El centro sí tiene motores que lo prenden

  Guayaquil

El centro sí tiene motores que lo prenden

Cangrejales, restaurantes y restobares inyectan dinamismo. Dueños piden seguridad, iluminación y que el Municipio los tenga en cuenta 

RECORRIDO NOCTURNO EN (33438330)
Los negocios de comida, restobares y pequeños emprendimientos le dan impulso a este desolador sectorMiguel Canales / EXPRESO

Triste realidad. Pasadas las 18:00 la vida en el centro de Guayaquil se esfuma y da cabida a un ambiente funesto con desperdicios regados en las aceras y el miedo de ser asaltado por alguien que se oculte entre oscuros soportales. Para muestra un botón: los alrededores del parque Centenario que, así como lo ha venido publicando Diario EXPRESO, se apaga y el trabajo sexual se instala ya sea en el día o noche. Da igual.

Pero en medio de ese escenario gris surgen iniciativas por parte de ciudadanos que no quieren que el centro siga ahogándose en silencio, y sacan a flote sus emprendimientos o los fortalecen. Lo hacen solos, pues se lamentan de que el Municipio no gire su mirada a estas propuestas que le han cambiado la cara, en lo posible, a distintos puntos de la zona.

Por ejemplo, en la calle Los Ríos, donde la prostitución también se hace presente, hay un tramo de cinco cuadras en el que ese panorama cambia. Desde la intersección de Sucre hasta la Ayacucho, la rumba se enciende desde la tarde y se fusiona con el potente aroma de cangrejos que hierven en voluminosas ollas.

RECORRIDO NOCTURNO EN (33438324)
Dinamismo. Diferentes personas acuden al centro para tener ocio.Miguel Canales / Expreso

Allí hay más de diez cangrejales que le dan color a la noche, pero también hay puestos que ofrecen platillos como corvina frita, arroz marinero y hasta ceviches, “para los que vienen después de la farra”, bromean los trabajadores que llaman la atención de los conductores alzando sus brazos con las cartillas de menús y voceando los combos, que van desde los 10 hasta los 30 dólares.

Nos falta más seguridad, mejoras en el tema de vialidad para tener un mayor despegue. Mi local atendía hasta tarde, pero nos toca encerrarnos.

Carmen López, dueña de un restaurante

La escena es pintoresca. En una esquina, asimismo, sobresale uno de los propietarios que sumerge a los crustáceos en una tina y los lava con cepillos, mientras que en otra figuran decenas de atados junto a fogones ardientes. Y a escasos metros están los comensales que sueltan sus risas mientras rompen los carapachos y acompañan la jornada con heladas cervezas o gaseosas.

Food Truck, en la ave (33418715)

La reactivación rueda en el food truck

Leer más

Hay negocios que tienen años y otros que surgieron en pandemia como es el caso de Heczuly Cordero, quien lo abrió junto a su hermana hace apenas siete semanas. Ella dice que emprender no ha sido una tarea sencilla y ahora le agrada observar que entre sus compañeros hacen fuerzas para darle dinamismo a la arteria.

“Aquí nos apoyamos entre todos, ya que se nos hizo difícil levantarnos después de tantas restricciones y sacar los permisos. No nos queda de otra que buscar la forma de reactivarse”, comenta la joven, al recordar las deudas de la autoridad en esta popular zona: erradicar la prostitución, la regeneración urbana y más seguridad.

Cordero lo expresa con un tono de enojo y no es para menos, pues precisamente la luminaria que está fuera de su negocio está apagada. “Eso significa que mañana debo comprar un reflector para que la gente pueda ver mi puesto”, se queja mientras señala que metros más adelante se ha desprendido un pedazo de una jardinera de la acera.

