Guayaquil: La avenida que obliga al peatón a torear el peligro

  Guayaquil

Guayaquil: La avenida que obliga al peatón a torear el peligro

Los habitantes dicen que en la acera no hay sitio para el caminante.  En la Mercedes Arzube existen tramos donde queda espacio solo para el poste

Seis cuadras sin vered (7195233)
Obstáculo. Una persona camina en la vía por donde van los carros porque el poste ocupa la estrecha acera de la calle Mercedes Arzube y no hay espacio.Alex Lima

Obstáculos, uno cada cierto tramo, son los que se encuentran en la calle Mercedes Arzube, lo que dificulta la movilidad. La avenida está ubicada cerca de la ciudadela Huancavilca sur y es un drama caminar sobre la acera derecha desde la avenida Ernesto Albán hasta la calle Lucía Porres Marín, denuncian los peatones.

Puerto Santa Ana

La escasez de parqueos en Puerto Santa Ana se recrudece

Leer más

En el sector hay otros tres problemas más, pero el principal, después de la inseguridad, es el inconveniente para la movilidad. Carlos Torres es un adulto mayor que vive en el sector y cuenta que es un peligro que las personas caminen por la vía. “He visto a algunos accidentarse. Han escapado de romperse los huesos”, indicó.

Los moradores contaron que han pasado tantos años con el problema que algunos hasta ven normal usar la vía para caminar por allí.

Seis cuadras sin vered (7195240)
Alcantarillado. En esta foto se ve lo alto que es la acera en un tramo de la calle Mercedes Arzube, además se ve el agua servida desbordada y una bicicleta que circula en contravía.Alex Lima
Otro sectorEl problema de movilidad no se ha solucionado en la avenida Ernesto Albán por las ciudadelas Morejón Almeida y 9 de Octubre.

EXPRESO visitó el sector y pudo confirmar que en toda la esquina hay un taller de carros que no deja espacio para la vereda. Más adelante hay una iglesia, allí sí hay orilla libre para caminar; pero pasando eso las trabas van desde que el bordillo es demasiado alto hasta que los postes y los letreros no permiten el paso, porque estorban o hacen tambalear al caminante.

RECORRIDO DE LA AVENID (7012820)

Guayaquil: La 25 de Julio, la vía que apiña delitos y aterra

Leer más

Patricio Vargas, habitante del sector, señaló que las aceras con trabas los exponen a accidentes cada vez más frecuentas. Ya no son esporádicos, sino que son parte de la cotidianidad, confiesa. “Si vamos por la vía hay riesgo de que nos atropellen y si intentamos ir saltando los obstáculos, nos caemos. Además, existe un tramo donde los bordillos son tan altos, que nos resulta imposible levantar el pie. Es como subir una montaña, no es broma”, manifestó apenado.

Sería bueno que el Municipio arregle esas aceras. Hay postes y hasta letreros que son obstáculos para poder caminar por allí, por eso la mayoría va por la vía de los carros.

Julieta González

Habitante de la ciudadela Huancavilca

Los vecinos aseguran que hace ocho años el Municipio realizó trabajos de regeneración en el lugar y no arreglaron esas manzanas donde cada quién alzó el bordillo a la altura que deseó. “Antes la calle parecía Venecia en invierno, el agua de la lluvia se estancaba y se metía a las casas y por eso cada habitante se defendió como pudo”, contó la residente Lupe López.

En vista de ello y a la falta de un trabajo integral, advierten, resulta imposible además que una persona en silla de ruedas o una mamá empujando el carrito de su bebé llegue a su destino. Tampoco hay rampas. “Lo más seguro, irónicamente, es el asfalto...”, piensan.

He visto a algunos vecinos accidentarse. Es difícil realmente caminar por allí, donde hay acera libre son muy altas y no todos podemos subir el pie para subir a un bordillo tan alto.

Carlos Torres

Habitante de la ciudadela Huancavilca

Sobre este problema, EXPRESO preguntó al Cabildo por qué no se ha solucionado, qué proyectos prevén y en qué tiempo para atender esta necesidad ciudadana, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

En total, son seis manzanas que tienen obstáculos. Otro problema del que están cansados los habitantes es que las aguas servidas se desbordan, formando lagunas en las cunetas y allí ni siquiera en la parte de la acera libre se puede caminar, porque hay que saltar el charco, indicó Maritza Castro, moradora de la zona. “Todo huele mal, no se puede ni desayunar, a veces ni dormir”, advierte.

Seis cuadras sin vered (7195239)
Así son al menos seis manzanas del sector.Alex Lima

Otro problema que se ve es que los carros, motos y bicicletas se meten en contravía y no respetan el disco Pare que, por ejemplo, está en la calle Lucía Porres. Allí hay choques reportados.

Ana Medraño

Habitante de la ciudadela Huancavilca
VENDEDORES INFORMALES (7086168)

La nueva ruta del comercio ambulante

Leer más

Un tercer problema que prevalece en esta arteria es que los carros, motos y bicicletas se meten en contravía; además de que a escasos pasos de la calle Lucía Porres Marín los automotores no respetan el disco Pare y más de un siniestro ha ocurrido.

A todo esto se suman los problemas de convivencia. “Es común que algunos ciudadanos suban el volumen de sus parlantes a un nivel que despierta a todo el barrio. Aquí llamamos a la Policía decenas de veces por ese problema, pero no llegan. Y es que son tantos los problemas y robos, que ese termina siendo la última de sus preocupaciones”, señaló Nancy Alvarado, habitante del sector.