Guayaquil

La ciudadanía dividida por las rejas del Malecón 2000

La inseguridad ha sido una variable que ha influenciado en el comentario de los ciudadanos

Malecón 2000
La propuesta de Aquiles Álvarez consiste en retirar 2,5 kilómetros de rejas.Cortesía

La propuesta del alcalde electo, Aquiles Álvarez, de retirar todas las rejas del Malecón 2000, sector turístico de la ciudad, divide a la opinión ciudadana que -de ambos lados- apunta a la seguridad de los visitantes.

daños

Un hombre fue detenido tras causar daños en la puerta de un local del Malecón 2000

Leer más

Durante su campaña, Álvarez propuso quitar 2,5 kilómetros de rejas de ese sector, administrado actualmente por la Fundación Malecón 2000, la que fue creada en enero de 1997 durante la alcaldía de León Febres Cordero. En el parque convergen un centro comercial, una plaza gastronómica, un área de cine, área de eventos, centro de diversión, entre otros espacios recreativos.

“Necesitamos sacarnos ese chip de estar enrejados y evolucionar... Las rejas limitan la conexión entre Guayaquil y el malecón, queremos un malecón abierto”, consideró en campaña el alcalde electo.

Malecón, indigente, baños

Impiden a indigente que ingrese a malecón tras la incautación de 9 armas blancas

Leer más

A nivel de redes sociales, tres de cada diez personas están en contra de que se remuevan las verjas, pues para ellos esto es una garantía extra para su seguridad. Aseveran que bajo el contexto delincuencial que se vive, esta acción solo agravará y removerá aún más el sentimiento de que la ciudad aún cuenta con ciertos espacios seguros.

Mientras que las personas que toman una postura a favor de la propuesta de Álvarez argumentan que no se oponen, siempre que se garantice y aumente la seguridad de los visitantes.

Hay quienes se muestran a favor porque lo ven como un respiro y liberación de las anteriores administraciones. “Está bien que lo abran, siempre y cuando se dé prioridad a la seguridad de sus visitantes”, señala Xavier Zurita, líder comunitario de Barrio Garay.

Niños rescatados

La policía detiene a los padres de cuatro menores que pedían caridad en el Malecón

Leer más

Marcelo Espinoza, morador de la Martha de Roldós, también está a favor de retirar el enrejado. “Tanto barrote que no deja apreciar el Malecón, está bien que se quite todo eso. Abrir en su totalidad los espacios está bien y siempre debería ser la consigna”, considera Espinoza. También lo ve como “una liberación espiritual del Partido Social Cristiano”.

Sin embargo, Nelson Navarrete, quien habita la ciudadela Ferroviaria, considera que "esto solo incentivará a que volvamos a vivir en los 80, los comerciantes se tomarán los espacios públicos, y ahora con la inseguridad nos dejarán aún más desprotegidos a quienes vamos a visitar este espacio”, reflexiona.

Postura con la que concuerda Ivonne García, habitante de la ciudadela 9 de Octubre. “Pienso que eso es algo que debe ser muy analizado porque encierra más cosas negativas que positivas. Si no se ponen más guardias, se dejará a los guayaquileños vulnerables ante la delincuencia común”, dice preocupada por esta decisión.

malecon d

Un comerciante informal se trepa las rejas del Malecón 2000 como malabarista

Leer más