El cableado ‘ahorca’ a barrios del sur de Guayaquil

  Guayaquil

El cableado ‘ahorca’ a barrios del sur de Guayaquil

En la Saiba, Villamil y Los Almendros llegan casi hasta el suelo.  Los ‘tallarines’ preocupan por posibles accidentes.  Moradores piden que se revise su estado

CABLES 1
Tallarines. Los cables no solo están en las alturas, sino también al ‘alcance’ de los peatones, que los topan, como ocurre en la Saiba.Alex Lima

Los reclamos llevan meses, aunque algunos creen que tienen años conviviendo con el mismo problema. Y es que el desorden del cableado resulta muy preocupante para los moradores de la Saiba, la Villamil y Los Almendros, ciudadelas del sur porteño.

tallarines Guauyacane

El paisaje de Guayacanes se satura con ‘tallarines’ colgantes

Leer más

“Me da miedo hasta pasar cerca de ahí. Hay cables que están a la altura de mi cabeza, casi como en forma de horca. Realmente es preocupante la situación”, dice incómodo Galo Robalino, morador de la manzana G de la Saiba, refiriéndose al ‘cablerío’ que se forma justo en la avenida Transformación, afuera de la iglesia católica del barrio.

Un problema que en el sitio lleva más de tres meses, asegura, y que cada vez baja a la vía. “Un mes más y capaz que ya llegan al piso, porque ya hay otros que están topando el suelo”, comenta indignado el hombre, quien vive desde hace tres años en el sector.

A esta queja se suma la de Ana de García, residente de la manzana H de la ciudadela Villamil, barrio vecino a la Saiba. Ella reclama porque cada vez quedan más cables sueltos. “Las ocasiones que he suspendido servicios de Internet me dejan los cables ahí a la mitad. Son incapaces de llevarse sus cables, que quedan guindando”, explica al mostrar la parte alta donde es evidente el desorden.

CABLES 2
Mal estado. En Los Almendros, el cableado se llena hasta de monte en la altura.Alex Lima

“Mire nomás (señala) cómo se forman esos ‘tallarines’. Es todo un desastre, es imposible saber qué cable corresponde a cada cosa. Hace unos meses pedí que templaran algunos cables porque estaban ya cayendo y tenía miedo que los carros grandes los arranquen”, menciona la mujer, residente desde hace 23 años en el sector.

gatos

Guayaquil: Un minirrefugio de gatos callejeros

Leer más

Un equipo de EXPRESO que recorrió la zona confirmó lo denunciado. Los transeúntes se alejaban de la vereda y preferían caminar por la calle para evitar tocar los cables que se encontraban en la avenida Transformación, entre la Saiba y la Villamil.

Mientras que en la manzana Q de Los Almendros, unos visitantes miraban asombrados cómo los cables de alta tensión se confundían entre las ramas y el monte que crece en un terreno abandonado. En este punto ya no solo se forman ‘tallarines’, pues “hasta las ramas y las hojas de los árboles se enredan con los cables. Es terrible que esto ya lleve años así y la autoridad competente no haga nada”, manifiesta Magaly Manjarrez.

Cada vez y cuando vienen las empresas y dejan los cables tirados y colgando. Además se forman estos tallarines muy abajo. La gente pasa y puede hasta golpearse.

Ana de García
​residente ciudadela Villamil

La residente pide a la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) tener más control de lo que les compete. Y reponer los que ya están dañados, para así evitar accidentes.

En respuesta a una consulta de este Diario, CNEL asegura que en los próximos días realizará la limpieza y arreglos correspondientes de los daños detectados, aunque también indica que “hay algunos cables que pertenecen a las empresas de telecomunicaciones”, aclara Stephanie Moncayo, directora de comunicación de CNEL.

Los Almendros

Vecinos de Los Almendros: “Nos aterra salir a la calle por temor a que nos roben”

Leer más

La situación también se vuelve crítica para los comerciantes, que temen que ocurran cortocircuitos o accidentes en estas zonas. “No hay mantenimiento ni remplazan los cables que evidentemente ya están desgastados”, reclama Andrés San Miguel, propietario de un restaurante en Los Almendros. “Los de la empresa eléctrica solo asoman por aquí cuando se va la luz, pero de ahí nada más. Debería hacerse un análisis exhaustivo”, sugiere.

Para Carlos Peñaherrera, vecino de la manzana G de la Saiba, se debe modernizar ya todo. “En muchos países, y de hecho en algunas zonas de Guayaquil, ya no utilizan los cables así, todo se hace por el cableado subterráneo. Eso debe empezar a aplicarse también en estos sectores del sur”, propone Peñaherrera.

CABLES 4
Los adultos mayores se quejan por el cableado que cuelga sin ningún uso, en sus calles.Alex Lima