Otro ingrediente que hace que la zona reviva es la música. A pocos pasos de su local resalta un cantante que, por la vida que ha cogido el sitio, aterriza con un parlante y micrófono para ganarse unas monedas interpretando la pegajosa salsa. Y lo demuestra: “Sé que tú no quieres que yo a ti te quiera, siempre tú me esquivas de alguna manera. Si te busco por aquí, me sales por allá, lo único que yo quiero, no me hagas sufrir más ¡ahora!”, entona mientras los que están en las mesas también tararean el clásico ‘Llorarás’ de Óscar de León.

RECORRIDO NOCTURNO EN (33438339)
Platillo. El chulipollo gusta en la intersección de Alcedo y Los Ríos.Miguel Canales / Expreso

En otro punto, en la calle Alcedo, acuden familias que no quieren perder la tradición de saborear el ‘chulipollo’. ¿De qué se trata? La respuesta la da Marisol Ramírez, administradora del restaurante Carmita, local que nació en el mercado José Mascote, en 1978, y que atendía hasta las 05:00.

“Es un plato que lleva arroz, menestra, puré, chuleta y el pollo. Es una bandera que tiene muchos años y a la gente le encanta”, detalla la mujer, quien también critica que las acciones de la autoridad en cuanto al rescate del centro, sean nulas y por el tema de inseguridad (cuyo combate es competencia del Gobierno Nacional) solo atiende hasta la medianoche. “Todos por aquí nos quedamos hasta esa hora por el peligro. Una vez que cerramos, alrededor también lo hacen”, relata.

portales a oscuras

El Municipio de Guayaquil notifica a 90 predios para que iluminen sus portales

Leer más

Mientras que en la calle Noguchi, en el tramo de Cuenca hasta Pedro Vicente Maldonado, al menos cinco restobares han convertido el sitio en una pequeña zona rosa, donde sus negocios lucen equipados con múltiples bombillas, plantas artificiales y afuera incluso hay pequeñas carretillas donde se despachan hamburguesas o papas fritas, bandejitas...

Un panorama similar se evidencia en Luque entre 6 de Marzo y Lorenzo de Garaicoa, donde los bares que ahí se levantan buscan captar más clientela, pero la oscuridad de los alrededores lo complica. “El centro se muere porque solo está destinado para el negocio que, a las 18:00, se alza. La misma 9 de Octubre no tiene tanta novedad, pues los locales cierran al caer la noche”, cuenta la ciudadana Gabriela Torres.

Es una pena que llegue la noche y el centro tenga que apagarse. Hay formas para darle más vida. No solo se debe mirar al malecón, hay que apostarle a todo el sector.

Ruth Gavilanez, ciudadana

Un comentario similar dio la experta en planificación urbana, Rosa Edith Rada, en un reportaje anterior de este Diario, en el que explicó que una de las razones por las que el centro muere es debido a que los edificios han sido convertidos en bodegas. “Lamentablemente no se revitalizó nuestro centro porque no le interesó al Municipio”, señaló.

Para cambiar esta situación, Dennis Maroto, experta en Turismo, magíster en Planificación y Gestión de Proyectos Agroturísticos, manifiesta que el Municipio porteño debe generar más acercamientos, de la mano de una planificación, con todos los establecimientos de alimentación, ocio e incluso los culturales. Es decir que el abanico se expanda. “Carteleras inclusivas con eventos no solo masivos sino que les permitan generar propuestas propias e innovadoras y que atraigan al local y al extranjero”, agrega la también presidenta de la Fundación AndarEq.

23062021 MERCADO DEL  (33409356)

Urbanistas: "Se debe rescatar la memoria del mercado y la zona céntrica"

Leer más

Aunque los negocios se esmeran por alzar vuelo por sí mismo, otro punto que ha despuntado en la ciudad es la calle Panamá, pero al menos así se evidencia solo en la mañana y tarde. Es por esto que los residentes aledaños sugieren a la autoridad un plan integral para que potencien las opciones de negocios a lo largo del día y así poder erradicar la falta de vida en el centro, zona que sí tiene motores que la encienden.

RECORRIDO NOCTURNO EN (33438336)
Música. Cantantes también le dan vida a la jornada.Miguel Canales / Expreso