Guayaquil

La celebración pesó más que el cuidado

Moradores manifestaron que el incumplimiento primó en el Día del Padre

GENTE
Situación. Algunas personas estaban reunidas sin la distancia necesaria y sin mascarillas.Jimmy Negrete / EXPRESO

Que el Día del Padre fue más celebrado que el Día de la Madre. A esa conclusión llegaron la mayoría de habitantes de ciudadelas y barrios de Guayaquil, quienes coincidieron, además, que la “fiesta” inició la noche del sábado 20 de junio y que se extendió hasta la tarde de hoy.

PERSONAS HACEN FILA

Familias ingresaron a cementerio pese a la prohibición de visitas a los difuntos

Leer más

En las redes sociales, decenas de usuarios compartieron sus denuncias de reuniones de personas sin las debidas protecciones establecidas. Los escándalos también fueron los protagonistas de la jornada.

“Uno hace lo que más puede por protegerse, pero hay vecinos que, como no escuchan los casos de fallecidos como antes, aprovechan para relajarse y no es así”, se quejó María Luisa Hidalgo, residente de la ciudadela Florida Norte. Ella añadió que en su vecindario los encuentros acompañados de música alta siguieron hasta altas horas de la noche.

EXPRESO realizó un recorrido la mañana de este domingo 21, y constató que continuaban aquellas escenas de familiares o amigos reunidos en los portales o en la vía pública. Algunos irrespetaron la distancia y no utilizaron las mascarillas. Y es que parece que las personas se adelantaron a un eventual semáforo verde.

  • Alertas. 126 emergencias por escándalos en espacio público en Guayaquil se contabilizaron en el sistema del ECU-911, desde las 21:00 hasta las 23:00 del sábado 20. En ese mismo horario, 83 escándalos se registraron en el espacio privado, mientas que en el mismo lapso, 15 fiestas fueron alertadas.

Así lo reconoció Lenín Mora, trabajador de un taller situado en la calle Cuenca, en el sur. Él sostiene que el relajamiento de las personas se origina por la falta de control por parte de las autoridades, y teme que haya un repunte de casos positivos en la ciudad. “Eso sería lamentable, luego de ver que la ciudad quiere recuperarse”, señaló.

Día del Padre

Paternidad en cuatro relatos de la pandemia

Leer más

En otro sector, en las calles Brasil y Carchi, en el sur, hubo más de una celebración. Allí, Érika Infante y sus dos hermanos sorprendieron a su padre de 66 años de edad, con una serenata. Mientras que al frente de su vivienda, un grupo de moradores tomaba bebidas alcohólicas al son de las emblemáticas rancheras.

MARIACHIS EN HOMENAJE
Afecto. En esta fecha diversos hijos también le rindieron homenajes a sus padres con serenatas.Amelia Andrade / Expreso

Mientras que un escenario más calmado se vivió en los sectores del norte de la ciudad.

bar cerrado

Centros de diversión agonizantes

Leer más

Pero no en todos. En sitios como la vía a la costa, la ciudadela Las Cumbres, usuarios reportaban en Twitter fiestas y reuniones que también se habían dado desde el sábado de noche.

“Es como que la gente ha olvidado lo que sucedió en marzo y abril, como que quieren volver a la misma situación y que más gente se enferme y muera”, señaló indignada Jenny Moreira, residente del sector de Los Ceibos.

También se reportaron casos similares en la vía Samborondón. Verónica Coello, por ejemplo, indicó que pese a llamar en reiteradas ocasiones al ECU-911, una fiesta en la ciudadela en la que reside continuó hasta la madrugada. “Vivo en una aldea donde la corrupción y violar las normas es pan de cada día, solo hay que saber “negociar” con la policía”, señaló indignada.

En el cantón Daule también se registraron varias denuncias de fiestas privadas y