete que estará atenta a la decisión. “Cuidado con esa normativa, el Municipio decida dar permisos por dar. Cuidado. Los ciudadanos no lo toleraremos. Hagan estudios técnicos y de inseguridad. Ya basta de tantas afectaciones al bolsillo”, se quejó.